domingo, 22 de octubre de 2006

DANTE IL CRIATORE

Mi peluquero es gay y se llama Dante. Como su nombre es divino y castigador, es como el Rossi de las tijeras, IL CRIATORE, le llamo. Le temo como un nublado y es de las pocas personas que me imponen respeto, es que me veo condenada a dejar mi cabeza entre sus manos porque es el único que da con mi estilo. Cada visita me supone aguantar su sinfín de reproches, habladurías y sobretodo sus problemas con Troy, sí el mismo del gimnasio, (ver mi blog soy vaga) que resulta ser su novio desde hace dos años. Cuando les pillé morreándose, casi me da un ataque de la risa que me entró. Por cierto que los famosos pantalones marca paquete amarillo piolín que me lleva Troy en su trabajo de coach del gimnasio “a cuerpo de rey” son regalo de Dante. También por cierto, como ése tiene unos celos acérrimos, cuando le conté lo bien que le resaltaban el paquete, Dante se puso malo y de ahora en adelante Troy tiene que ir a trabajar con un chándal de felpa (tipo albornoz de tu madre), pobre con lo que suda. Dante es muy loca, y habla con todo el cuerpo, las manos, las caderas, el culo… todo se mueve. Se suele vestir con ropa cara y de marca y siempre a la última. Maldita seas si entras en su peluquería no debidamente accesorizada o mal conjuntada porque su lengua viperina te deja hecha unos zorros. Así que tengo que ir muy mentalizada, o muy necesitada. Este viernes, desde que me levanté, no estaba conforme con mi pelo. Paso de ser un con un poco de laca se arregla a un me lo tengo que cortar ya. Así que nada más terminar mi jornada laboral llamé a la peluquería “Divino corte” que regenta Dante con histerismo y aterrorizando al personal. Sabía que me iba a tener a arrastrar.
- Hola Criatore, necesita imperiosamente tus delicadas manos en mi pelo.
- Anda Crueeeeela, bueno pues según la agenda, te puedo dar cita el martes a las 10.
- No puedo esperar tiene que ser hoy, no lo aguanto. Please.
- Pss, se siente, llama a Maruja a ver si puede recibirte.
Lo sabía, sigue sin perdonar que recién parida me fui a la peluquería de la esquina de mi calle llamada “Marujas” porque la escasa hora y media que me deja la niña entre toma y toma, no me daba tiempo ir a su pelu. (perdón salón de estilismo capilar). En “Marujas”, salí con un casco porque la mujer no corta mal pero impepinablemente sales con el pelo en forma de casco. Todo abombado.
- Por faaaaaaa, Criatore sabes que sin tu arte, mi autoestima bajará a niveles bajo cero, y mi mal humor lo pagará mi niña.
- A Eva ni tocarla, vale pásate antes de las 19h, que viene Troy a recogerme.
Lo sabía que funcionaría, Dante siente pasión por mi hija y es recíproco.”Tu hija es divina no parece tuya”. A veces pienso que la razón es que tienen la misma edad mental, les gustan la misma ropa (sobre todo lo brillante), tienen el mismo gusto musical, a saber las divinas; la J-Lo, la Madonna y sobre todo los dos se derritan por Iker Casillas. Como dice Dante es verle y se me inflan los huevos. Prefiero no saber lo que dice mi hija.
- Mentiroso Pelayo no cierra antes de las 21h.
Siempre sospeché que Troy no era su verdadero nombre pero cuando a base de chantajes conseguí que Dante me chivará que Don Músculo se llama así porque es de Mieres Asturias Patria querida (olé Alonso), casi me echó de la pelu por el escándalo que mi ataque de risa provocó.
- No le llames así, te espero hasta las 19h ni un minuto más.
Así que metí el turbo a mi Kangoo, y me fui al centro comercial. En el camino casi atropellé a un anciano con perro. Es que no se les ve, siempre van vestidos de marrón o grises, sigo preguntándome porque Trafico no obliga a los ancianos en ponerse traje reflectante por las noches. Llegué a las 18h 50’ y busque un sitio fuera, otra tontería mía ¿porque no fui al parking? Es que el parking lo asimilo con compras en el hiper y me empeño aparcar fuera si voy de compras guays o a la pelu. Digo yo que para marcar las diferencias entre lo terrenal y lo divino. Craso error no había sitio así que cuando llegué eran las 19h 01. Dante me esperaba con el cierre en la boca.
- Chica, lo que llevas, es horroso ¿viene de los chinos o del mercadillo de Vallecas, no te favorece nada, además has engordado, cuidadín que a la edad que tienes, esas cosas no perdonan. ¿No te han dicho que la mejor dieta es comprarse una talla más? Claro eso te paso por no hacerle caso a mi Troy que te dejaría el cuerpo de los 15 años. Has llegado tarde. Lo siento.
- Hola, yo también te odio y además no quiero ser como a los 15 que no tenía ni tetas, locaza ¿puedo pasar?
- Claro que no, te dije que me iba. Vuelve mañana que te haré un hueco. ¡qué inmensa es mi bondad! Si quieres me puedes invitar a una caña.
Sabía que era innegociable y a esas alturas entre el sudor de la carrera y lo fastidiados que tenía los pies por la botas de tacón casi lo único que quería era ir a casa o tomarme una caña con este ser insufrible, porque en el fondo es una de las personas más entretenida que conozco y siempre te cuenta anécdotas suculentas sobre sus clientes. Así que nos fuimos al Bar de Braulio, ex novio de Dante y nos dedicamos a criticar todo lo que pasaba y adivinar qué tío era gay. Según Dante cual Mauri de Aquí no hay quien viva, todo tipo medianamente bueno es gay. Me volví a casa con un par de pendientes de campanillas, regalo de Dante para E. y media tea. Del corte de pelo ni me acordaba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Pio pio pio

Related Posts with Thumbnails