jueves, 19 de febrero de 2009

CARNAVAL CARNAVAL, ALEGRE CARNAVAL

Asociamos la palabra carnaval con el despipote y la alegría que nos provoca el saber que el invierno se está acabando…porque de eso se trata, el carnaval es ante todo una fiesta carnal antes de los rigores de la primavera y su santísima semana.



Los carnavales más famosos en el mundo son los de Venecia y Río de Janeiro siendo uno muy elegante casi misterioso con esas máscaras y capas de terciopelo que se funden en la bruma de los canales y el otro representa el desaforo del país de la samba.


¡Cuántos futbolistas se perdieron en su comparsa desoyendo los gritos indignados de sus entrenadores! “Ronaldito bájate ya del carro y haz el favor de quitarle las manos de encima a este travesti vestido de bailarina del Moulin Rouge que luego te chantajean”… pero ni por esas… el volver al suelo patrio en las fiestas de carnavales, tiene que ser el equivalente al volver a Sevilla en Semana Santa… más que una obligación es casi una forma de rendir homenaje a su tierra natal… el sentir terruñesco (palabra que me acabo de inventar pero seguro entendéis) …

es como las pegatinas que ponen I ♥ Bollullos de Calatrava de la Mitación de la Cruz…. Nadie sabe dónde coño queda y probablemente es un secarral perdido entre dos autopistas donde Cristo dio las tres veces y viven 4 habitantes todos mayores de 80 en invierno, pero da igual es EL PUEBLO y allí van en caravana todos sus ilustres descendientes de Abril a Octubre…


En nuestra piel de toro y sus provincias de ultramares, los famosísimos Carnavales de Cádiz con sus chirigotas impertinentes sacando lo mejor del gracejo andaluz y las murgas canarias aderezadas por sus reinas de belleza carnavalesca, luego se apuntarán a Miss España y/o Supermodelo 2000 no sé cuánto… son ambos el mayor exponente de la fiestas en honor a Don Carnal… pero hay mucho más por todo el territorio nacional, el peropalo extremeño y la endiablada de Almonacid del Marquesado en Cuenca… entre tantos ejemplos que os invito a comunicarme.


En mi último año de bachillerato tuve que hace un trabajo sobre este tema… “Carnavales y fiestas populares en España” fue cuando descubrí lo de tirar las cabras desde el campanario y lo de los toros embolados.


No creáis que me quedé extrañada porque en mi pueblo hacían carreras con vacas ciegas (vamos con los ojos vendados), el juego consiste en asustarlas para que vayan en manada hacia su establo y había que ver los trompazos que se daban los pobres animales… total un pueblo es un pueblo da igual donde lo pongas… eso sí jamás pondría una pegatina declarando mi amor hacia sus calles en la parte trasera de mi coche… Qué falta glamour por dios…


Vaaale, admito tener una del GRAN CAN.., sí esa del perro típico canario… es la ventaja de ser una expatriada, puedo poner mi pueblo donde me da la gana y decidí que para llegar a él tenía que coger un avión… y no pegarme el atasco.


Pero a lo que iba, hay que ver lo que me enrollo… en mi país también festejamos los carnavales y a tope… corre la cerveza a raudales y acabamos todos presos de la locura colectiva carnavalesca, no hace falta samba para calentarnos… un problema del carnaval por cierto; en mi tierra febrero es un mes muy frío y para aguantar el tipo debajo del disfraz de los chinos, confeccionado con una tela de calidad casi transparente, no tenemos más remedio que acudir al alcohol… el más grande que está hasta reconocido por la UNESCO… o sea que es tradicional como la muralla de Ávila, se llama el Carnaval de Binche… una ciudad enana perdida en la parte Valona del país en un provincia de la cual servidora es oriunda (hay que ver qué palabras que uso), durante años confundí oriundo con horrendo y me hartaba de decirles al personal que yo no era la horrorosa de Bélgica… ante el estupor y la risa general.



Bref… lo cierto es que en vez de reinas, bikinis de lentejuelas, y murgas delirantes, la vedette del desfile se llama Gilles y va vestido con unos pantalones de tela como la de los sacos de patatas, adornados con unos leones rojos y negros y retenido a la panza con un bonito cinturón de cencerros, calza unos zuecos y para coronarle una especie de cofia aderezada de plumas…. los días que no lleva las plumas, que se reservan para el día grande o sea el Martes que apodamos el grasiento por ser el último antes de la cuaresma… lleva una mascara blanca con ojos verdes que da medio… vamos que no tiene ni una pizca de gracia… otra razón por la cual después del primer desfile nos dedicamos a lo nuestro que es emborracharse… y mirar pasar las carrozas que sí son un poco como las fallas siempre satíricas… porque es un privilegio del Carnaval, eso de poder burlarse de todo y de todos, eso y la democracia dudo mucho que en Venezuela en caso de que haya una fiesta de Carnaval, se pueda presentar un monigote de Hugo I pisando el libro de la constitución de su país por poner un ejemplo….


Hubo un tiempo, mucho antes que los del norte vengan a colonizar sus playas, en el cual los Españoles se dedicaron a hacer turismo por el mundo entero…


En su Imperio nunca se ponía el sol… en pleno siglo XVI, Carlos y su hijo Felipe se dedicaron a recorrer sus tierras… Verano del 1541


- Hijo que digo yo... qué calorazo que hace, yo no lo aguanto más, me mata la gota, porqué no vamos a dar un garbeo por nuestros países bajos… que me axifio

- Jooooo papaaaaaaa… es que me mareo en el carruaje… al pasar los Pirineos hay unas curvas que no las aguanto sin echar la pota cada dos minutos… paso

- Pero hijo mío… te pegaremos perejil en el pecho…

- Na, no quiero…

- Si allí conozco a una prima lejana, nuestra María de Hungría que monta unas fiestas que te cagas, juglares, menestrales… de to

- Ya pero yo me aburro

- Joder niño qué serio que eres…

- Por qué no vamos en la sierra de Madrid, hay un lugar llamado EL Escorial más tranquilo, allí fijo descansaremos

- Lo dirás por ti, ni hablar además es un compromiso familiar y tu te callas que mando yo…

- De momento querido padre, haber empezado por allí si hay que ir se va…

- Qué cumplidor que eres hijo ,llegarás lejos…


Y allí que se fueron con toda la corte que también se quería refrescar, la señora de Binche era una cachonda mental… y quería enseñarles que en los países bajos también la sabían montar… les organizó un fiestorro de una semana, banquetes, fuegos artificiales, juglares, justas vamos todo completito… hasta tuvo la graciosa idea de que sus súbditos se disfracen de incas en honor a Pizarro y sus conquistas… plumas y colores… un existazo en los periódicos de sociedad de aquel entonces…Mas bravas que las fiestas de Bains" eso dijeron los Patiños y Mariñas de entonces y por lo visto se convirtió en un refrán español… huelga decir que yo jamás lo escuché no sé si vosotros…. ¿Elly? tu que eres la reina del refranero


Los habitantes se entusiasmaron tanto con su disfraz de salvajes que decidieron repetirlo en sus fiestas de Cuaresma y dicen los alegados a esa teoría que la palabra Gilles viene del apellido Gil tan extendido entre los españoles y que el hecho de que tiren naranjas en vez de confetis o caramelos también es un claro guiño de ojo a su pasada Hispanidad.


En fin que no sé hasta qué punto esa historia es verídica pero la encuentro cuanto menos interesante. Haya crisis o no, este años los Gilles volverán a desfilar, espantarán al general invierno al son de sus golpes de zuecos y sus cencerros… como en todo el mundo, los carnavales son una excusa para ser otra persona, olvidarse de lo cotidiano, festejar una noche de San Juan en pleno invierno y de eso se trata… pasarlo bien…hacer el tonto sin complejo debajo de una máscara absurda… tomarse a risa lo más serio… ver a tu retoño tiritando de frío bajo el disfraz de PIPI y escucharle cantar a pleno pulmón.. y con él volver a ser niño...


CARNAVAL CARNAVAL ALEGRE CANARVAL, TODOS DISFRAZADOS BAILAMOS ANIMADOS…



- FELIZ CANARVAL A TODOS - CONTADME CÓMO LO PASÁIS EN VUESTRO PUEBLO
yo admito que el Carnaval no es lo fiesta que más me gusta, sobretodo desde que vivo en Madrid.. es como San Valentín son fiestas prescindibles

18 comentarios:

  1. Muy simpática tu recreación de la historia, pero lo mejor es la anotación de las vacas ciegas. Por un momento pensé que les arrancábais los ojos antes de soltarlas (no, no te asustes, cosas peores se han visto). Un biko.
    P.D.: No me gusta el Carnaval, llevo dos horas haciendo filloas.

    ResponderEliminar
  2. Ay Cru... me gustan las fiestas, mucho, todas, y celebro lo que haya que celebrar, mucho, todo, vamos, que soy un pendón desorejado, pero no me gusta el carnaval... solo sus tostadas.

    Me ha encantado lo que nos has contado, y ya decia yo que habíamos hecho historia los Giles... jajajajjaa

    ResponderEliminar
  3. Yo de los carnavales me quedo con las torrijas. Ya lo siento, pero no soy carnavalera, nunca me ha gustado disfrazarme en carnavales..........sosa que es una...y no tengo nada especial que contar sobre esta fiesta, no participo nada, la verdad.

    La historia que nos has contado es muy interesante, como nos culturizas además de divertirnos!!

    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Hola Pinkocha

    Lo de las vacas ciegas nooooo no les quitábamos los ojos pero vamos que seguro que hubiese surgido un espontáneo dispuesto a hacerlo porque en mi pueblo son brutos de los de verdad...

    A mi tampoco me fascina el carnaval aquí en Madrid es más ni lo festejo pero sí que me gustaría ver el de Venecia y con tal de ir a Río cualquier excusa es buena

    Besooos

    ResponderEliminar
  5. Mel

    Pues lo dicho antes a Pinkocha a mi tampoco es la fiesta que más me gusta pero sí que tengo recuerdos de curdas memorables en honor a Don Carnal. la verdad que es desfile en sí es como todo o eres un fanático o pasas al segundo Gille

    Pues sí hija Los Giles sois valéis para presidente del Atleti o para montar carnavales norteños...

    Vivan los giles
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Cris

    A mi lo de disfrazarme siempre me apasionó bufff era mi mejor juego y en Carnaval con la tradición que había en mi pueblo pues era como los reyes... un carnaval un disfraz nuevo... tenía de brujas, de Arlequín, de PIpi, de Colombina alias la novio del Arlequín y como me los hacían mi tía era maravillosos la verdad
    Ahora en Madrid la verdad que ni fu ni fa pero supongo que porque estoy sola si hubiese una comparsa me apunto...

    Besos

    ResponderEliminar
  7. yo no soy muy carnavalera, pero me gustan las tradiciones así que muy interesante, me has hecho acordarme de cuando en el cole disfrazábamos a una sardina para luego enterrarla, de lo mas exótico!
    y la confusión de oriundo y horrendo es buenísima, en fin Cruela que me haces reir . Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Muy bueno el post Cruela!!!

    A ver yo reconozco q los carnavales de mi Forti son muy, como decirlo, poquica cosa, pero yo si q me visto y salgo por el pasacalles con mi comparsa, este año toca "funcionarios", yo voy de poli jajaja

    Pero despues de desfilar toooooooooodos, aunque no hayan salido en el pasacalles (se compran otro disfráz) nos vamos a un pueblo cerca de mi Forti, donde los carnavales, son carnavales!!!(lo dijo aquí, pero si alguno de ellos me pregunta, lo negaré y diré q son horroros jajaja)

    Pues eso es lo q hago en carnavales yo, a parte del botellón claro jajaja!!!

    Besicos.

    ResponderEliminar
  9. A mí antes el Carnaval me gustaba, me creía mi disfraz y todo y era la reina de la pista!! Pero desde que me entró la vergüenza (allá por los 28) ya no me disfrazo. Encima aquí hace siempre un frío que pela (cuando no llueve), hay que vestirse de oso polar para no pasar frío en la calle pero luego en los bares te achicharras….Ufff, definitivamente, paso.

    En Gipuzkoa el carnaval más famoso es el de Tolosa, es una fiesta muy popular, nada de disfraces glamourosos sino que cada uno se apaña lo que tiene en casa, se trata de pasarlo bien. Eso sí, hay algunos profesionales carnavaleros que preparan su traje de un año para otro y todo el pueblo está esperando a ver qué han preparado
    ese año.

    Besosss

    ResponderEliminar
  10. yo no me disfrazaré pero me quedo con la parte divertida...beber un poco más de la cuenta!!!!!jajaja
    y es que...qué sería de una fiesta sin alcohol?¿?¿

    Lo único que recuerdo de carnaval es el frío que hace en la calle y el calor que pasas en los bares, así que en eso coincido con Perla Negra.

    un beso, pandora.

    ResponderEliminar
  11. Oye pues en tu pueblo seriais blegas pero a brutos no os ganaba nadie, pobres vacas!!!. Yo no suelo celebrar el carnaval, lo úlco que veo en la tele son los de Cadiz, que los ponen por la tele en Canal Sur y la verdad hay unas chirigotas buenisimas , te hartas de reir, pero nunca he ido, y hace años que no me disfrazo, yo, he de confesarlo, soy mas de semana santa, pero ya se sabe, detrás de Don Carnal viene doña cuaresma y en primavera semana santa.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  12. Ya llevaba mucho sin comentar,no sin leerte,no estaba el horno para bollos. Pero en este si me tendre que implicar.

    Soy y estoy en mi tierra Cádiz.
    Desde pequeño me dormía a los pies de la cama de mi padre oyendo chirigostas y comparsas hasta las tantas de la madrugada,en el cole compartía las mismas canciones con mis compañeros aficionados y de mayor participe en muchas ocasiones y en casi todos los tipos de agrupaciones. SOY CARNAVALERO.

    Cuando me fuí al pueblo recuerdo los carnavales que alli se celebraban, DE PUEBLO. El domingo de piñata pues se rompían piñatas...en ellas encerraban ademas de golosinas y juguetillos baratos...( Alma de pueblo) Ratas, culebras ,gatos etc...que podeis imaginar lo que resultaba cuando apaleados por el tonto de turno salian rabiosos de su encierro y eran pateados y desangrados una glamour y una cultura exquisita.

    Comencé a introducir mi poca culturilla con romanceros y chirigotas que se empezaron a reproducir y llegaron a exponerse en un teatro,pequeño pero digno,en vez de las barbaridades a que acostumbraban.

    El pasado año ( Como ya os conte)obtuve el reconocimiento de ser jurado en el concurso que siempre fue famoso.

    Por lo demas ya sabeis que tambien soy GIL, de apellido, tambien desconocia nuestra fama en aquellos paises bajos...pero ya ves,sorpresas te da la vida.

    Hoy olvido y recuerdo y entre la desolación me queda una pizca de humor e ironía para tomarme la vida como una broma.

    Me gusta reirme y fornicar...parece que el carnaval es propicio para estas dos labores,mas la primera, asi que si que si me gusta el carnaval, desde luego infinitamente mas que la cuaresma.

    Esperemos que pronto mi espiritu se serene y vuelva a ser el humorista satírico que siempre fuí.

    Ahhh y gracias por tu entrega virtual...ya se que escribo desagradable ahora pero...asi es la vida Un beso.

    ResponderEliminar
  13. Yo siempre me quedo al margen de los carnavales, esque no me gustan nada... un año fui sin disfrazarme y lo que hice fue pillarme una cogorza bien maja...

    Besos

    ResponderEliminar
  14. Es mi fiesta favorita, la empiezo mañana y no paro hasta la semana que viene, que aqui tambien se celebra el carnaval pequeño. Os haré un album con todos mis disfraces... este año iré o de vagabunda o de niña tonta, no se... lo de niña ya lo llevo, me falta la tonta (shhhhh)

    ResponderEliminar
  15. Cruuuuuuu!!!!!!!

    Aquí otra carnavalera!!!! menudo finde he pasado!!! Estoy tan cansada que parece que me hayan dado una buena paliza... es que la edad no perdona y eso de pasar la noche bebiendo y bailando me deja completamente chafada, pero me lo paso tan biennnnnnnnnnnnnnnnnn!

    En mi familia es tradición disfrazarse, todos menos mi padre. Mi madre siempre nos ha disfrazado desde bebitos y ella misma nos hacía los disfraces, así que lo vivimos mucho.

    Nuestra princesita desfiló el sábado y el domingo en una comparsa, así que llevamos bastantes días preparando todo.

    El próximo finde seguimos con los carnavales, en mi pueblo siempre se celebra una semana después, así que el sábado repetimos, pero sólo durante el día.

    Tremendo lo de las vacas ciegas...

    Petonets

    ResponderEliminar
  16. Soy de Tenerife, y concretamente La Laguna, muy cerquita de Santa Cruz, así que he vivido el carnaval muy de cerca, y me encanta!!. He sido carnavalera al máximo y también tuve que hacer un trabajo de los caranavales y aprendi mucho al hacerlo, más alla de lo que pueda parecer más típico, que es el disfrazarse y salir a bailar mucho mucho y beber más aún.
    Me encantan las murgas, las comparsas, las rondallas, todo vaya.
    Siempre me he echo mis propios disfraces, y ahora se los hago a mis hijas, este año dos brujillas preciosas.
    Pero también comentar, que no en todas las islas se celebra el carnaval iguel, así en La Palma se celebran los indianos, en el Hierro los carneros, en Lanzarote los diabletes, costumbres típicas que han mantenido y que son muy diferentes al típico disfraz y sal a la calle, ¿me conoces mascarita?

    ResponderEliminar
  17. Mira que me gusta disfrazarme y hacer el tonto, pero con los carnavales no puedo, nunca les pilé yo el punto

    besiños

    ResponderEliminar
  18. Además te doy un premio por ser única y chic, pasa a recogerlo en mi blog.

    Besos

    ResponderEliminar

Pio pio pio

Related Posts with Thumbnails