sábado, 24 de julio de 2010

LA PIN UP QUE LLEVO DENTRO

Hace poco recibí un mail de un señor que dice leerme desde hace años pero que nunca comenta... Ni firmó con su nombre ni su dirección de mail delata su identidad... bueno respeto la decisión aunque admito que siempre me quedo un poco chafada con los anónimos, no sé me gusta llamar las personas por su nombre aunque sea un nick... en fin que cada uno es libre de expresarse como le da la gana, para éso hemos hecho la guerra decía mi abuela...

El Anónimo en cuestión no me dijo nada muy íntimo ni me hizo una proposición indecente - tipo te doy 1.000.000 de euros por una noche contigo (yo con 100.000 ya me lo pensaría) - tampoco ninguna decente - tipo soy editor y me muero por publicarla - sólo me preguntó una cosa: ¿Por qué tú quien eres una mujer de tu tiempo y te declaras poca nostálgica y siempre mirando hacia mañana, tienes esa fijación por las pin ups?.. ¿acaso quisieras ser una?
Como soy así de contestona y tengo respuesta para todo, lo cierto es que pensé "Pues vale, es cierto, quizá debería de analizarlo?... y como el calor de julio no es propicio a la visita de las musas que estarán en la playa revoloteando con sus primas las sirenas -después de haberse tomado sus dosis de Activia, libérate, libérate -, pues pensé que podía ser un post...

Desde siempre me han gustado las pin ups, o mejor dicho su estética y el ambiente que las rodea...
Asimilo las pin ups con un tiempo dorado que me hubiese gustado vivir... evoca a una época brillante que a los ojos de mi niñez era un mundo lleno de optimismo y buen rollo. No me atraen los Estados Unidos en la actualidad, no me gustan su inmensidad y su papel de Sherif del orden mundial, ni su maniqueísmo, ni su neo cristianismo, ni su hipocresía en general... pero sí que hay una época que me ha chiflado de siempre... y son los años 50-60... Los Happy Days, ¿los días felices, os acordáis de esa serie? yo crecí viéndola...


Se trataba de la vida cotidiana de una típica familia americana de Wisconsin, todo enfocado, principalmente, en la vida de sus hijos adolescentes (por cierto, el hijo no era otro que Ron Howard, director en la actualidad de películas muy comerciales como Apolo 13 o Ángeles y demonios, es el pelirrojo de las fotos).. sus aventuras eran muy naifes, facilonas, muy de cualquier serie americana para familias del mundo entero, aún así me chiflaba más el ambiente y la estética. Los coches, las motos, los bares y la ropa de las chicas... Probablemente que si me hubiese tocado ponérmelas no me hubiese gustado tanto pero más que cualquier traje de diseño a mi me hubiese gustado pasearme de esa guisa:

Me encantan esas faldas evasees con talle de avispa y escote respingón.

La moda de los años 50-60 es el reflejo de tiempos mejores, la post guerra superada y la despreocupación, el despunte del consumismo... las mujeres empezaban a asomar su cabeza en el mundo laboral, sus hijas se apuntaban en masa en las universidades... Nadie parecía conocer el sentido de la palabra crisis, el petróleo no se iba a agotar nunca y el dolar aún sea un puñado valía más que cualquier franco, libra y no digo pesetas.
Colores y maquillaje, accesorios y complementos... todo resumía una cierta Joie de vivre... Alegría de vivir...

Los milkshakes siempre parecían más apetecible que nuestros batidos, los coches parecían cohetes a punto de despegar, y el Jukebox segura que sonaba mejor que las gramolas... el rock and roll. el twist, y esos salones de baile donde te ponía tus mejores galas para acabar dándote el lote en el asiento trasero del buga...


Así que cuando más mayor entendí que el pecho, además de un engorro que te obligaba a ponerte un incómodo sostén, era un arma de seducción potente, me puse a investigar y descubrí que a parte del algodón que me compraba mi madre, la ropa interior tenía un montón de proposiciones apetecibles que te hacían lucir de esa misma forma... como se dice en francés estar à croquer... o sea estar para te hinquen los dientes... en una palabra, sumamente deseable..

Me fije pues en las pinups... y desde el primer momento me gustaron porque me identificaba con ellas... ¿Cómo? - estáis pensando?- tú, una mujer liberada, en serio te ves como esas mujeres objeto que posaban para hombres lúbricos que sólo las veían como un trofeo, una meta sexual por conseguir, una imagen para vender productos inútiles ?¿?

¡Cuidado que vienen curvas!

Pues sí,  quizá en un primer momento encarnaban la mujer objeto, pero más allá de esa primera mirada, las pinups son increíblemente poderosas... tan deliciosamente y falsamente ingenua que conseguían que cualquier macho las comiesen de la mano... esas forma de sugerir sin enseñar debía de ser y sigue siéndolo, bajo mi humilde opinión, el erotismo más puro... nada pornográficas, las pinups son la sensualidad reencarnada... son rotundamente curvilineas... sexy hasta la médula.

Así que yo quería ser una de ellas, una chica tan deseable bajo su aspecto inocente que todos los hombres se quisiesen acostar conmigo, pero OJO, como las pinups... se mira pero no se toca... llámenme calientapolla si preferís, yo sólo era una "ingenua aprendiz"....

Él que estaba más que conforme e ilusionado por conocer a la pinup que yo llevaba dentro, era mi primero novio, Marco... muy pronto, después de las primeras emociones en bragas de algodón,empecé a comprarme corpiño, conjuntos con encaje y puntilla.... y M.descubrió encantado que cuanto más mujer me sentía gracias al poder de un sujetador de blonda, más mujer me enseñaba en la cama.. con lo cual cada momento era el adecuado para hacerme un regalito... De hecho acumulé tantas prendas intimas en los cajones de mi mesillas que mi madre empezó a sospechar que yo era o una cleptómana o una fetichista o las dos cosas...

Así que sí adoro a las pinups, adoro a su mundo tan futilmente cándido, su ingenua desfachatez, su seducción tan sutil... quién puede odiar a una pin up?¿ quién no puede perdonar algo a ese ser tan adorable?¿, habría que ser un monstruo para no desearla, ser un marciano para no querer tener a una entre su brazos.

Así que sí, Señor Anónimo, no es que quisiera ser una pin up es que soy una... más mayor, menos inocente, la ingenuidad no cuela ya mucho, por ello escogí esa imagen de Vargas para mi portada, esa pin up rubia sentada mirando de frente, en actitud atenta, dispuesta a escucharte y revelarte sus secretos... parece que ha vivido, está serena y feliz... quiero creer que así me ven a mí también


ésa soy yo, una mujer sexy y ya no tan joven quien, de vez en cuando, recibe la grata visita de la chica de portada que lleva dentro y recuerda que en las rebajas de Women Secret seguro encontrará algo para animarla a salir de su interior...
Así que acudí a mi tienda más cercana para rendirla homenaje... porque yo siempre pico si se trata de pecar mejor... hoy me compré un conjunto monísimo rosa chicle, un poco putón, como de cabaret.. que hará maravilla en mi piel bronceada....

Feliz fin de semana...

17 comentarios:

  1. Me gustan las pin ups, me gusta esa estética, cuerpos de mujer, rotundas, con curvas, mucho más reales que las modelos anoréxicas y con cara de pena (vale que comen, pero ¿porqué no sonríen?).

    Son como mujeres reales, en un momento de fantasía, sonrien, insinuan y raramente enseñan de más.

    Quizás son sólo comprensibles en su entorno social y económico como planteas, pero esta primavera con la presentadora Pilar Rubio, hemos podido comprobar que su encanto puede traspasar fronteras sin necesidad de pasarse tanto como Tita Von Tease.

    Y ¿qué decir de la ropa interior? Un conjunto especial te hace sentir diferente,sexy y provocativa, y eso, siempre viene bien.

    ResponderEliminar
  2. ¡Cruela en todo su esplendor!

    Absolutamente maravillosa

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Adoro esas pin ups, esa estetica entre rompedora y, al tiempo, tan clasica; esa felicidada siemrpe en su rostro y en sus sonrisa sobre todo; siempre a la moda pero de forma feliz, alegre, no esclavizadas....¡tu!, ya lo intuiamos...un fuerte abarzo.

    ResponderEliminar
  4. A mi me encantan, pero más por los bikinis tipo cullote, este año me compré uno absolutamente pin up y lo devolví, ya no tengo cintura de avispa y todavía nos soy consciente de ello, jeje.
    En la intimidad me siento más mediterránea, algodón blanco y chimpún.
    Besos!

    ResponderEliminar
  5. Me ha encantado tu forma de explicarlo!
    nadie puede odiar las pinups´...y todas nos podemos sentir como ellas! esa ingenuidad nada inocente! a mi me encantan!
    besos

    ResponderEliminar
  6. es cierto quien puede odiar una pin ur, me parecen ideales. Tiernas y sensuales al mismo tiempo. Yo tambien llevo una pin up dentro y creeme somos muchas.besos guapa.

    ResponderEliminar
  7. Fenomenal este post, además hemos conocido un poco más de ti, y eso no está nada mal!!! jooo qué calor verdad?
    buena semana besos

    ResponderEliminar
  8. Totalmente de acuerdo. Las pin ups son una muestra del poder de la mujer sobre el hombre, que no al revés. Basta ser un poco lista para saber aprovecharlo. Y de paso reivindico, como Pilar, las mujeres altamente femeninas con curvas rotundas contra la androginia esqueletizante de pasarela (leí ayer en un suplemento que se están reivindicando las modelos de tallas grandes, no hace falta irse al extremo, supongo, pero para encontrar el equilibrio probablemente haya que pasar por él)En cualquier caso ¡Vivan las curvas!

    ResponderEliminar
  9. De hecho acumulé tantas prendas intimas en los cajones de mi mesillas que mi madre empezó a sospechar que yo era o una cleptómana o una fetichista o las dos cosas...

    Y ¿no pensó que lo estabas pasando "salvajemente" bien? ¿?¿?¿?¿?¿?
    jajajajajajaajajajaajajajajaaja
    Amos, no me digas que le encuentras tú a tu E. una mesilla llena de blondas y encajes y no le preguntas ná jajajajaajajajajaajaja

    Fuera de bromas, la estética de las pinups ya no recuerda a una mujer florero, sino a una mujer deseable y segura de sí misma.
    O a mí me lo parece.

    Un besazo Cruela de mis entretelas.
    Elly

    ResponderEliminar
  10. Es cierto lo de las blondas y encajes... debería comprarme más jaja!!
    Me ha encantado tu post.
    Un besito!

    ResponderEliminar
  11. Ay, Crue, qué ataque de nostalgia me ha entrado!
    Cortito, no sea que me vaya a quedar asi, que a mi me gusta tambien el ahora, pero es que YO VIVI esa época, nena, la de las faldas evasé, que debajo llevábamos el cancan todo tieso para que nos quedaran más despegadas.
    Nosotras fuimos las que empezamos a comprarnos ropa interior como la que veíamos en el cine, nada de sostenes ortopédicos de algodón, todo de encaje. Total, entonces apenas tenia que sostener nada...
    Luego las pin ups se subdividían en dos categorías: las que se quedaban en chicas lucidas y modernas sólo en el envase y las que de verdad creíamos saber de qué iba la vaina, o sea las que pensábamos que en adelante la batuta también la llevaríamos nosotras.
    Nosotras fuimos las que empezamos a escoger a los chicos, este no, este tampoco, este puede ser... y a dejarlos si considerábamos que no estaban a nuestra altura de modernez. Yo dejé a uno porque no le gustaba Miguel Hernández y a otro porque no le gustaba que Serrat cantara en catalán.
    Nos parecía que estrenábamos un mundo nuevo y en el fondo, algo de eso había. El mundo ya no volvió a ser igual.
    Las pin ups no sólo tenían otra estética, también otra ética...

    ResponderEliminar
  12. Para mi, lo mejor:
    -Activia, libérate, libérate-.
    Jajajaja. Siempre te las arreglas para hacerme reír. Un beso Cruela! :)

    ResponderEliminar
  13. Me ha encantado el post ! así como tu nueva plantilla, a saber cuantas veces la habrás cambiado en los días que he estado ausente jajaja ... la imágen de la pin up creo que te viene como anillo al dedo.

    Besos !

    ResponderEliminar
  14. me encanta tu articulo ..yo tambiénllevo una pin up dentro..saludos

    ResponderEliminar
  15. ME ENCANTO TU POST!! YO ESOTY ENTRANDO EN EL MUNDO DE LAS PIN UP!! DESDE KE VI.. ME ENCANTOOOO!! DIFICIL KE NO LE GUSTE A UNA!!!
    SALUDOS!!

    ResponderEliminar
  16. hola! me encanta el estilo de esa eepoca, y en noviembre tengo mi cumple de 15, y decearia que me digas (si es qe sabes) como hacer para qe mi salon de fista se vea como de los años 50' 60', ya qe mi cumple va a ser con ese estilo, incluyendo mi vestido qe yo diseñe en rojo, porfavor respondemee, desde ya muchhass graciass.

    ResponderEliminar

Pio pio pio

Related Posts with Thumbnails