lunes, 4 de octubre de 2010

TEMPUS FUGIT

Iba a escribir un post sobre mis momentos culinarios más rubios, pero me temo no va a ser posible...  a veces escuchas cosas tan impactantes que se imponen a ti y no tienes más remedio que olvidarte de lo más superficial para centrarte en lo más profundo... porque las rubias pensamos aún nos cueste un doble esfuerzo, eso sí cuando lo hacemos podemos llegar a ser hasta intensas...

En el suplemento del País de este fin de semana, venía un artículo sobre la rubia por antonomasia, - ¿veis? cómo cuando me pongo hasta utilizo palabras intensas - o sea Marilyn Monroe.... Norma Jean Mortenson y después Baker, ese icono que no aguantaba serlo y se quitó del medio porque sólo quería morirse... resulta que Marylin escribía compulsivamente, lo cual me hace pensar que hoy en día tendría un blog, o sería como la Demi Moore, una adicta al twitter... aunque creo que ella no se pasaría el tiempo colgando fotos suyas medio desnuda cual adolescente en celo, al contrario creo que Marylin se hubiese servido de la web para intentar comunicarse con el mundo exterior... para intentar hacer entender a los demás que, como escribió en sus cuadernos, ella no era una chica feliz pero que podía ser muy divertida..
Probablemente hubiese aprovechado el anonimato del nick para ser Norma Jean, una chica cualquiera, con sus problemas, sus inseguridades, su comeduras de coco... Porque cuando una alcanza un éxito tan rotundo como sus curvas, no se la perdona ser insegura, no se acepta que tenga dudas, que se sienta sola siempre aún en medio de tantas personas que la adoran, se exige que sea brillante... a nadie le gusta una cara triste... para éso están las vecinas con todos los miembros de su familia en paro... Marylin era el champagne francés, olía a Chanel nº5, tenía que tener chispa... no podía ser una cualquiera... pero Norma Jean no había nacido con el don de la felicidad, como si fuese el precio a pagar por tanta belleza. Así que ella escribía siempre... y casi 50 años después de su muerte, esos escritos se publicarán...
Por lo que pude leer en el País, creo que sus palabras dejarán fuera de lugar todas las conspiraciones posibles.. nadie asesinó a Marylin Monroe, ni la mafia, ni los Kennedy's, en todo caso la culpable fue Norma Jean... esa niña que no tuvo infancia, ni padre, ni madre, la niña demasiado guapa a quien casi acusaban de provocar los abusos a los cuales la sometieron, la que se casó a los 16 años y se divorció a los 20...

En la época en la cual yo coleccionaba postales de Marylin - tenía una pared de mi habitación plagada de ellas - conocí a Nathalie.. se le parecía mucho... esos labios carnosos de  muñeca, esa piel blanca, los mismos ojos azules y unas ondas rubias para coronar su rostro perfecto... Admito que la tenía envidia... era la imagen viva de la belleza sin artificio. Donde yo llegaba a Olivia Newton John, ella, además sin proponérselo alcanzaba un mito. Nathalie era buena estudiante aunque siempre daban por hecho de que era tonta... no lo era, no, sólo era distinta, a veces parecía estar ida.. estando sin estar, a veces se quedaba muda y se apartaba, otras su risa se volvía histérica y se volvía el centro de atención del patio. Rara, lunática eran calificativos que nosotras usábamos a menudo para describirla. A mi me molestaba el hecho de que no llegaba nunca a dibujarla del todo, siempre se me escapaba algo de ella... hasta que un día, estando en el aula de estudio la vi muy alterada y me pidió la acompañara al patio para hablar...
Sabía que esas cosas ocurrían pero como siempre, nunca pensé que en mi patio que al final no era tan particular como pensaba yo, esas cosas pasaban... Cuando Nathalie me enseñó las marcas de su espalda no supe qué hacer... ni qué decir... cuando empezó a llorar la abracé y la pedí que por favor denuncie... pero ¿cómo denuncias a tu padre con 15 años?, ¿cómo destrozas un hogar familiar hecho ya pedazos?, ¿cómo poner en evidencia los fallos de tu madre que no supo protegerte?...  ella no denunció y yo dejé de envidiarla...
A los 17 años la emanciparon, y vivía sola en una habitación con baño compartido en el pasillo... de repente potenció su parecido con Marylin... de repente fue la chica más guapa, la más juerguista, la más deseada, la que llamaban "agujero negro"... pero ella se reía siempre creo que por puro desafío, se ahogaba en litros de alcohol que la hacían perder el sentido, muchas veces de forma literal...yo sabía que no era feliz y ella también... dejó los estudios, se casó a los 20... la perdí el rastro para siempre... sólo deseó que no haya acabado como Marylin... aunque tampoco me extrañaría...

¿cómo ser feliz si no te dan las herramientas para serlo?

Así que este fin de semana cuando mi amiga Carmen me contó que A. una compañera de su hija de 14 años está ingresada en un psiquiátrico por haber intentado suicidarse por cuarta vez, me entraron los mismos escalofríos que sentí cuando abracé a Nathalie. 

¿Cómo pudo ser? ¿cómo puede ocurrir que una niña de 14 años ya no tenga ganas de vivir? 

A aparentemente normal, rubia y guapa, la niña que echaban del colegio no por sus notas que solían ser excelentes sino por su mal comportamiento, la que siempre iba vestida con las mejores marcas, la niña a quien regalaron un tatuaje para su cumpleaños.... la niña que jugaba al fútbol y parecía tener las cosas tan claras... sí que las tenía pero jamás pensamos en lo que ella tenía claro... ella quería que su madre la lleve al colegio aún sea de vez en cuando, que la regañase por montarla en clase, que no trabajase tanto, quería salir de casa para no estar con la abuela que tiene alzheimer, para no tener que jugar con su hermanastro de 2 años, ese demonio consentido, no escuchar a su padrastro decirla "de qué vas niña" pero sin jamás escuchar la respuesta de ella, quería dejar de comer pizzas y fritangas... ahora vive en un hospital donde cierran su habitación por fuera, donde la quitaron los piercings y no puede comer chuches, donde su compañera pregunta que si la leche que les dan es desnatada porque la entera son 100 calorías demás, y aún así dice estar mejor allí que en casa...
Su madre destrozada sigue sin entender que su hija no sea feliz si ella le ha dado todo, incluso cariño, pero a veces ni éso es suficiente a veces hace falta querer indagar más a fondo, a veces las hormonas de la adolescencia no son culpables de todo..

Marylin, Nathalie, A. rubias, guapas, inteligentes y desgraciadas... 
Por qué algunos no son capaces de seguir adelante... ¿acaso nacen algunos sin el gen de la felicidad?, por supuesto que no, algunos nacen más frágiles, más sensibles y necesitan más ayuda...
Supongo que tanto Marylin como Nathalie y A, podría haber sido feliz si su infancia lo hubiese sido, y como no existe un actimel para las defensas emocionales, somos nosotros los padres quienes tenemos que armar a nuestros niños... parece psicología barata lo sé, pero yo soy de la teoría de que uno se cría según lo que mama.. Si la madre de Norma Jean la hubiese querido un poco más seguro que Marylin hubiese sido más fuerte y hubiese podido gestionar su éxito sin hacerse tanto daño, si el padre de Nathalie no la hubiese pegado seguro que hubiese llegado a ser periodista o lo que sea ella hubiese querido ser, si A hubiese recibido un poco más de atención en vez de un tatuaje de 180 euros para su cumple quizá hubiese entendido que importaba a su familia... 

Así que yo prometo seguir atenta al comportamiento de mi E, sé que ella no es frágil pero me di cuenta que todos podemos andar en una cuerda floja en algún momento de nuestra vida, y es mejor saber que si caemos tenemos por debajo una red que nos espera para que podamos botar, levantarnos y seguir con nuestra vida.

PD el tatuaje de A pone Tempus Fugit... el tiempo se escapa... a los 14 años; era una señal evidente de que a esa niña el tiempo se le estaba acabando... y aún así nadie la preguntó.

21 comentarios:

  1. Madre mía, Cru, qué post más impactante.
    No dejo de pensar en Nathalie ni en A., ¡qué pena, por dios!

    También pienso que tu E. es fuerte, pero sé que si lo es, porque tú y su padre la han valorado positivamente en todo aquello que hacía bien y siempre habéis estado pendiente de ella. Dejándole su espacio, pero pendientes.

    No dudo que seguiréis haciéndolo y aunque la juventud es inconsciente y el peligro existe para todos los jóvenes sea cual sea su situación familiar, status social, cultural, económico... juegas con una baza importante.
    E. confía mucho en tí.

    Un besazo mi adorada Cruela.
    Elly

    ResponderEliminar
  2. Elly
    ¿impactante verdad?
    Sí a mí me impactó la noticia... y cuando pregunté a mi E, ella me dijo que A siempre la provocó desazón (no lo dijo con esas palabras pero es lo que me transmitió)
    E no era muy amiga de A porque no se ven mucho pero aún así supo intuir mejor que los adultos que A no estaba bien. no sé si podrá salir de allí intacta, lo espero porque el tiempo se escapa es cierto ojalá pueda saber cómo disfrutarlo
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Tu post me ha dejado los pelos de punta.

    Creo que la capacidad de ser feliz es un don, y no todos lo tienen. Es un rasgo del carácter, como la timidez, o el ingenio.
    Pero entre carecer de esa capacidad para ser feliz y sentirse tan desgraciada como las protagonistas de tu entrada, hay una distancia. Esas historias trágicas, esa falta de amor, son las que hacen, no que no se pueda ser feliz, sino que no se pueda dejar de ser desgraciado y que el vivir se haga insoportable.

    Soy bastante nueva en tu blog, pero he seguido toda la historia de amor de tu E. y cómo lo estás gestionando. Creo que una chica que cuenta con ese apoyo por parte de su familia consigue hacer frente a sus problemas y salir adelante, no se hundirá en el camino. Porque ahí estás tú.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Sabes lo que creo?, Cru de mis entretelas...

    Que si los mayores no se dieron cuenta de que A. necesitaba ayuda era porque estaban demasiado 'ocupados' en otras cosas.

    No me digas tú a mí que si tu E. se dió cuenta con poco rozarla, no se daría cuenta su madre, sus abuelos, sus primos, sus tíos...

    Los niños/adolescentes necesitan sus espacio pero también necesitan normas y cariño.

    Bs
    E

    ResponderEliminar
  5. Puff a mi también se me han puesto los pelos de punta, el deber de los padres es seguir siempre el comportamiento de un hijo, ya sabemos que la adolescencia es difícil, pero vamos, como es posible no darse cuenta de que tu própio hijo esté tan mal ?
    En fin, que lo tendré muy presente para cuando me toque pasar esta etapa.

    Ah! muchas gracias por pasarte a celebrar mi cumpleblog, ya sabes que tu blog fue uno de los primeros que me atrapó.

    Besos y feliz semana !

    ResponderEliminar
  6. Que duro y que facilmente se nos escapa el juicio, no quiera el futuro convertirme en la madre de ninguna inicial, porque educar es avanzar con los ojos tapados sobre arenas movedizas, y queriendo sin medida imponer límites, y aún así a veces sale mal.
    La adolescencia es tan hermosa, tan rubia tan sana, tan vital y la vez tan negra, tan cruel, tan triste, tan desesperante, tan solitaria, tan contradictoria.
    A las madres solo nos queda querer y cruzar los dedos, claro que también hay quien cambia tiempo por dinero y éste tambien pasa, queda menos elegante, pero la pasta quema en la mano.

    Ánimo Cruela, seguro que E. sale a madre.

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Riahnon

    Muy bien dicho... lo peor es no poder dejar de ser desgraciada... algunos nacen más frágiles,y si encima nadie les ayuda acaban convencidos que en esta vida, ellos no tienen lugar...
    hago lo que puedo, para mí educar es improvisar pero también estar al loro siempre
    Gracias por comentarme
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Elly

    Es claramente uno de los reproches que hacía la niña a su madre cuando le decía que quería una madre como lacarmela mi amiga... una pesada de esas que te obligan a comer lentejas..
    pero en ese caso a la niña le daban todo lo que quería... supuestamente
    Todos fallaron está claro
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Beth...
    No todos los adolescentes acabarán pensando en el suicidio por mucho de que se sientan desgraciados... en ese preciso caso, A arrastra problemas más graves, separación, padre poco presente, nueva maternidad de la madre, abuela en casa con alzheimer, vamos que la niña no vive en un entorno ideal... pero aún así, a veces los adultos nos refugiamos en nuestro trabajo para no ver lo que hay en casa...
    en fin que es tan difícil opinar
    besos

    ResponderEliminar
  10. Pilar

    Fíjate que encima lo que quería A. por encima de todo es que la hagan caso... algún castigo, algo que la haga pensar que la tomaban en cuenta...
    Sé que mi E está relativamente a salvo de ello porque tiene mucha confianza en ella misma y porque estamos detrás por si la falla, pero aún así jamás te puede confiar...
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Lo que es cierto es que hay personas que nacen con una "sensibilidad" por asi llamarlo especial, si a eso lo añadimos factores coyunturales negativos (falta de padres o de antención de estos, abusos...)pues esas personas se encierran en una depresión que no lleva a buen puerto, da igual si por fuera son guapisimas porque su interior es triste. Lamento lo de Natalie y lo de la otra chica, desgraciadamente hay muchas personas así, yo estoy segura que tu E, no esta en ese grupo, simplemente porque su madre esta ahi (en todos los sentidos)
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Yo creo que a veces confundimos términos, y decimos 'felicidad' cuando pretendemos decir 'paz interna'. Porque yo pienso que eso es más importante que la felicidad: la paz con uno mismo.

    ResponderEliminar
  13. Escalofriante. Mi admiración por mi rubia favorita me llevó a empaparme de su biografía. Desde aquel momento la sentí más cercana, más humana, más mía que nunca. Su vida fue una mierda, casi de principio a fin, no sé cómo era capaz de levantarse cada mañana y poner esa sonrisa que hace que me plantee mi sexualidad. Y me pregunto, ¿qué mundo estamos construyendo? Porque, hace unos meses, mi sobrina, la niña de mis ojos, me dijo algo que me dejó sin palabras: "tía, es increíble lo bien que me lo paso con vosotros y sin gastar nada de dinero". Atención, cariño, amor, juegos, escucha... y sí, armar a nuestros pequeños con las herramientas necesarias para que construyan su propia felicidad, no comprársela.
    Me he quedado helada. Un beso

    ResponderEliminar
  14. Que fuerte la verdad...
    me ha dejado muy impactada el post en general..y desde luego que muy normal no es lo del tatuaje.
    A la muchacha sólo le faltó poner carteles y anuncios en televisión para que su familia se diera cuenta...

    madrecita..

    ResponderEliminar
  15. Joder, Cruela, vuelvo a comentarte y me das un puñetazo en el estómago... Varias cosas para comentarte, como siempre, y me dejaré alguna, verás...
    1- Me fascina el personaje de Marilyn, por su soledad, por la tristeza que transmitía, por la magia... ¿Has visto 'Jóvenes prodigiosos'? Me encanta la escena de la chaqueta de ella.
    2- Hay gente que no sabe ser feliz, efectivamente no tiene las ¿armas? ¿escudos? para serlo, no le han enseñado o se ha negado a aprender. Porque la felicidad y el dolor también se aprenden.
    3- También me han contado historias escalofriantes, suicidios inexplicables, juventudes que no quieren serlo... Y se me hace durísimo de oír, porque no tengo claves para contestar... Sobre todo creo que hay que entender que de un suicidio solamente tiene culpa el suicida, porque para la familia bastante duro es enfrentarse a un problema así como para pensar que ellos son culpables, ¿no?

    Creo que me he pasado de densa, pero... ¡un besote!

    ResponderEliminar
  16. que fuerte Cruela! que dramón y que bien escrito!
    Pobre niña! pobres niñas!
    Cuando leo estas cosas me da miedo no estar a la altura...no saber ser madre...
    pero otras veces pienso que con solo querer y atender, indicar sin conducir...no se!!
    que dificil!! enhorabuena por lo que tienes
    besos

    ResponderEliminar
  17. Me dió mucha angustia leerla ayer en el Pais Semanal...tan sola siempre. Qué chica tan deprimida, y encima tan desgraciadamente guapa ¡tan rodeada de admiradores que nadie vio más allá de su belleza exterior??!!!

    Desde luego su vida fue una auténtica mierda como dicen por ahí.

    Respecto a las iniciales de nuestros entornos...cuanto pobre niño rico, con tantas cosas materiales, y ni un pequeño regaño que llevarse al corazón.

    Cuando un niño te pida claramente un castigo, una mirada, algo ¡hay que despertar!

    Espero que esta madre sepa y pueda reaccionar: 4 llamadas de atención, las peores, pueden llegar un día a dejar de ser eso, llamadas, para ser un hecho consumado en cuanto pase la barrera de las primeras depresiones tan joven, cuando ya incluso abandone la idea de querer llamar la atención...

    Qué horror...en el otro lado del mundo niños muriendo de hambre, y en este muriendo de pena...

    Bien dicen los estudios que los bebés de orfanatos sin abrazos, se mueren igual o más que si no comieran...no saben cuanta razón tienen!!!

    ResponderEliminar
  18. Madre mia Cru, me he quedado muerta leyendo el post... a mi me lo han dado todo lo que han podido, me han enseñado a apreciar las cosas y no me ha faltado nuna amor, pero sin embargo soy débil y me hundo facilmente, pienso que se debe a la infancia el hecho de haber tenido que ser operada de la pierna y no poder hacer las mismas cosas que los comis te hacía sentir inferior y ese sentimiento se me ha quedado, aunque bueno poco a poco intento superarme y ser un poco más fuerte. Muchos besitosss

    ResponderEliminar
  19. No he sido capaz de escribirte antes pues tu articulo me ha impactado por algo que estoy viviendo en carne propia.
    Fui un forofo de marilyn, me vi todas su pelis, tenia tambien poster de ella, escondidos pues estaba mal visto y ,,,en fin,,,el caso es que tengo alguen a quien quiero y cuido en lo posible que su "madre", su propia madre esta destruyendo haciendo que no estudie, creandole problemas donde no los hay,.,, en fin, que me pongo mal, y cuida a E con cariño y firmeza. Un fuerte abarzo.

    ResponderEliminar
  20. pues sí, esas historias se han dado siempre y se seguirán dando. Yo procuro armar a mis hijos con las herramientas necesarias para ser felices, que sufran sus pequeñas frustraciones, que descubran la felicidad de conseguir algo que te has ganado con tu trabajo (hablamos de 5 y 3 años así que traspasarlo a esa edad, ¿vale?) Estoy muy contenta de que en su cole, desde la infantil, den tanta importancia a la educación emocional, a aprender a identificar y expresar cómo se sienten... parece obvio pero no lo es, y menos en ciertas etapas de la vida. Todos tenemos que aprender a gestionar nuestros éxitos y fracasos y eso se aprende desde la más tierna infancia. ¿Cómo? como buenamente podemos...

    Haces bien en no despistarte con tu E. Lo has hecho muy bien hasta ahora y tienes una niña estupenda, pero entra en una edad muy compleja en la que seguirá necesitando saber que estás ahí cuando te necesite, aunque la mayoría de las veces pensará que no es así. Poco importa. Aún quiera resolver las cosas por sí misma, lo que está genial, es importante que sepa que si le desbordan tiene a sus padres para ayudarle a reconducirlas.

    ResponderEliminar
  21. Qué historias más tristes...

    Yo comparto tu opinión de que a los hijos hay que educarlos y estar pendientes de ellos, dándoles su espacio pero atentos a todo lo que suceda...

    Sin ir más lejos, mi tía no educó a sus hijos y así han salido todos ellos, unos desgraciados (lamento ser tan tajante, pero es la realidad).

    Besos

    ResponderEliminar

Pio pio pio

Related Posts with Thumbnails