jueves, 11 de noviembre de 2010

ENCUENTROS, REENCUENTROS Y DESENCUENTROS

Ya volví, desgraciadamente añadiría, porque sinceramente las ganas de quedarme allí hasta como mínimo el mes de abril no me faltaron. Qué queréis que os diga, contemplar las alertas naranjas peninsulares desde una tumbona con vista al plácido atlántico y con 26º de temperatura ambiente es un plan mucho más apetecible que pasar un invierno en el centro de la meseta.

La palabra encuentro se puede conjugar de muchas formas, encuentro, reencuentro, desencuentro pues puedo decir que en esos 4 días he podido experimentar todos sus estados:

REENCUENTRO:

Las islas afortunadas nunca merecen más ese calificativo que en esa época de año... porque sí que lo son, y mucho. Por mucho que yo haya estado allí incontables veces en primavera-verano, nunca pensé que era cierto lo que decían los habitantes del paraíso, pero lo es, aparte de que los días son más cortos, el resto sigue siendo exactamente igual. Lo cual me hizo pensar que viven en una especie de País de nunca jamás, donde siempre luce el sol, donde la suavidad del clima hace que esa gente parece inmune a Garfios y demás piratas, donde los niños perdidos corretean en la playa, jugando a no ser mayores nunca y se burlan de los problemas de los adultos. Parece que estando allí, en este puerto del sur, nada te puede afectar negativamente, que los problemas se quedan en algún parte de ese trayecto de 2 horas y media y no consiguen traspasar esa barrera hecha de rocas volcánicas.

Evidentemente, como en la historia de Peter Pan, es un engaño, una trampa en la cual es muy fácil caer y además lo haces gustosamente. Me planteé si sería capaz de dejarme llevar por esa corriente de farniente y llegué a la conclusión que probablemente sí, quizá por ahora no pero dentro de algunos años cuando mi única ambición en la vida será gozar de la mejor calidad de vida posible, creo que sería una buena opción. Y añado que cada vez tengo menos ambiciones... así que me prometí a mi misma de que si por un casual el gordo de navidad me hace un favor ese año, invertiría mi dinero en una casita cerca del muelle con vista al mar y a sus atardeceres rojos.

El puerto eso sí estaba lleno de guiris mayores de 55 en su inmensa mayoría, lo cual hace que la sensación de calma chicha sea mayor, y constaté que las prendas de baño también se diferencian sobretodo geométricamente hablando, si en agosto prevalecen los triángulos, en noviembre el bikini se hace cuadrado, por eso de poder meter las carnes dentro. Cosas de la edad...


Así que me reencontré con mis amigos que se exclamaban al verme "pero niña tú que haces aquí, ¿acaso ha vuelto el verano?,  te pongo una de pulpo y otra de papas?" .... sí reencontrarme con todos ellos fue como hacerlo con mi mejor amiga, parece que fue ayer cuando nos vimos por última vez y todo transcurre con una fluidez y una sencillez que hacen que te relajas de inmediato.
Asi que mi C y yo, volvimos a nuestras costumbres veraniegas o sea, tumbona, baño en el mar, cañas, paella en el restaurante del hotel, cañas, ron... y llamadas a mi E que nada más pisar las calles del pueblo desapareció... y allí pasamos al

DESENCUENTRO
Vosotros que habéis participado en su primer amor de verano cual padres virtuales, os estaréis preguntado cómo fue su vuelta a los brazos de su querido Oliver... Pues lamento deciros que pasó lo que tuvo que pasar, fue un reencuentro con sabor a desencuentro.. Siguiendo el símil que utilicé anteriormente al referirme a la isla como el país de nunca jamás, puedo decir que Peter Pan y Campanilla no supieron cómo retomar su romance veraniego. Oliver, como Peter Pan tiene sus dudas acerca de seguir jugueteando en la playa con los demás niños perdidos así que voló hacia la ciudad para escuchar los cuentos de Wendy, luchar contra los piratas, aprender cosas nuevas.

Campanilla que es un hada caprichosa no entendió muy bien que de repente ella no era el centro de su universo y se entristeció mucho cuando él dejó de llamarla a todas horas así que por hacerle rabiar se dedicó a revolotear por allí... cuando ambos se volvieron a ver la cara, ninguno de los dos supo cómo explicar al otro que ya no era lo mismo... Oliver no supo interpretar que su risa histérica, el movimiento compulsivo de echarse la melena para atrás y crujir los dedos, su mirada pendiente a la pantalla del móvil, ocultaban un nerviosismo enorme y el hecho de no saber cómo hablarle.

Ella tomó por desprecio la falta de comunicación y como Campanilla se fue con los demás niños perdidos a jugar en la playa... En definitiva, esos casi 3 años que les separan se hicieron patentes, Oliver se está haciendo mayor a su pesar pero sabe que necesita salir de Nunca Jamás para no acabar sumido en un agradable pero perpetuo día de la marmota y ese chico tiene más expectativas, en cuanto a mi E sólo tiene 14 años y es normal que quiere seguir siendo la niña que es... les queda madurar y saber ser amigos, quizá ese verano lo consigan, por lo menos éso espero yo porque ambos son buenos chiquillos y no se han hecho daño uno al otro... todo ello forma parte del proceso de crecer como persona... seguro que lo solucionarán con el tiempo. Además yo que les ví pude leer en esas miradas furtivas que se disparaban ambos que en el fondo seguían pendientes uno del otro... es lo que tiene la adolescencia, tomárselo todo a la tremenda y no saber ver las cosas con perspectiva... ya aprenderán.

Así que después de este fin de semana de playa, subimos a las Palmas donde mi C tenía que trabajar (eso era el supuesto motivo de la escapada), y fui por fin al

ENCUENTRO

de esa ciudad encantadora en parte que es Las Palmas. Parece mentira que en tantos años conociera tan poco la capital de Gran Canaria. Las Palmas es bella en su vertiente Canaria, es decir en la parte de Vegueta y Triana, una ciudad con sabor colonial, con casas de colores y su playa inmensa; las canteras. El resto de la ciudad es como cualquier ciudad costera con puerto. Paseé con mi E por esas calles llena de gente que no parece tener prisa... amable y sonriente... Me reencontré con un par de amigos que están pasando un mal trance por un divorcio chungo pero aún así siguen siendo tan cercanos a mí como siempre...



Y cerca del hotel, en un bar desangelado donde fuimos a tomar unas cañas, conocimos a Hassan. Por esas cosas de la vida, nos hospedamos en un hotel situado al lado del consulado de Marruecos. Hassan y sus amigos son saharauis (no sé como se escribe), y estaban manifestándose por lo que está pasando en su País. Aprovechando tener a alguien implicado en ese conflicto preguntamos a Hassan por su opinión. Nos hizo un relato desolador de la situación... nos explicó cómo el gobierno marroquí, instala a sus paisanos en el Sahara como si fuesen colonos israelíes en Palestina, ofreciéndoles los mejores puestos de trabajo, autorizándoles a entrar y ocupar las casas de los nativos que tuvieron que marcharse de allí por falta de expectativas. Nos explico que rechazan un referéndum que saldría en su contra puesto que cada vez son minoría en sus propias tierras, nos habló de la policía marroquí que prefiere mirar para el otro lado cuando los extremistas marroquíes asolan impunemente su pueblo, de cómo disparan con balas que ya no son de fogueo, de los muertos que no cuentan y no son contados. Hassan sabe que manifestar no sirve de mucho ya que no les van a escuchar pero sigue insistiendo en que nosotros los europeos y especialmente España no les podemos olvidar y canjearles por contratos jugosos con el gobierno marroquí... se despidió con un Inshalá y un mirada triste... 


y yo pensé que sí, por mucho de que me cueste volver a la rutina del trabajo, al frío de Madrid, mi C, mi E y yo somos unos privilegiados que nos podemos permitir el lujo de quejarnos por cosas a las cuales algunos aspiran... un trabajo, una casa con todas sus tareas, unas obligaciones y unos derechos... paradojas de la vida, que siempre te ofrece encuentros, reencuentros y desencuentros... en Canaria siempre me encuentro de todo, pero sobretodo me encuentro a gusto y como en casa... así que tendré paciencia porque sé que volveré allí siempre. 

PD, mi compañera está de baja indefinida... así que si me notáis ausente, sabréis que es porque estoy saturada de trabajo... pero no me quejo.. no...

22 comentarios:

  1. Pero bueno ... ¿¿yo la primera?? no puede ser..
    En fin que qué agusto se debe estar en las palmas... yo estuve en tenerife hace la tira de años y me gustó bastante..
    Tenía yo un come come con lo de tu niña.. y veo que "la vida se abre camino" y aprenderá de todo eso.. me da un poco de penilla la verdad...pero bueno es así.
    Y por dios "baja indefinida?" paciencia...
    Con lo del sahara... es que es muy fuerte lo de ésa pobre gente..

    ResponderEliminar
  2. A pesar de todo, has disfrutado de la escapada, que es lo importante!

    ResponderEliminar
  3. Lo de E es ley de vida que dicen!!
    Lo de las islas afortunadas es otro mundo...Fuera de "Temporada" son aun mejores..
    Lo de los saharauis una pena...
    besos

    ResponderEliminar
  4. Turuleta

    No tengas penilla si ella no está ya triste por ello, es ley de vida y punto y qué quieres que te diga por mucho que a mí el chico me parecía fenomenal tampoco me parecería bien que mi hija se ennovie a los 14, tienen tantas cosas por descubrir antes de quizá algún día reencontrar las formas de quererse...
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Clau N

    Yo en canarias no es que disfruta es que me lo paso bomba, es realmente el lugar donde mejor me encuentro... éso y Marruecos pero visto lo del Sahara la verdad es que me lo estoy replanteando... qué pena
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Uma

    Fuera de temporada, bueno lo cierto es que para ellos la temporada alta es ahora, su agosto es diciembre, sí es que viven de lo que ganan en invierno...
    Lo mi E ley de vida y punto... es cierto aprenderá a saber relativizar sus propios sentimientos... una experiencia más, por ello hemos pasado todos
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Que suerte disfruta de una escapada en estos días tan frios, lo de la baja es peor y lo de los otros pobres, mejor ni nombrarlo, una lástima.

    Un besazo

    ResponderEliminar
  8. Ains como me apetece volver a Canarias, después de leer tu post !

    Me alegro de que lo hayas disfrutado, lo de tu E una experiencia mas que le ayudará a crecer.

    El conflicto saharaui desolador, que triste !

    Ánimo con el trabajo, que mañana ya es viernes !

    Besos !

    ResponderEliminar
  9. Que penica, ¿no?
    En fin la vida es así, y hay que aprenderlo del único modo posible, viviendolo.

    Del conficto saharaui, qué decir, salvo lamentar de nuevo nuestra incapacidad de evitar aquello que sabemos injusto. Desolador.

    Me alegro que disfrutaras de la indolencia al solecito que calienta más porque no puedes olvidar los abrigos que pueblan ya tu armario.

    Y en el curro, ya sabes a por ellos que son pocos y cobardes...

    Besos

    ResponderEliminar
  10. En eso se nota los que son ricos de verdad, en que disfrutan de la holganza cuando los demás trabajan.
    Qué suerte tener un sitio donde refugiarse, aunque sea en sueños.
    En cuanto a tu E. eso es la vida, lo que pasa mientras nosotros hacemos planes (Lennon dixit).

    ResponderEliminar
  11. Bueno, al menos así ya han desmitificado la relación. Si no llegan a reencontrarse se podía haber quedado aquello como el amor idílico que nunca más volveré a encontrar... c'est la vie...

    ResponderEliminar
  12. Que lujazo unos "encuentros en noviembre" !!!

    Canarias siempre es una maravilla, y esa sensación de "sentirse en casa", es algo impagable.
    Que pena el desencuentro de tu E, pero nena, ley de vida, así se irá curtiendo y aprendiendo que el principe azul destiñe !!

    besos con palmas !

    ResponderEliminar
  13. Odry

    Sí que lo es... pero te digo una cosa ahora con ryanair los vuelos llegan a ser ridículamente bajos así que reservando con antelación puedes sacarte chollos...
    es cuestión de animarse y yo me animo fácil de siempre
    Besos

    ResponderEliminar
  14. BET

    Con lo que viajas tú, repito lo que le dije a Odry... propóntelo y ya está.
    Lo de mi E no es ningún drama si ella está estupendamente, sólo se confesó decepcionada pero vamos que a otra cosa mariposa que no tiene edad para morir de amor... ya veremos en verano si por lo menos consiguen ser amigos... creo que sí porque ninguno se portó mal con el otro sólo fue la vida que encaja su piezas de puzzle
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Pilar

    Lo de mi E pues ya sabes como dije a Bet, c'est la vie ma chérie
    pero no está traumatizada ni nada que conste, se lo ha pasado en grande doy fe..
    Lo del Sahara pues sí otro conflicto enquistado que se veía que no se iba a resolver por milagro pero que nadie supo atajar por falta de interés... una pena penita pena
    Yo soy indolente por naturaleza asi que allí me resulta fácil mimetizarme jajaaj

    Besos

    ResponderEliminar
  16. Tiza mía

    Y juro que sueño mucho con ese refugio, cada vez me es más difícil volver... pero tengo paciencia porque por lo menos como bien dices tengo un plan aún sea de momento un sueño
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Lamama

    Es verdad, lo han desmitificado del todo... el amor como todo es cuestión de aprendizaje, ya se ha apuntado un tanto en el apartado amor de verano y o efímero que es
    besos

    ResponderEliminar
  18. Dina

    En serio no sufráis por ella si mi E está divinamente, vamos lloró todo lo que pudo cuando se despidieron en agosto pero ahora ni una lágrima... ella lo ha superado con la facilidad que le proporciona su inconsciencia de adolescente.
    En el fondo le jode darme la razón pero a parte de ello nada...
    y sí Canarias es un lujazo
    Besos

    ResponderEliminar
  19. Hola! Aunque te leo(muy)a menudo no suelo comentar, pero hoy al leerte me ha llegado una sensación de tristeza (no de cabreo, como decía tu anónimo del post anterior). No se si será por tu E,por volver de Canarias o por el tema saharaui. En fin, que me alegro que hayas disfrutado y lo de tu E, pues ¡que más te voy a decir de lo ya dicho!
    De lo del sahara...está claro que no hay nada que rascar para que pueda interesar que desde fuera se presione a Marruecos para que solucione la situación. Económico me refiero...
    Besos

    Ana

    ResponderEliminar
  20. Ana

    Gracias por comentar.... qué va de tristeza nada, no voy a ponerme triste por mi E y por lo de los Saharauis tampoco, que desgraciadamente mi tristeza no les sirve de nada, quizás sea la nostalgia de los días de sol y luz que me afecta, lo de saber cuánta cosas me quedan por resolver en el curro y sin ayuda de nadie, pero no es tristeza, no te preocupes...
    sé que últimamente no soy tan chistosa como antes pero lo cierto es que no es tristeza es quizá hartazgo y pensar que el invierno no hace más que empezar, eso me jode mogollón... ya se me pasará
    palante siempre
    besos

    ResponderEliminar
  21. Qué bonito y cómo me gusta cómo lo cuentas... Gracias por dejarnos a los saharauis para el final, que así queda el sabor amargo, pero al menos después de la sonrisa.

    ¡Un besazo!

    ResponderEliminar
  22. Maravilla de viaje, me consuelo con mi huida a oviedo, mi noche de onomastica en Siguenza y su parador...en fin un fuerte abarzo.

    ResponderEliminar

Pio pio pio

Related Posts with Thumbnails