martes, 10 de mayo de 2011

4*4, TODO UNA TODOTERRENO

Yo, hay veces que pienso chorradas que no sirven para nada, no aportan nada, no serán patentadas ni obtendré ningún premio por haberlas parido... pero a pesar de su enooorme inutilidad me divierten sumamente, me encantan las metáforas, los juegos de palabra, las asociaciones de ideas... vamos que soy de letras...

Y esta mañana me ha vuelto a pasar, así sin ton ni son, tardé justo el tiempo de llevarme mi primer café a la boca... zas... vi a una niña que iba a la guardería montada en su mini bici rosa princesa y pensé (claro que las rubias pensamos, en frivolidades mayormente pero pensamos porque tenemos mogollón de vida interior por descubrir), vale me pierdo, pensé en que si las bicicletas son para el verano, cada etapa de nuestra vida está marcada por un medio de transporte...

Porque los humanos, y eso es una gran diferencia frente al resto de los animales, justo después de la rueda, hemos inventado el arte de conducir... y por ello el medio de transporte que corresponde a nuestra edad es igual que la banda sonora de nuestra vida, siempre los recordaremos, siempre tendremos flashback donde nos veremos llevando algún que otro utilitario...

Por desgracia, como nacemos prematuros todos, más que nada porque la hembra humana no puede acarrear un embarazo mayor de 9 meses, al abrirnos camino por el mundo a todos nos falta un hervor y no podemos recordar nada de nuestra primera infancia... pero claro todo hemos visto fotos de cuando estábamos en el limbo bendito de los bebés, debidamente acunados por una nana torpemente cantada por una madre exhausta de dar ritmo al cochecito para que nos durmamos... sí ese es nuestro vehículo (en todos los sentidos de la palabra) con nuestro entorno...

Luego vendrá el tacataca, ¡por fin las piernas son más que unas cosas que nos cuelgan después del pañal  y están acabadas con unos divertidos juguetes que nos podemos meter en la boca! (proeza que más adelante no volveremos a conseguir)... descubrimos que el tacataca nos proporciona una autonomía de andar por casa, porque otro lugar no nos dejan que sino, y a ritmo de "al cochecito lere" vamos arrasando por el pasillo, atropellando al gato, perro y/o otro animal de compañía aún sea de peluche, dejando cardenales en las pantorrillas de nuestra sacrificada madre cada vez que chocamos con ella.....

Y vamos creciendo.... y por fin tenemos recuerdos, souvenirs, traumas que nos marcarán de por vida.... creo que todos recordamos nuestra primera bici... la de los ruedines que probablemente nos trajeron los Reyes, o a la ocasión de un cumple, recuerdas su color, el olor del plástico del manillar, el ring ring del timbre, la cesta de plástico que siempre se cae y la voz lastimera de tu madre que dice "pero de verdad que no crees que es un poco pequeña todavía para llevarla"... ya por fin tu horizonte se amplia al parque de abajo, la plazoleta donde dará vueltas sin parar... cantando a pleno pulmón lo último de parchis chis chis o silbando los veranos azules... Ya no te pueden parar, estás empezando a ir por libre aún sólo sea hasta la esquina o el puesto de chuches..

Eres tu bici, te identifica, la reconocen, "esa es la bici de..."... más adelante la cambiarás hasta que se convierta en tu único medio de escapar.... tu y tu bici sois inseparables...


Hasta que por fin, adolescente, consigas el mayor de los tesoros, tu vespino.... ay el vespino, esa bici con motor que enseña a todo el mundo que ya no eres un niño de mama, sino que eres un rebelde, un alma bohemia que no se puede aprisionar... ese vespino de color marrón que tuneas como puedes con pegatinas de grupos de Hard rock - que por otra parte ni escuchas - en un intento patético para que todos vean que juegas en serio en el patio de los grandes... subido en tu moto te conviertes en un casi adulto que fuma mentolado, liga y claro que sí bebe cervezas a morro... cuando te paseas por las calles el motor petardareante de tu máquina no deja escuchar la última canción del grupo de moda que estás gritando al viento... "I'm on a highway to hell"....


y un día, sí ocurrió, te has sacado el carné a la quinta y has podido reunir el dinero suficiente para comprar tu primer coche de segunda mano...  y ya es oficial ERES EL REY DEL MUNDO... ya nada te puede parar... qué importa que vaya renqueando, que no sepas donde se encuentre el depósito de aceite ni tampoco que ese mismo aceite se tiene que cambiar, que el volante sea tan duro de mover que te ha salido mollera en el brazo, que el tubo de escape se caiga.... que el color de tu coche sea infame... ya eres adulto o por lo menos así te consideras.... se acabaron los papa por favor llévame... y la tranquilidad de tu madre que ya no dormirá a gusto nunca más... qué más da, tienes 20 años y eres egoísta por derecho, te toca disfrutar... tu cassette se atasca en el reproductor y sólo puedes escuchar la última de Human League en bucle... Don't you want me baby ohhhhhh.... y esa banqueta trasera puede ser la mejor cama según con quién la compartes...


Luego vienen las responsabilidades, el trabajo, el novio, el mari-novio, los niños y de repente tu coche se hace como tu: responsable.. adaptado a tus circunstancias y a las vías transitadas del tráfico de tu vida... tu coche se anchará como tus caderas, querrá conferirte la seguridad de la cual tienes que hacer muestra ante los demás... tendrá que protegerte de los infortunios del camino como tu proteges a los tuyos o por lo menos lo intentes... como tu vida, tu coche será familiar, el reproductor de CD alternará lo mejor de Justin Bieber con tus clásicos de los 80's don't you forget about me?... por supuesto que no olvido...a veces sentirás que ambos estáis abocados a la rutina del curro-cole-carrefour y que ya no hay caminos alternativos.... todo va rodado, nunca mejor dicho... tienes 30 y tantos y ya se acabó lo de Baby Take a walk on the wild side...


Pero yo señores ya he pasado esa estapa... porque mañana ya me convierto en un 4*4... sí un coche todoterreno que sortea baches con maestría, con todas sus opciones especialmente la de agarrarse a la carretera - cuidado que vienen curvas - sí y cada vez son menos estéticas por cierto -  con su opción de estabilidad ante cualquier circunstancia, seguridad garantizada y control de mandos... y ese maletero tan ancho como mi culo...

Sí mañana cumplo 44 y desde luego que después de haber emprendado caminos tortuosos, vías de escape y callejones sin salidas, rutas transitadas a veces, perdidas otras, atajos; ya me toca ir por la vida mirando el paisaje, emprender rutas porque sí sin saber el destino porque total lo que cuenta no es el final del viaje sino el viaje en si mismo... dejarse de meta y conformarse con las conseguidas, disfrutar, observar y tirar palante... sí eso me toca a mi 44 y por eso no me molesta cumplir años... quizá, algún día, mi último utilitario sea una silla de rueda, así que quiero poder consolarme pensando que mientras tanto he viajado y que no me puse freno nunca... y con mi imaginación sé que siempre podré conducir mi mente hacia otros horizontes...


Así que soplo las velas y pido un deseo... 
y no lo cuento claro porque sino no se cumple... 

Gracias a Ana y Violeta por ser 190-191

24 comentarios:

  1. Felcidades rubia!! nos has descrito tal cual, y con mucha salsa, perdón música.

    Bueno, aunque me siento identificada con todo, he de ser sincera, me das un poco de envidia. 44? Uff! yo ya dejé atrás el 4*4 hace años! ahora paseo en algo más de señora, que lo de subir las escalerillas a todo-terreno cuesta! jajajaj

    ResponderEliminar
  2. Felicidades, nena, estás entrando en la edad ideal de las mujeres. Esa en la cual el volante es tuyo, solo tuyo y lo llevas donde te parece sin importante, incluso, si hay carretera.
    Y ¿quién ha dicho que se han terminado las metas? Para nada. Son otras, las tuyas.

    ResponderEliminar
  3. muchas felicidades!!
    me ha encantado, como siempre, tu post, pero estoy con tiza en que nunca hay que dejar de proponerse metas...
    Besos

    ResponderEliminar
  4. yo debo ser un trolebus, por lo del tamaño más bien jajajajajajajajaja

    Mañana te felicito, rubia!

    Un besazo
    Elly

    Pd.- por cierto, he echado en falta el monopatín aquel con manillar...

    ResponderEliminar
  5. Muchas felicidades guapa, me vas abriendo el camino, apenas por unos mesecillos, estoy de acuerdo con Tiza, realmente esta es una edad ideal para seguir avanzando y haciendo ahora sí, camino.

    Celebralo por todo lo alto.

    ResponderEliminar
  6. Felicidades y no cambies nunca . de mayor me gustaria ser como tu jajajaja. un beso , que pases un gran dia

    ResponderEliminar
  7. Felicidades preciosa, yo al aigual que la Tiza, aunque no he llegado, cuantos más cumplo, más feliz me siento y sólo espero que no cambie este tanto por ciento.

    Un besazo guapísima.

    ResponderEliminar
  8. Eh guiri! Felicidades, guapa! vaya cuarentañera más expléndida! con poderío "avanza" por los caminos que ella sola se traza, venciéndo al enemigo, saltándo los obstáculos, pisando fuerte por todo el asfalto del mundo mundial!

    Disfruta de éste día y de cada uno de los que la vida te regala!

    Besos, guapa!

    ResponderEliminar
  9. Muchas Felicidades GUAPA.

    Sólo 44-?? Tu aparentas muchos menos :)

    Pasalo bien Hoy y no te pases con el Juve Camps.

    Un bso.

    Marc.

    ResponderEliminar
  10. Muchas felicidades!
    (creo que es el primer comentario que escribo, no soy muy pródiga... aunque tengo que confesar que desde que descubrí el blog me he "tragado" los posts de 4 en 4 ;-))
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  11. ¡¡¡FELICIDADES TAURO!!!
    Jejje, ¿pero ya ha pasado un año? si hace na que nos estabamos felicitando (que el mio es el 17) ... cómo pasa el tiempo mon dieu!

    ResponderEliminar
  12. Feliz Cumple Cruela!!!brindo por muchos más!!Salú.Un beso

    ResponderEliminar
  13. Marc, que sepas que me he puesto celosa de ver que has felicitado a la rubia y a mí no!
    Que ya sabes que somos las dos tauro!

    Y además, te lo chiva el feis! granuja!

    Elly

    ResponderEliminar
  14. Recuerdo aprendiendo a andar me metí un soberano guantazo con mi tacataca escaleras abajo, que me hizo algo más lelo que lo que mi trayectoria natural pretendía. Jovencito y ya superados los ruedines, montado cual jinete en mi GAC de color verde, bautizada como “Furia”, incrementé mi grado de idiotez en sucesivos guarrazos lesionando toda la geografía de mi mal parado cuerpo. Por fortuna nunca me rompí nada.
    A mi adolescencia, a bordo de unas motocicletas alquiladas en Ibiza, en una soberbia, ahora sí, vamos a llamarla hostia, caímos en accidente múltiple una fila de 6 ó 7 motos por la arrogancia de un amigo y su acné, que quiso mientras conducía tocarle el culo a una sueca (es lo que tienen las rubias naturales) que paseaba por el paseo, amén del ridículo generado y cachondeo de la rubia, y de todas las rubias del mundo.
    Ya de adulto y como conductor experimentado no he tenido ningún percance salvo ser arrollado por un autobús de la EMT este verano (aquí puedes leer la historia), golpe que por fortuna creo que tornó, para bien, mi avanzado grado de imbécil a un ser de nivel cuasi normal.
    Siempre quise ser piloto, pero unas cuantas dioptrías aderezadas de astigmatismo y miopía impidieron mi sueño. Luego comprendí que Dios existe o al menos el Angel de la Guarda de cientos de pasajeros a los que podía haber arruinado la vida.

    En fin, mucho correr, mucho correr y va y llego tarde el día de tu cumpleaños.
    Acabo de leer tu entrada. No tengo remedio…

    ¡FELICES 4*4! , Sorry.
    ...en diciembre te pillo.
    :)

    ResponderEliminar
  15. Elly,
    Es lo que tiene entrar en el feis de higos s peras, que te enteras de las cosas cuando ya ha pasado una semana, MIL perdones.

    Pero no te pongas celosona, que yo tengo cariño para todas....jajajajaj.

    Un bso.

    Marc.

    ResponderEliminar
  16. Pues fíjate que he llegado a tiempo para felicitarte, FELICIDADES!!!!

    No te tienes que conformar, siempre hay metas nuevas, es cierto que no vas a deshacer tu vida como podrías hacer con 18, pero ¿por metas?
    Que no falten metas!!!!

    ResponderEliminar
  17. Ostras, hasta que no he acabado el post ni idea del cumple, pensaba que era una historia. Coño, felicidades!!! La de la foto eres tú?? Nena si estás estupenda!!! Cojones leo el bló de una supermodelo y no lo sabía??

    ResponderEliminar
  18. Y yo pa mí que te había felicitado...y ahora releyendo veo que no??? Madre mía!! Será el virus-blogger que me ha borrado o que tengo un despiste que pa que!!!??? Más vale tarde que nunca, o más vale dos veces que ninguna, ya no se que decir, bueno sí: FELICIDADES!!!! estás estupendísima, la de la foto eres tu????

    ResponderEliminar
  19. Ya ves, esta edad te va a durar un día más que las anteriores, por lo del bisiesto.
    ¡Qué bien vivís los jóvenes. Yo no tuve mi primara moto hasta los 52.
    Un besino.

    ResponderEliminar
  20. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  21. Felicidades, aunque sean atrasadas. Espero que disfrutases de tu día y reviese muchos regalos.

    El anterior mensaje era mío también, pero me he colado y he escrito desde la cuenta de mi costilla.

    ResponderEliminar
  22. Recuerdo aprendiendo a andar me metí un soberano guantazo con mi tacataca escaleras abajo, que me hizo algo más lelo que lo que mi trayectoria natural pretendía. Jovencito y ya superados los ruedines, montado cual jinete en mi GAC de color verde, bautizada como “Furia”, incrementé mi grado de idiotez en sucesivos guarrazos lesionando toda la geografía de mi mal parado cuerpo. Por fortuna nunca me rompí nada.
    A mi adolescencia, a bordo de unas motocicletas alquiladas en Ibiza, en una soberbia, ahora sí, vamos a llamarla hostia, caímos en accidente múltiple una fila de 6 ó 7 motos por la arrogancia de un amigo y su acné, que quiso mientras conducía tocarle el culo a una sueca (es lo que tienen las rubias naturales) que paseaba por el paseo, amén del ridículo generado y cachondeo de la rubia, y de todas las rubias del mundo.
    Ya de adulto y como conductor experimentado no he tenido ningún percance salvo ser arrollado por un autobús de la EMT este verano (aquí puedes leer la historia), golpe que por fortuna creo que tornó, para bien, mi avanzado grado de imbécil a un ser de nivel cuasi normal.
    Siempre quise ser piloto, pero unas cuantas dioptrías aderezadas de astigmatismo y miopía impidieron mi sueño. Luego comprendí que Dios existe o al menos el Angel de la Guarda de cientos de pasajeros a los que podía haber arruinado la vida.

    En fin, mucho correr, mucho correr y va y llego tarde el día de tu cumpleaños.
    Acabo de leer tu entrada. No tengo remedio…

    ¡FELICES 4*4! , Sorry por llegar tarde, además la puñetita del mantenimiento de Blogger mandó a tomar por idem mi comentario y he tenido que rehacerlo, o sea que llegando tarde hago doblete.

    (...en diciembre te pillo con el todoterreno).

    :)

    ResponderEliminar

Pio pio pio

Related Posts with Thumbnails