martes, 14 de febrero de 2012

ESAS CASAS SON UNA RUINA - 1. Las lesbianas navajeras, el chapuza inglés, la agente rusa y los okupas

Mi suegra es como una la duquesa de Alba pero con menos posibles y sobretodo con menos liquidez.
A fuerza de dar de comer fritos a su ex marido le provocó un ataque al miocardio igual de repentino que fulminante (eso añadido al hecho de que aguantarla al día no tenía que ser lo más sano para el corazón) y éste quien siempre la quiso con locura le devolvió el favor de ir por fin a descansar en paz en forma de una pensión de viudedad lo bastante abultada como para que pueda ver la vejez en forma de abrigo de visón, perfume de Chanel y algún que otro capricho como cenar tortilla de patata con champagne, la buena mujer no pedía más y nosotros alabábamos a ese buen hombre que se encargó de su  bienestar hasta después de muerto. ¡qué abnegación no me digais que no!

A parte de esa pensión que la permitía vivir sin sobresaltos, lo que tiene mi suegra son CASAS... sí un total de 4 que son el resultados de una salud de hierro, a saber ella enterró a todos sus familiares más cercanos.
Contabiliza en su haber inmobiliario, un chalet con parcela de tropecientos metros en la costa mediterránea, concretamente en Torrevieja, un piso de 150 m2 en Madrid al ladito del Bernabeú, una casa con jardín, dos plantas, jardín con plantas también, garaje-bodegas y tres baños en los suburbios burgueses de Bruselas y otra en las afueras de la capital europea, donde Napoleón perdió una de esas batallas que cambian el curso de la historia, leáse Waterloo.
Todas son frutos de herencia, concretamente, Torrevieja como inversión después de cobrar la parte de la herencia paterna, el piso de Madrid heredado de su hermana, la casa de Bruselas es suya suya y de su primer marido alias el padre de mi C y la de Waterloo es herencia del pobre muerto por sobredosis de fritanga.
Deberían de asegurarla unas rentas suculentas, pero no es el caso, son más bien un desastre y un fondo sin pozo en nuestra economía familiar y digo nuestra porque si bien no vemos nada de las ganancias que puede llegar a producir el capital inmovilizado de mi suegra  siempre padecemos sus pérdidas.


La casa de Torrevieja no nos gusta, el uno dos tres ha hecho mucho daño a la costa levantina, rectifico me gusta la casa, estilo ibicenca con su palmera sus limoneros y naranjos pero odio ese rincón alicantino que no tiene buenas playas. Bref decidimos alquilarlas al año, en cinco años hemos tenido como inquilinos; dos amigas que suponíamos lesbianas pero por desgracia no lo eran y se pelearon con arma blanca en una especie de duelo a muerte por el amor de un chico... los vecinos llamaron a la policía y acabaron ambas en comisaría de donde salieron para no volver ni a la casa dejando allí muebles rotos, ropa sucia, y un grifo abierto que nos produjo una factura de unos 2000 euros.. el segundo fue un inglés harto del frío de Liverpool, teníamos fe, ese señor de la gran bretaña seguro era genéticamente preparado para pagar a tiempo y cuidar bien de la casa... craso error, el hombre es medio indigente y no cobraba ni el paro, sobrevivía haciendo chapuzas a otros ingleses que sí se jubilaron con dinero asegurado al mes pero jatetú qué pena no alquilaron la casa de mi suegra sino la del vecino, y en vista de cómo nos dejó la cocina después de lo que llamó mejorarla un poco, entendimos porqué se fue sin pagar tres meses y con el jardín hecho una selva, se ve que el agujero que nos dejó era para poner una piscina pero al buen inglés se le hizo grande la obra o temió que este agujero acabaría siendo su propia tumba así que se largó y ni lo tapó.


A la tercera va la vencida y esta vez pusimos a dios por testigo que no volveríamos a gastar otro céntimo de euro en reparar los daños colaterales de un mal alquiler, y pusimos la casa en las manos expertas de una agente inmobiliaria llamada Gladys, claro el nombre nos tendría que haber puesto bajo alerta pero a mi suegra le pareció que esa señora holandesa tan elegantemente vestida, tan rubia y con esa percha de nadadora surrafricana no podía ser mala persona y fijo era muy profesional, profesional era ,sí, en lo suyo, cuando los vecinos nos alertaron de que todos los fin de semana se producían unas bacanales en la casa, pensábamos que era una exageración de unos jubilotas de fuera que se escandalizan porque los españoles cenan a las nueve y media, y juegan a las cartas en el porche hasta las dos de la madrugada. Así que como Gladys nos había encontrado por fin alguien que pagaba religiosamente nos hicimos los tontos. Cuando los de la policía de Torrevieja nos llamaron a mi suegra en calidad de testigo por un sórdido asunto de drogas-prostitución-y supongo tráfico de todo lo traficables, esa exclamó "santo cielo se creen que soy la Madama claro Gladys siempre me llamó Madame Carmen eso presta a confusión se lo diré en mi declaración y todo se arreglará, pero por dios que no se vaya la inquilina de Gladys es tan puntual en los pagos, a mi cómo consigue el dinero no me incumbe".  

Lamentablemente, Gladys quien no era holandesa sino rusa - nunca supe porqué mi suegra la vio de los países bajos - se fue de repente del país dejando el negocio y los negocios, su inquilina misteriosamente también se esfumó, dejando eso sí el jardín muy bonito, con un columpio rosa, la casa llena de camas y rastros de polvo blanco en todas  las mesillas... y también una multa por escándalo nocturno...
Así que decidimos cerrar la casa y venderla de una vez por todo antes de que se convierta en una barraca-antrodeperdición-cementeriodechapuzasingleses.
Y pusimos un cartel
y nos volvieron a llamar los vecinos; no fue para inquirirse del precio de la vivendia, no, sino para preguntar a quién coño habíamos vendido la casa.... a la respuesta de a nadie, nos dijeron que sí vivía una familia dentro... SÍ LOS QUE NOS FALTAN, AHORA TENÍAMOS OKUPAS...


Volvimos a llamar a la policía de Torrevieja que ya es una vieja conocida nuestra, ya nos llaman por nuestro nombre y todo, se acercaron y certificaron que sí allí vivían unas personas que según sus propias palabras eran unos conocidos maleantes de la zona....
Mi C tuvo que ir raudo y veloz a poner una denuncia y ya con el papel en mano la policía les despacharon...
Los okupas no nos dejaron nada, la casa estaba vacía, ni el columpio rosa de la rusa se salvó... eso sí habían pintado las paredes de blanco... y quitado el polvo acumulado en un año de cierre de casa.. un detalle....
Así que la casa de Torrevieja no renta, y nos cuesta más que un hijo tonto... como estamos en crisis, nadie la compra, mi C se come las uñas, mi Suegra clama a quien la quiera oír, Falete mayormente, que la regala a quien quiera.... mi C se mosquea porque dice que con todo el dinero que el ha puesto en las varias reformas, esa casa se vende y punto...
Así que con el chalet del mediterráneo no contamos, nos quedan las otras 3 pero cada una tiene la peculiaridad de no dar un duro de beneficio... pero eso será para otro post que sino éso se hará eterno...

Hay un dicho belga que dice que los belgas nacen con un ladrillo en la barriga y que por ello no cesan hasta conseguir ser propietario de una casa, mi suegra no nació belga pero se adueñó del dicho y lo hizo suyo... a mí lo del ladrillo ya me mosquea, ¿no dicen que es parte de la causa de la crisis?... pues en mi casa desde luego que sí ;


8 comentarios:

  1. pues chica! nadie diria que os puede dar tanta guerra! pero si loponeis barato (muy muy barato) lo compro que suena muy bien!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jjajaja procuramos venderla lo menos barato posible pero oye en caso de que sigamos así dentro de un año te aviso porque allí si que la tendremos que malvender si o sí.. el porqué lo explicaré en otro post
      Besos

      Eliminar
  2. Pues sí que la habeis tenido negra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí la negra y para seguir con metáforas "nos hemos comida taantos marones" jajaj
      Besos

      Eliminar
  3. Cada vez tengo más claro que te interesa llevarte divinamente con la suegra, y no digas por aquí que así es que ya sabemos todos que te lee y te tiene vigilada.
    Con esos dichos Belgas ¿allí no hay crisis del ladrillo, verdad?... vamos todos pá´lla entonces.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de las casas de herencia es un mundo aparte, y ahora sin duda un infierno de sustos y gastos, pero es lo que tiene el patrimonio, jeje...

      Le "respondo" a Sergio porque no encuentro otro modo de comentar, tantos cambios...


      besos

      Eliminar
    2. jajaja Sergio, me llevo me llevo, la verdad que bastante bien, el blog no lo pisa demasiado eso sí lo de antoniamag está más que supervisado por ella, como ella es la prota jajajja
      Hay crisis en Bélgica te digo yo que sí no por culpa del ladrillo pero la falta de gobierno al final pasa factura jjaa les han quitado una A
      Besos

      Eliminar
  4. Pilar espera que siga con las demás casas vas a flipar jaja
    besos

    ResponderEliminar

Pio pio pio

Related Posts with Thumbnails