lunes, 18 de junio de 2007

HOT IN THE CITY I PELEA DE GATAS

18 de junio de 2007

HOT IN THE CITY I - PELEA DE GATAS

Viernes 15 de junio 20h00 Sentada en el coche de Troy, me estaba poniendo nerviosa, o mejor dicho él me estaba poniendo cada vez más histérica…y pensar que mentí a mi C., no por temor a que se ponga celoso o me prohíba ir sino por no escuchar sus observaciones tipo: pero tú sabes donde te metes, cómo pudiste hacerle caso a Dante… Ya verás acabará mal…. Todo eso lo sabía porque me lo estaba chivando mi Pepito Grillo particular y ya me fastidiaba bastante. Troy me obligó a llegar a su casa a las 18 para repasar los últimos detalles del plan de ataque y jugar a nuestra peculiar versión de “¿quién es quien?”. Total que a estas alturas ya sabía que la pandi de Pelayo en sus años mozos se componía de:
Begoña, su eterna novia, la que parecía que tenía el culo caliente pero era una estrecha deseando llegar virgen al altar, en la actualidad está divorciada y trabaja de broker… vamos es una ejecutiva agresiva… ya la detesto… Jesús, su compañero de habitación en la Residencia y su siempre amante mujer, Belén, novios desde los tiempos del instituto, se casaron, tienen dos hijos y viven en Valladolid… El es notario y ella se dedica a sus hijos y su casa… Troy lo dice embelesado como si fuera una santa… También esos me dan ganas de potar y ni les he conocido aún. Luego están, Sergio que en la foto parece el típico bonachón, gordito y con gafas, Alejandro uno muy alto que viene acompañado de su mujer que también es extranjera me recalca Troy “a ver si por lo menos con ella puedes tener algo en común”… Y por fin Antonio… no coment… es el típico tío que se confunde con las paredes…gris… supongo que no le hubiesen invitado de no ser porque es un de los que mandan en el Hotel … de allí que se hace la fiesta en un lugar tan inesperadamente selecto… Bueno, acudí a la cita ya vestida para la ocasión, a saber con mi estilo que se podría calificar como hippy de ciudad, que es él que mejor me queda… o sea una túnica de seda colorida y con muchas flores de Naf Naf, mi vaquero pitillo preferido de DK y unas sandalias de tacones que ya sabía me iban a martirizar… A fuerza de suplicas conseguí que Dante me ayudase a recogerme el pelo en un moño alto con algunas mechas que se escapaban, tipo Brigitte Bardot antes de las focas… Personalmente yo me encontré divina, Dante opinó que iba mona (eso es mucho para él) pero según Troy demasiado exuberante… Ambos le mandamos a la mierda… Me extrañó mucho que Dante estuviese tan tranquilo; se paseaba por el piso casi etéreo, a mí me daba muy mala espina… Bueno nada más llegar al hotel, Troy dejó las llaves al conserje y me miró por primera vez a los ojos: “Cruela, no puedo, vámonos, que eso va a ser un desastre”… Yo que conozco el hotel bastante bien por haber ejercido mi don de lenguas en sus salones… y no seáis mal pensados, no estaba dispuesta a dar marcha atrás… ni de coña me pierdo eso… - “Qué dices, entramos y veras que todo va a salir bien”,
Y viendo que no parecía convencido le propuse que nos vayamos a tomar algo para entonarnos antes de afrontar el peligro. Así que nos fuimos en un bar de la plaza de Sta Bárbara. La primera copa nos pilló silenciosos e incómodos, a la segunda Troy se relajó un poco y conseguimos hablar de un tema muy neutral “Los cachorros de Madonna” pero a la tercera Troy se animó de repente y me soltó esta bomba:
- “Val, desde que te conozco, no sé que hacer contigo me pones muy incómodo, nunca sé que decirte, y tengo la sensación que piensas que soy un subnormal, es una pena porque en el fondo creo que eres una chica muy inteligente y sabes estás muy mmonnaaaaa”
- Vaya Troy, tu tampoco estás mal, es que creo que jamás te vi con ropa de calle, siempre vas de chulo de gimnasio, en cuanto a lo de subnormal, hombre es que yo soy un portento es normal que te acomplejes a mi lado…” Silencio, qué parado por dios…
- Troy lo decía de broma… hombre son casi las nueve ¿no deberíamos ir?
- Espera una copa más y ya estaré bien del todo… A la cuarta de Troy, pensé que sería mejor que yo lo dejase porque sé que este chico es muy sano y no suele beber más que Gatorade, si acaso un Red Bull en ocasiones contadas, así que los Barcadi Cocas le estaban haciendo un efecto tremendo… De repente me tocó la mano y yo sin poder evitar la quité como si me hubiese dado un calambrazo, a lo que Troy con voz cada vez más de Sabina, me dijo
-“¿Qué pasa que eres mi mujer no? Tenemos que disimular y hacer ver que nuestro amor es intacto, como el primer día… y se pone a reír ruidosamente, la gente se para a mirarnos…
¡Dios!… pensaba yo ¿dónde me metí?
- “Troy, me voy un momento al servicio, luego vamos a la fiesta vale”
- “Si mi amollllll, qué culo más prieto te hace el vaquero…jajajja ” No podía más, dios me estaba castigando fijo… Es más patético haciendo el macho ibérico... Es extraño jamás me ha parecido más gay que en ese preciso momento… El local estaba hasta la bandera, me tenía que contonear cual lombriz para abrirme camino, así que sin querer me choqué con un chico que llevaba un jarra de cerveza tamaño XXL, y claro me mojé toda… El pobre intentó darme una servilleta para ayudar a secarme… Y fue cuando oí la voz de Troy desde el otro lado de la barra:
- “Deja en paz a mi chica, mamón, si la vuelves a meter mano, te crujo”…
¡Dios, no puede ser! Troy está interpretando su papel a fondo… hemos creado un monstruo… Yo disculpándome “No pasa nada, ha bebido un poco, cariñññññño cállate por favor” pero no había forma, ya estaba llegando Don Músculo a nuestra altura…
- “Qué te he dicho que la dejes, ¿no ves que está conmigo?
El chico de la jarra no se lo toma a la ligera e empieza a soltar unos “qué pasa tío” y “tienes un problema” que no auguran nada bueno. Yo, en caso de pelea, entre los dos me inclinaba por Troy que es una bestia de gimnasio así que por minimizar el incidente, intenté mediar entre los dos
- “A ver que todos queremos pasarlo bien ¿no?, os invito a una copa y tan amigos En eso se acerca una rubia teñida estilo Vicallecas, y me suelta “tú pija de mierda, por qué no te largas de aquí con tu Action Man" y me empuja… Tendría que haber hecho caso pero la verdad que no pude resistir y le solté
- ¿Tu vulgaridad es innata o viene de serie junto con el vestido estilo AIDA? La tía se me tiró al cuello, chillando con una mona… la esquivé como pude y me escondí detrás de Troy…
- “A que te rajo tu cara bonita, guiri de mierda, lárgate tu y los implantes de tu chico” Dios que no lo haya oído Troy con lo sensible que es acerca de sus implantes capilares… Pues lo había oído nítidamente… Se le estaba poniendo la misma cara de Bulldog que cuando levanta pesas… Su puño estaba ya preparado para aterrizar en la nariz de la Aida… Pero etilismo no es compatible con precisión de ataque… porque el chico de la jarra, en un afán de proteger la napia de su doncella, le agarró el brazo a Troy y le llevó en volandas a la calle ayudado por dos espontáneos que se habían apuntado a la fiesta… Yo, salí corriendo detrás de ellos no sin antes haberle machado el pie a la Aida con mi tacón de aguja… Lloraba de dolor, llevaba chanclas todo hay que decirlo…
Agarré a troy que quería repetir y nos fuimos a refugiar en el café Santander de la otra esquina… Menuda estampa: Yo con el top chorreando, el moño por arte de laca y horquillas seguía más o menos en su sitio, y Troy con la camisa rota…
- “Vaya, pues va a ser que de la fiesta nos olvidamos “
- “Ni hablar, Val me tomo otra copa y allá que vamos”
- “Troy que estoy empapada y tu con esa camisa no puedes entrar”
- “No problemo, tengo la bolsa de gimnasio dentro del coche, tú vas al servicio y te secas con el secador de manos…”
No sabía que contestar, pero de repente lo surrealista de la situación me pudo y me puse a reír hasta llorar, nunca imaginé que lo diría pero me lo estaba pasando en grande CON TROY y NO A COSTA DE TROY… Alucinante…. Pedimos otra ronda…. A las 22h15, Troy me estaba contando anécdotas del gimnasio, de Dante, de Mieres, se ha convertido en uno más del Club de la Comedia. Estaba borracho como una cuba… De repente a un viejo que me estaba mirando el generoso escote mojado, le dijo:
- “Buena mercancías eh?” y grita “Quiero a esa mujer” imitando Tom Cruise en el Programa de Ophra…
Un buen rollo total…Mi mandíbula se resentía de tanto reír… 22h45, mi móvil: Dante“mierda” pensé ¿qué coño le cuento yo ahora? - Siiiiiiii???? - ¿Cruela dónde estáis? - Aquí en la fiesta… que – y me corta Dante - Cruela no me mientas, no estáis en la fiesta - Y ¿tú cómo lo sabes? - Porque yo SI estoy… CONTINUARÁ

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Pio pio pio

Related Posts with Thumbnails