lunes, 17 de diciembre de 2007

BAD SANTI

anti tiene las rodillas machadas… y la mirada perdida.

Siente que va perdiendo facultades… contesta a las preguntas como un robot, sonríe, levanta los brazos, coge un caramelo, un achuchón, sonríe para la foto y ala… en menos de dos minutos está todo despachado…

Aturdido por los villancicos y las voces de los niños que le rodean de 10 a 22, Santi nota como va perdiendo paciencia… El olor a fritanga del Burger de al lado le marea, jamás será capaz de volver a probar una patata frita en su vida… Si por lo menos estuviese el belén viviente podría entretenerse mirando los pechos de la Virgen María… es lo que tienen los disfraces del chino a todo un euro, mala calidad, transparentan que da gusto… Santi calcula que la chica que hace de Virgen no tiene más de 16, aunque por la forma en que mira el paquete de las mallas del negrazo que hace de Baltazar hace ya tiempo que la visitaron un Ángel, un Jonathan o ambos a la vez, Baltazar quizá será Nubio pero ella de núbil nada…

Pero los del belén viviente sólo vienen los fines de semana… así que de lunes a viernes, Santi está solo ante el peligro, ni un reno, ni un paje por compañía… Maldice a la ETT que le facilitó el trabajo… “BUSCAMOS PERSONAL JOVEN Y DINÁMICO PARA CAMPAÑA DE NAVIDAD”. Así que se apuntó, pensando que le iban a poner de reponedor (valga la redundancia) o de azafato de esos que dan de probar turrón a los gorrones del supermercado… pero nanay… en cuanto entró, la chica pechugona con cara de extasiada o de recién follada (por la hora ambas opciones podían ser tomadas en cuenta), le dijo con voz de pito TENEMOS UN JOB SUPERADECUADO A TUS APTITUDES”…

Santi se alegró oírlo porque estaba ya desesperado por conseguir la pasta necesaria para comprarle a la Vane, el regalo perfecto para reyes… un abrigo de piel… Ni se paró en pensar que él pocas aptitudes tiene; no habla más que el castellano (y sospecha que no del todo bien), no pasó bachillerato, no sabe de ofimática, ni de informática, ni de esas cosas que piden en los anuncios… eso sí sabe liarse un canuto con una mano y conduciendo, pero la verdad a no ser que le contraten de encargado de rollitos de primavera en un restaurante chino, esa faceta suya no le va a ser de gran ayuda, paque engañarse…

-Pues Ud dirá, señorita que yo estoy dispuesto y disponible para todo..

- Ante todo, ¿estás libre ya ?

- Cómo que ya, puede ud. especificar

- ya es ahora, vamos tendrías que estar en el Supercarrefour del Monte Pringoso en menso de una hora, he calculado que en metro después de tres trasbordo, llegarás a tiempo…

A Santi le sorprendió un poco la rapidez y le molestó un poco porque había quedado con los amigos a tomarse las cañas y jugar una partida de mus, pero bueno…

- Bueno vale, si hay que irse se va, señorita

- Muy bien, Santi, así me gusta con alegría y iniciativa, toma, aquí tienes el uniforme, a ojo creo que te vale, cuídalo bien que es caro y lo tiene que devolver limpio y planchado, la presentación es primordial,

- Descuide señora, estaré siempre hecho un pincel

- Me encanta oírlo y ahora fuera que llegas tarde, cuando llegas allí ve a caja central y preguntas por Maripuri… corre que te esperan en 50 minutos…

- Muy bien, señorita, ya verá que dejaré en buen lugar su empresa, gracias

Y se fue sin preguntar cosas primordiales cómo cuando y cuánto, y tampoco se le ocurrió inquirir el Qué.

Así que llegó con la lengua pa fuera y buscó a la tal Maripuri… qué sin más contemplaciones le indicó el vestuario y que su puesto de trabajo estaba al lado del burger…

Santi se alegró, pensó que ya había adivinado lo que iba a hacer… Segurata

Claro, cuadraba lo del uniforme, la presentación impecable, además como es un poco fuerte, es un trabajo ideal,así que animoso se fue a cambiar y poner el traje de faena… Cómo le vea la Vane con su uniforme fijo que se le caen las bragas, a ella le gusta la autoridad y los galones, su abuelo era militar… y su padre se fue a la legión en Fuerteventura…

Pero al abrir la bolsa, Santi se extrañó al ver que el uniforme era más rojo chillón que una lata de Coca Cola... cuando sacó la botas negras, el cinturón, el gorro y la barba… ya no tuvo ninguna duda, el curro era hacer de PAPA NOËL… pensó huir pero la imagen de Vane desnuda debajo del abrigo de visón le pudo…

Se animó y se fue a sentar en la silla recubierta con una mezcla de papel albal y de regalo con estrellas y puso buena cara… los niños le miraban extasiados… por una vez Santi era el centro de atención…

Les sonrió a todos y empezó el show…

­“¿te has portado bien?, ¿qué quieres que te traiga?” Papa Noël no es gordo, está fuerte.. Deja de tirarle la barba a Santa…

Al décimo niño, las ganas de estrangularles a todos le cogían por el estómago y le provocaban unos retorcijones espantosos, unas ganas de mear insoportable…

Al segundo día ya estaba decidido ODIABA LA NAVIDAD Y A LOS NIÑOS, y pensar que le quedaban 2 semanas por delante…

Cómo era Santa Claus y tenía que ser un referente, un baluarte del buen comportamiento, le tenían prohibido salir a echarse un pitillo, una caña, flipas… el único consuelo fue que La Vane al saber que su chico era segurata (Santi no la quiso sacar de su error), estaba más cariñosa con él y casi le miraba con admiración… Por ello aguantaba Santi…

Pasaron las semanas y el día 24 estaba ya al caer… último día de curro para Santi, estaba feliz, había resistido… la ganas de infanticidio no pudieron con él, la Vane estaba hecha un gatita mimosa, y dentro de 24h podría quitarse el traje de Santa para siempre jamás… para colmo de gloria, los del Belén viviente estaban todos allí, y la Virgen estaba más esplendorosa que nunca o eso le parecía… se acercó a Santi y le dijo zalamera “HOLA SANTA… qué tal, te puedo pedir algo”

Y sin más preámbulo se sentó en sus rodillas… Santi estaba patidifuso… su cuerpo se adivinaba perfectamente bajo la túnica y está muy calentita… puso voz de niña pequeña y se frotó contra su pecho:

- ¿Papa Noël, prometo que he sido una niña buena y estoy segura que me vas a traer un regalo fántastico, ah que si?

Santi intentaba contenerse pero la jodida se esta contoneando y le ponía unos morritos tan apetecibles

- Santaaa ¿no me vas a dar un regalo?, dame por lo menos un caramelo de esos, unoo rojooo..

Santi paralizado la miraba y se estaba excitando por momentos… le dio en caramelo y ello lo chupó de una forma más que sugerente…mirándole con unos ojos picarones y provocadores…

De repente se oyó una voz…

Oye señorita, ud está ya muy crecidita, dejar pasar a los niños hacer el favor


Ella le miró, y se levantó no sin antes dejar un vista privilegiada a su escote… y susurrarle al oído ¿cuando quieras Santa, estoy a tu disposición, puedo ser una chica muy mala, te atreves a probarlo? Y se fue corriendo a su puesto del belén… dejando Santi más caliente que una perra en celo… y se subió el primer niño…
- hola Santa quiere que me traigas la playstation3, un juego… talali talala…

Pero Santi está ausente, mirando la virgen de enfrente quien a su vez le provocaba con su mirada..

- Santa qué no me haces caaaaaaaasoooooo, he dicho que quiero el caramelo… jo que Papa Noël más feo que eres… mamáaaaaaaaa que no me gusta este Papa Noel…quiero ir al del Corte Inglés...

- Pero qué dices Pablo, es muy bueno… deja de hacer el tonto

Santi no podía quitar la miradas de los pechos de María y ella se quitaba el velo para que él tenga mejor vista… el sin darse cuenta tenía una erección de caballo, el niño gritó

- Mamá Papa Noel tiene algo duro en los bolsillos, no quiero quedarme con él- y se bajó…

La madre la criatura miró el bulto que Santi a duras penas intentaba esconder debajo de un paquete regalo, y se puso a gritar

- QUÉ ESCÁNDALO, SOCORRO, PAPA NOEL ES UN PEDÓFILO

Antes de poder reaccionar Santi se vio rodeado de una horda de madres exaltadas dispuestas a lincharle… Santi consiguió zafarse de ellas y se fue corriendo por los pasillos del centro comercial... detrás de él, un centenar de clientes del súper a los cuales los seguratas se habían añadido le perseguían a gritos de DETENED AL PAPA NOÉL ES UN SATIRO...

Santi sin saber a qué santo encomendarse, entró en el único lugar donde a lo mejor podía esconderse entre la multitud a saber el hipermercado, y se dirigió raudo y veloz a la sección de confección... si retrasarse en mirar cogió lo primero que vio colgando de unas perchas y sin más entró en el primer probador disponible bajo la mirada impasible de la encargada que afortunadamente estaba más pendiente de que se acabe el turno que de hacer preguntar ...

Sin más preámbulo Santi se despojó de su traje de Santa, para constatar con horror que la prenda escogida al azar era un magnífico vestido de fiesta de la talla 40.... dorado y con escote... Haciendo verdaderos ejercicios de contorsionista y contrayendo músculos que no sabía que existían, Santi consiguió meterse en el traje, se quitó la barba y el gorro... Se quedó estupefacto al ver su imagen en el espejo... Parecía un travestí de la casa de campo, la botas de Papa Noël no favorecían mucho y la mata de pelo que enseñaba el escote tampoco... total un horror... qué duro es ser mujer, pensó Santi.... y se atrevió a salir... la encargada, milagrosamente, había desaparecido... De lejos, Santi pudo ver a las madres desquiciadas preguntando a la clientela alucinada por un Papa Noël huido... A pesar de su apariencia de puta de Montera, nadie se fijó en él... siguió su camino hacia la sección de ropa deportiva, a ver si por lo menos podía hacerse con un chándal... y al doblar la esquina, les vio... Vane y su padre, el legionario...

- Santi, dime que no es verdad

- Vane, cariño, no es lo que estás pensando, te lo puedo explicar... Señor Montoya... Ud no crea, Vane lo hice por ti, por comprar el abrigo...

El legionario le miró con asco, y tiró de la mano de su hija...

- Jo puta, me dijiste que eras Segurata, y resulta que te ganas la vida como travestí, y yo me le creí y vine como mi padre pa que vea que eras un hombre de bien, Ay que disgusto madre, no Santi no me digas, na y ¿dónde os lo montáis?, ¿en los servicios?, por dios hay un montón de niños... no quiero de un regalo tuyo, comprado con dinero sucio, soy una mujer mu honrada, no quiero nada tuyo... Ven Papá vamos a por la crocretas congeladas... adiós Santi.... no me llames nunca más en tu vida...

Y se dieron la vuelta... Santi ya sin saber ni que decir, ni que hacer, se olvidó de cualquier precaución, y se fue arrastrando hacia la salida, al pasar por el detector, el alarma empezó a pitar y a los pocos segundos dos seguratas le rodearon... también la chica de los probadores quien afirmó haberle visto entrar vestido de Papa Noël y salir hecho un travestí... las madres no tardaron en juntarse al grupo... Se lo llevaron al cartucho de seguridad donde llamaron a la benemérita... A Santi ya la daba todo igual...

La nochebuena la pasó con una puta, tres inmigrantes ilegales en un celda del cuartel... al final no le fue tan mal... por lo menos allí nadie cantó villancicos, ni comieron turrón ni mazapán....

El titular del periódico del día siguiente fue DETENIDO UN PAPA NOËL PEDOFILO Y TRAVESTÍ EN EL CENTRO COMERCIAL DE Monte Pringoso...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Pio pio pio

Related Posts with Thumbnails