miércoles, 23 de abril de 2008

EL ESTRENO DE LA PRIMERAS VECES

Y de repente no tengo nada que decir, es raro es como un aburrimiento generalizado… la astenia primaveral o algo parecido… no sé estoy como descolgada de mi propio blog… lo cual es un colmo cuando precisamente se trata de colgar post…

Quizá sea el mes de mayo que se está acercando con sus alegrías varias… a saber mi cumple, la confirmación de la visita inesperada de alguien muy querido en la distancia, la visita anual esa sí esperada de mis padres y el cumpleaños de mi E que se está haciendo tan mayor que me veo reflejada en ella a cada bronca que por cierto ocurren un día sí y otro también… es que 12 años son pocos a la vez que muchísimos… porque representan el cierre de una etapa, la de la tierna infancia, la de la escuela primaria con sus profes enrollados que apenas castigan, la dulce armonía entre chicos y chicas, la facilidad de decir ¿quieres ser mi novio? sin más comeduras de coco, la de los cumpleaños en la zona de bolas, la de pensar que tus padres son sólidos como rocas, que nunca fallan… para dar paso a esta nueva etapa que es como una nueva dimensión, un más allá en el crecimiento hormonal, la preadolescencia… donde por cuestionar se cuestiona todo…

La verdad es que mi E no tiene mucha suerte porque le ha tocado una Cruela como madre, y también porque a nosotras, las mamis de hoy en día nos tocó vivir una etapa más liberal que la de nuestras madres… a saber que ellas fueron educadas para serlo… se perdieron muchas cosas en este afán de ser una buena chica, una buena esposa, una buena madre, pero se dieron cuenta enseguida que los tiempos habían cambiado, y muchas se transformaron en impulsora de la independencia de sus hijas, querían para nosotras lo que a ellas le quitaron, estudios, viajes al extranjero, vestir a la moda, ser tu propia dueña y no la señora de … el único problema es que no tenían referencia, no se podían basar en su propia experiencia para prever y entender mejor lo que estaba pasando en la dichosa pubertad… con lo cual era más fácil engañarlas porque no se imaginaban todo lo que estaba a nuestro alcance ni tampoco en cómo íbamos a disfrutar de nuestra libertad…

Pero yo sí y me acuerdo perfectamente además, porque por mucho que el mes de mayo cumpliré ya cuarenta y (uno en este caso), recuerdo perfectamente que el mes de julio después de cumplir 12, di mi primer beso de tornillo, escondida en las dunas… porque claro los primeros besos son veraniegos o no son…

Se llamaba Lolo y yo no quería besar con lengua pero mi prima que ya lo había hecho y no quería quedarse sola en el pecado

Inciso: porque así lo decíamos, LO HE HECHO, era tan importante el paso que no hacía falta más explicaciones es como el MADRID…. Se entiende que es el club de fútbol, sin más detalles… cierro el inciso.

A lo que iba, a mi prima no le importó que yo tenía dos años menos que ella y que estaba aterrada ante la magnitud del paso que tenía que dar… ella me presionó y me apaño la cita en las dunas, detrás de los juncos que hacían como una cabaña, casi me empujó a los brazos de Lolo que me miró igual de descompuesto que yo… pero yo siempre fui expeditiva con las cosas que me molestan, así que le planté el beso… cerré los ojos y no fue en un afán por emular los besos que veíamos en las pantallas del cine de barrio (pronunciar barrrrio con 4 eres mínimos al estilo Carmen Sevilla)… cerré los ojos por vergüenza… el beso fue como de centrifugado de lavadora, mojado y rápido, nuestras lenguas dieron vueltas como unas cinco veces, o el tiempo que nos falle a respiración… después abrí los ojos y me fui sin mirar atrás, con las mejillas encendidas y un cabreo de tres pares porque todos los amigos estaban esperándonos a la salida… yo había pedido discreción….

Al día siguiente, Lolo esperó otros besos que le negué, lo nuestro se había acabado definitivamente y ni fue bonito mientras duró… el pobre chaval lo intentó en varias ocasiones, y descubrí que mucho más que el sabor del beso, lo que me encantaba era el poder que me había otorgado… así que al pobre Lolo le volvía loco a beso de Sí,, a lo mejor, quizás, para finalmente decir que no…un día me enteré que decía por allí que yo era una calientapollas… me acuerdo que me quedé boquiabierta… y le di un bofetón vamos le cruce toda la cara… estaba indignada: yo no le había tocado la polla a este chico ni a niguno, cómo se atrevía a verter tal infamia sobre mi persona….

Cuando mis primas mayores me explicaron el significado de la palabra, entendí que a lo mejor era cierto, que yo prometía mucho a cambio de poco… y ¿sabéis qué? Pues que me encantó… y de hecho siempre revindiqué ser una calientapollas… al fin y al cabo… entendí que eso era un juego y que si algunos no entendían mis reglas pues peor para ellos, me llamasen lo que me llamasen…

En fin que miro a mi retoño y admito que la ceguera maternal no me apresa.

No soy ni he sido, una madre de esas que siempre piensan que su prole es la más plus, ni que su niñ@ nunca tiene la culpa de nada, yo soy de las que dice "¿qué has hecho ahora?"… creo que según los criterios de las revistas “ser madre” o “mi bebé y yo” soy una madre desastrosa… me falta este punto de ñoñería maternal que te hace llevar la merienda a la guarde a pesar de saber que tu hij@ sale con ella recién tragada o llevar siempre un par de tiritas, pañuelos, dalsy y demás por si acaso en el bolso, ese impulso que te hace acudir a Urgencias por dos décimas de fiebre… no la verdad es que no fui así, tampoco le leí cuentos en la cama porque me aburren mortalmente, ni me levanto media hora antes para prepararle un desayuno lleno de las vitaminas y proteínas necesarias para su buen crecimiento…. Qué va, yo parto de la base que el colacao con frutas y cereales es un desayuno completo condesado en un vaso preparado en 2 minutos en el microondas… eso sí mi E y yo siempre hemos hablado mucho y de todo… pero he aquí la señal que está creciendo, mi E ha dejado de contarme cosas… de repente se sonroja cuando se encuentra un compañero de clase por el centro comercial, de repente los niñatos tontos que jugaban a la pelota en el patio y pasaban de ellas se han vuelto chicos altamente interesantes… ha pasado de hacer coreografía sobre las canciones de Bisbal a cantar en un inglés correcto las de Tokyo Hotel con desgarro en la voz y sufrimiento en la cara vamos todito to…

Miro entre asombrada y divertida los dos montecillos que apuntan debajo de su camisa, sus poses estudiadas ante el espejo, su forma de andar moviendo las caderas hasta hace poco inexistentes y de repente recuerdo que hace unos treinta años, en julio Lolo me daba mi primer beso con lengua… y pienso que probablemente este verano cuando irá al campamento, mi E también se ensayará… con algún Iker, David o Carlos….

Y me preguntaréis "¿Cómo lo llevas?, ¿Estás preocupada, angustiada, te sientes más vieja?”

Y yo os contestaré pues que nada de nada, ni preocupada, ni más vieja, lo que sí admito es que la tengo una envidia tremenda… porque daría mucho por sentir otra vez los nervios del primer amor, las charlas de 3 horas colgadas del teléfono con las amigas que acabas de dejar después del cole, contando chorradas, la primera salida a la discoteca, el primer beso de este chico que realmente te hace vibrar, la primera ruptura, la primera borrachera, el primer hurto de una barra de labios en el centro comercial, corriendo como locas por los pasillos convencidas que la guardia civil nos espera a la salida, los primeros tacones de 10 cm que te martirizaban los pies pero que te empeñabas en poner, el primer conjunto fashion comprado en una tienda de segunda mano (ahora lo llamaríamos vintage pero por aquel entonces lo llamábamos reciclado), el primer piso abuhardillado compartido con unas amigas, el primer viaje en autocar a la Costa Brava con 200 euros para unas 3 semanas, el primer coche, el primer sueldo… cómo me gustaría a mí revivir mis primeras veces… aunque claro desde la experiencia me saltaría a algunos chicos y hechos que realmente empañaron mi curriculum… o quizá ¿no? Creo que al final me quedo con todas mis primeras veces porque siempre me gustó mucho estrenar sean novios, zapatos o piso de alquiler…

Sé que me queda un largo recorrido que ésto no ha hecho más que empezar, sé que me esconderá cosas, incluso es posible que me mienta, sé que intentará sacarme todo lo que pueda y más, sé que por normas vamos a discutir, sé que seré su enemiga en casa... todo eso lo sé y me lo espero pero al mirar a mi E, me siento orgullosa de la mujer en ciernes que se adivina debajo del chándal del colegio… y sólo la deseo una cosa:

QUE DISFRUTE CADA UNA DE SUS PRIMERAS VECES TAL Y COMO LO HICE YO….

Y por mi parte, espero seguir estrenando muchísimos años más… y a lo tonto a lo tonto he escrito un post... y a fin de cuentas ¿a caso un post no es un estreno?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Pio pio pio

Related Posts with Thumbnails