viernes, 1 de agosto de 2008

AQUELARRE EN EL CAMPO

La chica de rojo, sale nerviosa de la oficina, bendice a todos los santos del santoral andaluz (y son muchísimos) y a su jefe que la dejó salir hoy antes… bueno realmente el permiso se lo concedió hace casi un mes cuando ella se enteró de la gran noticia… desde entonces la crisis que se está cebando con el sector de la construcción, ha provocado una restructuración forzada de su empresa… y ya no hay problema de jornadas intensivas, se la han concedido para todo el año… y el sueldo consiguiente también… Dios cómo se va apañar con el colegio de los niños, los uniformes, la ropa, los préstamos y los caprichos lógicos aunque limitadísimos de dos adolescentes… pero hoy se da una tregua y se impone no pensar en ello… hoy es viernes y es más que una puerta a dos días de descanso… hoy es un viernes especial…. Sonríe, se relaja, los niños están con su padre, su hermana de vacaciones con el #@~@ de su marido, su madre… ay su madre de momento la tiene casi controlada… definitivamente está libre… Freeeeee como hace mucho no se sentía… se dirige a la estación de autobuses y pone rumbo hacia el aeropuerto, desde la ventanilla mira el paisaje, cuánto han construido piensa con lo bonito que era todo antes…las casas de vacaciones de gente que se la puede ofrecer caen casi en picado en el azul del mar… las torres tapan el horizonte… ¿Vacaciones? ella ya no sabe lo qué es eso, suerte que vive al lado del mar que sino…

No le gusta volar pero hoy lo hace con gusto… este vuelo hacia el norte, hacia la otra punta de la piel de toro, no le cambiará la vida, no, pero seguro le pondrá color y calor… cierra los ojos… y se deja llevar…

¡que las horas pasen pronto ¡qué ilusión, nos reunimos por fin!

La chica de verde se despide de sus 2 niños pequeños y del mayor… su chico, ese niño grande que parece no sabe vivir sin que esté ella… está atacada, mira y remira sus billetes de tren… calcula mentalmente el tiempo que le queda hasta la estación… hace un calor propio de esos meses de verano, pegajoso por la humedad que trae el mar que está tan cerca… como una madre más repasa las recomendaciones a su chico… que les des de comer a los niños y no te olvides de sacarlos a pasear… te he dejado comida en la nevera… ¿estarás bien?... se preocupa por él, siempre se preocupa por él y en general por los demás… por hoy desconecta, nadie la hará dar la vuelta…ha pasado un mes horribilis como diría la Reina de Inglaterra… muerte esperada de un ser querido, dar apoya a su madre que lo pasó tan mal, rencillas por el vil metal… y ella siempre allí para proteger y ayudar a los que quiere… a veces piensa que ojalá la ayuden a ella también… está nerviosa, siempre le ocurre cuando viaja y eso que últimamente se ha soltado… viaja sola y sin GPS… siempre se sintió un poco paleta a veces se pregunta cómo las demás la aceptaron… ella que ni viajó, ni sabe idiomas… bueno si las sabe pero no se suelta… pero algo cambió esos 2 últimos años…. Y para bien…. Sentada en la butaca del compartimento de ese tren que la llevará hacia el norte por fin consigue relajarse, si no fuese por los dolores propios de cada mes, estaría casi cómoda… y se deja llevar…

¡que las horas pasen pronto!… ¡qué ilusión, nos reunimos por fin!

La chica de azul está histérica… puto curro de mierda, puto jefe … tiene que salir ya… hay tantas cosas que hacer jolines… y allí sigue sentada… cuando tendría que volver a casa lo más pronto posible para organizarlo todo, y claro como decidió que quería vivir en el campo… su campo… su remanso de paz… tan acogedor, tan bonito, tan… ¿apartado?... cierto lo es… sus amigas dijeron que no aguantaría, que ella es una juergas, que no puede estar fuera de la ciudad, que se ha metido a monja de clausura… y tiene que admitir que de vez en cuando, cuando tiene que ir al centro por motivos de trabajo, siente una pizca de envidia al pasearse por el Born, mirar la gente chic que compran ropa en las boutiques… el ruido de los bares… pero se pasa pronto, en cuanto pisa el portal de casa y se reencuentra con el responsable de sus retiro, su bicilista preferido, ese amor inesperado que la hizo reflexionar y cambiar de rumbo… Se estira, el cuello le duele… puto ordenador… repasa los horarios, primero estación luego aeropuerto… cuando por fin se escapa y arranca su Opel corsa con un “Por dios hoy no me dejes tirada, aguanta un par de días y juro que te arreglo lo que haga falta”…. Conducir fuera del tráfico de la ciudad la relaja… el mes pasado no fue su mejor momento… a veces el cansancio te mina la salud… pero está recuperada, de hecho se siento como nunca… mete la quinta y la música a todo meter… “listen baby, there’s no mountain high, theres’no vallley low….” Y la canta a todo pulmón….y se deja llevar…

¡que las horas pasen pronto!… ¡qué ilusión, nos reunimos por fin!

La chica de amarillo, no para quieta, deambula por casa, inspeccionando cada rincón… no está del todo satisfecha, la casa a veces la pesa demasiado, siempre algo por hacer, boquetes por aquí, grietas por allá y encima el inepto de su cuñado que no avanza con el aire y lo deja todo hecho una mierda… si ya se sabe cuando hay confianza… se acerca a la terraza… su espacio, lo ha hecho lo más cómodo posible, un chill out dice su amiga cuando viene a fumarse unos pitillos a escondidas… pero la casa es maravillosa, y sus chicos están felices en ella… Ay lo gemelos qué trabajo dan… sobretodo uno que bueno es distinto, hiperactividad dicen aunque ella piensa que son más bien las ganas que le desbordan, demasiadas cosas por hacer a la vez, sin tiempo que perder… menos mal que está El que siempre la apoya… este año fue de cambio, y a veces se asusta… a los 40 empezar un negocio es un reto… ¿se habrá sobreestimado? ¿dará la talla?... no lo sabe, sólo sabe que necesitaba hacer algo, después de haberlo dejado todo aparcado para ocuparse de sus hijos, necesitaba hacer algo por ella misma…

Repasa el menú, el queso con arándano está en la nevera, el cava también y la cocacola Light por supuesto… Su EL ha dicho que se llevará a los chicos y dejará el campo libre, cómo se lo agradece… qué suerte tiene, qué suerte tienen de tener esa familia… repasa todo una vez más, cuando por fin se convence de qué todo está casi perfecto, se relaja, coge un pitillo y se siente en el sillón de la terraza y se deja llevar… ¡que las horas pasen pronto!… ¡qué ilusión, nos reunimos por fin!

La chica de lila está intrigada o mejor dicho ansiosa por saber qué pasará… este viernes como todos los de veranos son para ella de mucho trabajo, un inmobiliara en la costa brava…. Ya me diréis… hasta el sábado por la mañana no empieza el fin de… aunque este año… la crisis afecta a todos…. Y los bancos no prestan dinero como antes… comprar una segunda residencia al sol es un lujo que cada vez menos se pueden ofrecer… pero hay no piensa en ello… sólo piensa en mañana… ha hesitado un poco antes de decir que sí, se sentía como una añadido, al final la invitación le vino de rebote pero da igual, ella se apuntó porque se muere de ganas por conocer a las demás… será la más pequeña pero acaso importa… ella ha cambiado bastante esos últimos meses, ha dejado de ser la chica un poco acomplejada por algunos kilos demás, que se ha quitado por otra parte, ha viajado mucho, Madrid, Nueva York y se ha hecho un montón de amigos… se siente más segura… eso de viajar es lo mejor desde luego que se apunta a todo, aprovecha mientras no tenga ataduras… de momento sólo quiere pasarlo bien y sabe que mañana seguro que lo hará…. Entre llamadas y llamadas… se relaja… y se deja llevar…

¡que las horas pasen pronto!… ¡qué ilusión, nos reunimos por fin!

La chica de fucsia mira por última vez sus billetes… suspira y los rompe…. Mira a lo lejos a su retoño intentando mantener el equilibrio en la tabla de windsurf, a la vez que su padre le da trucos para conseguirlo y se ríen…. Por fin él se ha relajado, por fin vuelve a sonreír, por fin los tres están juntos pasándolo bien…

No cogerá el tren, ni el coche, ni el avión se quedará en la orilla de ese pantano madrileño… pero sonríe al pensar en las demás, se estira en la arena… ´

y se deja llevar… ¡que las horas pasen pronto!… ¡qué ilusión, se reunirán por fin!

Las chicas de colores se encontraron juntas en un lugar de la campiña catalana… se emocionaron, se rieron mucho, fumaron más, se emborracharon de alegría y alcohol y sobre todo confirmaron lo que todas sabían ya… que se caían de puta madre… como dijo la de verde, es una amistad que empieza por el final, primera se contaron todo y luego se abrazaron… y eso todo se debe a que cada una en algún momento abrió un blog… ¿a qué es mágico?

Y yo la de fuscia no estuve allí pero sé que todas invocaron mi nombre porque a pesar de todo yo sentí que una parte de mí sobrevoló su aquelarre…

La próxima estaré….


Quienes son las chicas de colores, os dejo adivinarlo... no es muy complicado


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Pio pio pio

Related Posts with Thumbnails