martes, 11 de noviembre de 2008

DE AMOR NO SE MUERE NADIE

Este tío no te quita ojos..
¿CUAL?
No te hagas la tonta... está detrás de la columna donde casualmente te acercas al bailar... je je a mi no me engañes...
¿dónde está Marco?
En el bar de enfrente... está con tu hermano y sus colegas... tiene para rato... ala al toro

El caso es que lo había notado mucho antes de que la Véro me lo diga... y sí era cierto me acercaba cada vez más a la dicha columna de espejo... Pero la verdad que estaba dudando... acabábamos de hacer las paces con Marco... otra de nuestra discusión explosiva... que casi le costó la vida... cogió el coche en un estado deplorable para ir a por mí y se estampó en la primera curva... salió ileso justo antes de que ardiera... era de su madre... siniestro total... cuando me lo contaron, sentí miedo... y pena... una pena inmensa... ¿qué sería de nosotros, cómo podía dejarle sin hacerle daño? pero la parte más tonta de mí se quedaba deslumbrada por esos actos de pelis de adolescentes... se jugaba la vida por mí... así que una vez más me prometió que todo iba a ir mejor y yo le seguí la corriente... pera cada vez menos convencida... la inercia me atrapaba pero algo en mí, alguna mecha de las neuronas de mi sentido común estaba encendida y prendía poco a poco... así que decidí mirar directamente la cara de ese admirador secreto....
"Boum"... mi corazón dio un vuelco... era guapísimo... o eso me parecía a mí... tanto que me corté y me di la vuelta... pero Véro estaba alerta.... "toma coge una invitación para nuestra fiesta de cumple y dásela así tienes un motivo"
... "
ja... si no le conocemos de nada, como para invitarle a nuestro cumple"...
"qué más da...hemos invitado a todos los de la discoteca y no le des más vuelta"
....
Así que avancé hacia él como una comuniante hacia el altar... enrojecida y balbuceante o sea patética...

- Hola, verás es que bueno... toma...
Me di la vuelta pero su voz me atrapó
- ¿Qué es?... en serio me invitas a tu cumple....
- Bueno ejjj la verdad es que hemos alquilado una sala y la meta es conseguir pasta para irnos de vacaciones...
- O sea que se la das a cualquiera
- Sip... digo no... bueno un poco... pero nada que tú no te sientes obligado... adiós....
- Heyyyy quién ha dicho que yo no voy... irá tu novio... ¿de dónde es por cierto?...

Este tío estaba tonto o ¿qué? no se interesa por mí pero pregunta por mi novio... pero leyó mi desconcierto...

- Oye que no es por nada... es que yo soy chileno... y él también tiene que ser de por allí, es sólo curiosidad...
- Ah pues bueno es de Ecuador...
- ¿habla castellano?
- ni una puta palabra, Marco llegó con tres años, le adoptaron y nadie le volvió a hablar en su lengua materna... se lo ha olvidado por completo...
- Jo qué pena me muero por hablar con alguien en mi idioma... por cierto me llamó Diego....

Claro pensé un nombre sexy para un chico increíblemente sexy...
- O sea como el Zorro....
- ¿Qué?
- Don Diego de la Vega... el zorro... mi héroe favorito por eso lo sé y por cierto me llamo Val y conmigo sí que puedes hablar en castellano... me defiendo bastante... (eso se lo dije en español)
- wav alucino... ¿entonces eres perfecta?....
- Bueno mis defectos tengo.... de allí mi perfección...
- Ya y se llama Marco y viene directo hacia aquí con cara de pocos amigos... mejor me largo, un placer princesa... nos vemos en tu fiesta....

Me dejó patidifusa y con ganas de mucho más... Marco me alcanzó... "quién es".... "alguien".... "¿de qué estabais hablando?"... "de nada sólo le di una invitación"... "ya cuánto más mejor ¿no?"... "pues eso"... y me agarró por la cintura y yo me deshice de él simulando unas ganas de bailar incontenibles... esta noche Marco empezó a hacerse insoportable para mí... y al volver a casa, por primera vez usé el truco de "me duele la cabeza, déjame"...

Pero el sábado de la fiesta, Diego no apareció, ni al siguiente, ni al siguiente... pasaron un mes y dos... hasta el final de agosto, Marco estaba malo así que salí sola ... fue cuando algo me quemó la piel... y me di la vuelta... era su mirada... me sonrió y no dudé y crucé la calle...

- Perdona... no vine a tu cumple...
- Ah pues no te preocupes ni me di cuenta (mentira cochina pero había que ser digna y que no se percaté que mis piernas temblaban como hojas en otoño) había tanta gente... (mentira cochina again, apenas cubrimos gastos, puta final de Champions)...
- Bueno pues entonces no te lo doy....
- ¿el qué?
- Eso... feliz cumpleaños

y me dio una bolsa de cuchería, gominolas de todos los colores, nubes... cómo lo supo... son mi perdición
.
- cómo sabías ¿?

- Tu amiga Véronique... me la acabo de encontrar y le pedí cual era la mejor forma de pedirte perdón... no lo dudó un instante y agradecí lo sencillo que era... buscar un abrigo de piel a esas alturas me era complicado... Me perdonas el desplante ¿?

Por supuesto que sí... le había perdonado porque jamás me había enfadado con él y el alivio de saber que no me había olvidado era tan suculento como él de las chuches... Nos fuimos paseando por las calles... nos contamos cosas de nuestra vida, secretos íntimos con una pasmosa facilidad... Diego era hijo de exiliados que huyeron de Pinochet, llevaba 13 años en Bélgica, su padre nunca aguantó estar lejos de su país y se volvió, a pesar de Pinochet, desde entonces Diego vivía solo con su madre y su hermana pequeña... los leves roces que de vez en cuando ocurrían al acercarnos para hablar nos daban como descargas eléctricas... y nos mirábamos como si nos llegábamos a creer que estábamos allí juntos y nos sentíamos tan bien... pero algo pasaba con Diego... lo presentía... así que cuando me despedí ni nos besamos... pero me dijo

- "¿nos volveremos a ver?"...
- "no sé si será posible, Marco..." (Claro que me daba igual Marco y que pensaba volver a verle sólo le quería sondear, ver cómo reaccionaría)
- "sí ya lo sé que está Marco... y es un buen tipo, he visto cómo te mira... con él estás fuera de peligro.... haces bien en quererle... un tío con suerte... adiós princesa"

Y me dejó otra vez en la más total perplejidad, le gustaba, estaba segura de ello, pero cómo me dejaba así... no pensaba pelear, no pensaba ni intentarlo... ¿acaso era maricón?... no seguro que no... me deseaba lo había notado... dios me estaba volviendo loca...

Al día siguiente vi a Marco... intenté olvidar a Diego... le provoqué, le llevé hasta la cama pero cuando nos metimos en faena, sus ojos negros me hicieron recordar a otros ojos iguales de negros... y se me fueron las ganas... un fracaso... Marco sin entender... ¡Dios! íbamos a acabar ambos desquiciados por culpa de este chileno de mierda... pero cómo me gustaba... estaba perdida entre dos estados del cono Sur...

Pensé que no volvería pero volvió, cada vez más solícito, más encantador, su mirada me devoraba, su piel me electrizaba... nos escondíamos en bares de mala muerte para que nadie nos viera... y hablábamos y nos callábamos y nos mirábamos y nos decíamos te quiero sin necesidad de mediar ni una palabra... pero cada despide me dejaba en estado de shock... ni un morreo... un adiós cuídate...
"nos vemos"...
"¿cuándo?"
... "no sé pero pronto te lo prometo, sabes que no lo puedo evitar siempre vuelvo... me atraes cual sirena pobre marinero de mí
"
y siempre cumplía... desaparecía, a veces semanas, me dejaba con la cabeza ida, parecía una gallina clueca... incapaz de concentrarme en nada, siempre alerta esperando verle doblar la esquina, insoportable con todos, pagándolo con Marco a quien volvía loco con mis "ahora te quiero para siempre, ahora lárgate no te soporto"...

La Véro empezó a preocuparse seriamente por mí...

- Si no fuese porque os he visto juntos, juraría que está jugando contigo... no sé quizá convendría que dejes de verle, bueno de esperarle... estás cambiando a algo que no me gusta... pareces une muelle a punto de saltar... no descansas, te lo juro incluso en sueño te mueves como una gula de norte (lo sabía porque ese año habíamos empezado la facultad y compartíamos piso de estudiante) ...

Ya me lo habían dicho antes, yo misma me lo decía pero escucharlo de la boca de la Véro que era la persona que mejor me conocía me dio pavor... decidí que tenía razón y lo intenté... simulé haber retrocedido en el tiempo hasta antes de cruzarme con sus ojos de bambi... pero no me engañaba... todo era pura fachada... llegó diciembre.. y Diego llevaba 3 semanas sin dar señales de vida, ni una postal de esas que nos mandábamos para quedar (no existían ni móviles, ni internet, y en los pisos de estudiantes no había teléfono, sí parece imposible), le daba por perdido... hasta empezaba a mosquearme seriamente por haber pensado que me quería... ni un beso y desaparece.... blanco y en botella... ¡cómo había sido tan tonta?... casi calmada, esperaba la llegada del año nuevo como el presagio de algo nuevo, una nueva vida... quizá por fin sola... sin Marco, sin Diego...

Pero un viernes justo antes de las vacaciones de Navidad, al doblar la esquina le vi llegar de frente... pálido, demacrado, pero tan guapo como siempre... se me cortó la respiración... el se paró en seco... quería ignorarle, pasar de largo y de hecho intenté hacer como que no le había visto... pero como siempre mi Véro me sopló "no seas tonta, ve a por él, pídele explicaciones y deja de temblar por favor pareces la niña del exorcista".
Así que me separé de mis amigas y me acerqué a él.
- Yo... perdona... soy un capullo... tendría que haberte dicho algo
- Y que lo digas... dónde estabas...
- eeeeh, eso... en el hospital...

Mi sangre se heló, le miré a la cara y sí que tenía una pinta horrorosa, una tez amarillenta, estaba muy delgado... la poca rabia que había conseguido acumular se me fue en el mismo suspiro de alivio por verle y entender que no tenía culpa de haber desaparecido... ¡qué egoísta!, él enfermo y yo aliviada por saber que no me había querido evitar, que tenía una buena razón por haber desaparecido.... que me quería.. lo sabía, lo sabía, lo sabía...

- ¿Qué te pasó... estás mejor?.... Bueno bastante, me estoy recuperando fue hepatitis
...


Me importaba un cuerno, ni me percaté de lo importante de la enfermedad ni de lo que conllevaba sólo pensaba que estaba aquí conmigo y que me quedaba poco tiempo porque había quedado con Marco dentro de un cuarto de hora...

- Tengo que decirte una cosa... me es difícil pero he tomado una decisión...

Ya está , se me va a declarar... dentro de 15 minutos iré a ver a Marco y le diré que todo acabó... que me quedo con Diego... porque me va a decir que no aguanta más que me quiere para el solito...

- Dime
¿?
- Me vuelvo a Chile... he hablado con mi padre... aquí no hago nada bueno... me voy en marzo, he sacado el billete ya... será el 11.

¿conocéis la sensación esa de que de repente la tierra se derrumba debajo de vuestros pies? pues yo en ese momento la sentí... nada tenía sentido, estaba como Alicia en el País de las Maravillas, cayendo en picado, mirando las cosas como si yo fuese una cámara... desde fuera, juraría que no podía haberlas tocado... Hijo de puta... No lloré, pero me atraganté... me levanté y me fui del bar... a por Marco que a partir de ese momento se convirtió en una especie de bote salvavidas, una amarre que me impedía partir a la deriva... Pero era más fuerte que yo, quería que me llevase la corriente... recibí una postal que me decía... "háblame por favor... te prometo te lo explico todo"...
Véro me miró, me dio el abrigo y me dijo



"ve... si no te lo cuenta te comerás los sesos hasta quedarte calva y yo no quiero que me des pena"

Acudí a nuestro bar... allí me esperaba... tenía mejor aspecto que la última vez... No estaba preparada para lo que iba a escuchar; de repente mi vida de princesa de cuento se vio truncada por la cruda realidad de este príncipe en el exilio... empezó su relato , sereno...

- Ante todo, que sepas que te quiero, te quiero desde el instante en que te vi hace dos años, me moría de envidia al verte a ti y a Marco besaros, se os veía tan enamorados... no soportaba veros... pero algo cambió en ti... lo noté... te despegabas... así que seguí atento... el día que me diste la invitación pensé morirme de gusto... por fin te habías fijado en mí... pero no fui... y luego desaparecí... no fueron vacaciones... estuve en un correccional... 3 meses encerrado, 3 meses pensado en ti... salí de allí convencido que no volvería a intentar verte... no te quería hacer daño, no quería contaminarte, soy drogadicto desde los 16... he vivido en la calle, he robado, he trapicheado con todo... no piso un aula desde hace un año... qué iba a hacer un chico como yo contigo... nada bueno te puedo traer... pero nada más pisar la calle me fui a la discoteca con la esperanza de verte... y allí estabas, sola... y viniste a por mí... y yo me rendí... pero puse el freno... sé que no eres para mí... aunque tu quisieras no te dejaría, sé que acabaría fastidiándote la vida... de allí que desaparecía... cuando te notaba dispuesta a darle salto, reculaba... sólo para protegerte... cuando estuve hospitalizado estaba tan mal que mi madre habló con mi padre y éste me convenció irme con él... salir de aquí, de esta mierda... es mi única posibilidad... irme... aunque eso signifique renunciar a ti, no me pidas que me quede porque lo haría y sería lo peor para los dos...

No lo hice entendí que de una forma u otra era nuestro destino...

Los dos meses que nos quedaron fueron los más duros e intensos de mi vida... íbamos contrareloj, intentando detener el tiempo, sin jamás mencionar la fecha fatídica del 11 de marzo... pero pensando en ella a todas horas... Revelar su secreto nos acercó más... tampoco hablábamos de ello... pero de repente yo había cambiado... la vida da unos palos, la vida no siempre era como yo la quería pintar... una lección que asimilé en 10 minutos...
El 10 de marzo llegó y Diego vino a despedirse... fue nuestra única noche juntos... una noche de esas que no se olvida en la vida... una noche de 10 en la escala Richter del descalabro emocional... Cuando se fue me metí en la cama que acababa de dejar y lloré como jamás en mi vida... sabía que ese adiós era definitivo...

Por la noche Marco me invitó al restaurante... fui como un zombie... pensando aguantar el tipo pero me equivocaba; me puse a llorar en plena comida... Marco me miró y me abrazó... "tranquila... ya pasó" ni me preguntó qué pasó, probablemente siempre lo supo...
Se tiró toda la noche consolándome... sin una palabra, ni una pregunta... no fue la única noche... me volvería a consolar 4 años después en circunstancias muy distintas...

Rota por dentro, pasé los tres meses siguientes sin estar en mi, creo que sin La Véro no hubiese tenido ni las fuerzas para presentarme a los exámenes, pero ella siempre atenta me daba las patadas necesarias para seguir adelante a pesar de mi ganas de tumbarme en la cama para siempre y escuchar canciones de amores perdidos (hay muchísimas) en bucle...

Quéria morirme... pero de amor no se muere nadie, otra vez tenían razón los que me lo decían... aunque me dolió enormemente... Seguí con Marco, convencida que era la mejor opción, ya que nunca iba a querer a nadie como a Diego en la vida... el amor de mi vida se había perdido para siempre y con él mi capacidad de enamorarme... para qué buscarlo... ya no iba a sufrir por nadie... me hice más dura que la piedra, y puse mi corazón a la misma altura que un rinón, podía vivir sin él... Marco me quería y qué importaba si yo menos...
Seguimos así 4 años más, le engañaba con otros por pura diversión pero sin jamás pensar en dejarle... convencida que él sería mi futuro ... estábamos condenados a hacernos daños pero siempre juntos... hasta que un día en Barajas después de un tormentoso viaje me encontré con él que sería el hombre de mi vida y sí es mi C.
y por fin dejó de pesarme ese enoooooorme agujero negro en que había conseguido convertir mi corazón...

Aquí una canción actual que hubiese estado en la lista de las de escuchar en bucle hasta morirme de pena... María Mena Why can't you just Hold me (¿por qué no puedes abrazarme?)

41 comentarios:

  1. ¿te atraén los tipos fáciles no?????? Uff q de sufrir y sufrir, ¿nos veíamos en aquella época con 20 años más????

    besos cru y no tan cru

    ResponderEliminar
  2. jajaj Bacci

    No si yo sólo quería morirme así que verme con 40 años ni se me ocurría jajaja
    En serie tenía una capacidad de sufrir que creo que la agoté en ese momento... y menos mal
    besos

    ResponderEliminar
  3. que pasada de historia, no he despegado los ojos de la pantalla ni para pesatañear.Yo soy más impulsiva, no hubiera tenido tanto tacto ni nada, lo hubiera mandado a la mierda, a diego digo, pero luego hubiera vuelto como una corderita con el consiguiente sufrimiento.
    Ay el amora que nos mantiene, nos idiotiza, nos da la vida. besos Mass

    ResponderEliminar
  4. uy....la verdad....una se acomoda y se desacomoda...intenta dirigir y sobreponerse intenta predecir y juzga lo que ve con los lentes oscuros del descorazonamiento...quién iba a decir que más tarde encontrarías la calma?....

    ResponderEliminar
  5. Hola Cruela,

    Que angustia, por Dior!! Me has tenido todo el relato conteniendo el aliento.

    Que pena tan grande!!! Te imagino completamente rota en aquellos momentos.

    Ójala le haya ido todo en la vida bien. Demostró mucha sensatez al no meterte en su espiral, porque habrías acabado "como el Rosario de la Aurora".

    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Claro,de amor nadie se muere...pero hay que pasar por estas "pequeñas muertes" para darse cuenta quièn es una emocionalmente,no? y lograr una estabilidad. Entre ayer y hoy,me quedè sin lagrimones,jajajajaja,se piantaron todos.Tu post tiene algo de tango, un poco de melancolìa y nostalgia.Bueno, habiendo gente del cono sur en esta historia era cantado,jajajajajaj,bah,puro clichè nomàs.UN beso

    ResponderEliminar
  7. que manera de sufrir, que paciencia, si que te quería que aun con lo que te quería vio lo mejor para ti.Necesito la tercera parte, como conociste a C y todo lo demás nos tienes en vilo, por lo menos sabemos que la tercera parte acaba bien.

    ResponderEliminar
  8. Qué duro haber tenido al amor de tu vida sólo una noche. Que pena. Pero así llegaste a tu C. Ah! por cierto, lo tuyo con los latinos es fijación.. un ecuatoriano, un chileno y un español :)

    Besitos!!

    ResponderEliminar
  9. Dicen los psicólogos que nos podemos morir de pena, de hecho conozco un caso que fue así: un matrimonio en el que se llevaban como el perro y el gato, ella murió y su marido murió cuando no había pasado ni un año...
    menos mal que el tiempo nos da el remedio :)
    besos

    ResponderEliminar
  10. Joder, eh? que soy de Bilbao y yo no lloro... Cruela, tía, joder, eh? que triste, qué bonito, qué todo, ESCRIBE TUS MEMORIAS!!! ponte en contacto con Pili, la Urbano, que me han dicho que es la caña escribiendo estas cosas.

    (Ya no puedo salir de aquí. Quiero más!!!!)

    ResponderEliminar
  11. Por dior Cruela qué bien que escribes, chica!!!

    qué bonito, qué triste, qué real... qué suerte!! porque vivir a veces duele, pero es un síntoma más de estar vivo.

    ResponderEliminar
  12. Qué historia más triste!! Cuando un gran amor acaba parece que nos morimos un poco….hay que procesarlo bien, si no sigue ahí toda la vida persiguiéndonos como un fantasma. Lo que te tenía que querer para renunciar a ti por tu bien.

    Besossssss

    ResponderEliminar
  13. Hola Mass

    Muy bueno el título de tu blog me parece que iré a hacerte una visita....
    Soy muy impulsiva también pero algo en ese caso me impedía actuar... serán esos ojos negros...
    Gracias por tu visita y vuelve pronto
    Besoooos

    ResponderEliminar
  14. Aroma

    Qué bien que vengáis tantas nuevos en estos post tan diferentes a lo que suelo escribir...
    La calma llegó en forma de tormenta pero ya había madurado lo suficiente para hacer frente a ella....
    Gracias y vuelve pronto
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Cristina

    rota era poco estaba hecha jirones... bent dicen los ingleses... doblada...
    Sí que fue sensato dentro de todo esta locura... y si en un primer momento no supe decirlo sé que estoy muy agradecido por ello...
    Besos

    ResponderEliminar
  16. Fiorella

    Perdona las lágrimas... pero es bueno soltarlas porque sí sin dolor de por medio sólo por emocionarse...
    Tango, bolero... sí con esos latinos de por medio estaba cantado...
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Olivia

    Repitiendo ¡qué bien!
    Sí que me quería tenía la madurez de los que se quemaron pronto las alas... y yo aprendí mucho de ello
    ¿La tercera parte? bueno por lo menos es divertida y acaba bien
    Besos

    ResponderEliminar
  18. Evamar

    Si una pena enooooorme que me estuvo correando durante años... pero tienes razón era un arrecife que sortear en mi camino....
    Es cierto y encima en Bélgica... no sé algo de mí siempre quiso más al sur que al norte... ¿inconformismo?
    De ello que me enamoré de Zorro a los 4 años
    Besos

    ResponderEliminar
  19. Prosapia

    Sí creo que uno se puede dejar morir de pena... pero afortunadamente yo no valía para mártir...
    y el tiempo lo cura todo...eso es el título del tercer post
    Besos

    ResponderEliminar
  20. Mel
    jajajaj ¿sabes nunca volví a llora así en la vida? menos una vez y lo contaré en el tercer post... de hecho ahora soy como la de The Hollydays la peli con Jude Law... no consigo llorar...
    Pili ya tiene los derechos de autor off course
    Besos

    ResponderEliminar
  21. María

    Gracias por lo de escribir bien....
    Y añadiría y te hace más fuerte... mucho más armada para el qué pásara
    me ayudó mucho pero me costó lo mío
    Besos

    ResponderEliminar
  22. Perla Negra...
    Sí es cierto... fue la prueba de amor más grande que me dieron en la vida...
    Uyyy este fantasma me persiguió durante años... pero conseguí borrarlo... ahora sólo me aparece en sueños...
    Besos

    ResponderEliminar
  23. Y hay quien dice que la gente va y viene, que va... hay gente que aunque ausente, viene para quedarse... De amor no se muere, pero casi, porque algo en ti no vuelve a ser igual, sera mejor... sera peor... pero no será igual.
    Que relato tan romanticamente cruel.
    Que bonito escribes, Cruela del Val

    ResponderEliminar
  24. Cruela! jo te volverias loca de pensar donde estaria...
    Eso tienen los amores dificiles, que nos enganchamos más y más...
    Muchos Besos!

    ResponderEliminar
  25. Ay soy Carmen jejej se me olvidó ponerlo ;)

    ResponderEliminar
  26. Ay nena q historia tan bonica pero q triste eh!!!...Jooo entiendo perfectamente como te sentias cuando desaparecia pq jamia ya sabes tu tb mi historia con uno q se llama igualico jajaja!!!...Es q los amores de ida y vuelta enganchan muchísimo!!!

    Pero de amor no se muere nadie y siempre aparece otro q es mil veces mejor y logras olvidar todo lo q has sufrido!!!!

    Me encantan estos relatos!!

    Besicos.

    ResponderEliminar
  27. Joderrrrrrr!!!
    La verdad es que tu amiga Vero genial.
    Desde el punto de vista masculino (que lo soy) creo que Marco lo debió pasar fatal y a pesar de tu distanciamiento siempre estuvo ahí apoyandote y es duro ver como una persona se esfuerza en hacerte ver que lo eres todo para él, incluso que a ti te gustaría serlo, pero no y eso al final pasa factura.
    Respecto a Diego una historia de amor preciosa y pura 100% sin artificios, amor en estado puro tus ojos y los suyos, vuestro deseo y las miradas, una buena conversación.
    Si es que el amor no es tan complicado, lo complicado es convivir.
    Un besazo desde hoy te admiro un poco más

    ResponderEliminar
  28. ELY

    Sí es muy cierto hay gente que se te queda siempre y otros que se llevan parte de tí...
    Diego cumplió con todo eso...
    Durante años le perseguí en sueños... y incluso hoy en día de vez en cuando miró el facebook esperando verle llegar...
    Besos

    ResponderEliminar
  29. Carmen

    Loca, ida, piltrafa... todo era yo... pero salí del pozo porque me sacaron los que más me querían, Marco y La Véro y porque me quiero yo a mí misma muchísimo
    Besoooos

    ResponderEliminar
  30. Carnie

    Me acuerdo de tu Diego y creo que ya te hablé del mío antes...
    Si menos mal que las heridas se curan pero dejan cicatrices....

    Besooos

    ResponderEliminar
  31. Golden SUn porject

    Por fin alguien que recalca la gran persona que es mi amiga Véro sí ella siempre estuvo allí apoyando y recogiendo los restos... siempre estuvimos juntas y pasaremos esta nochevieja juntas con nuestras familia...
    ¿Marco? qué decir de Marco sino que sentí en el alma ser incapaz de seguir queriéndole... porque es el mejor pero nuestros polos se imantaban y se repelaban a la vez... incompatibles en el amor... sabes que le sigo viendo.... este navidad cenamos juntos...
    Besos y gracias por dar tu opinión masculina del tema

    ResponderEliminar
  32. Ayyyyyyyyyyyy (Suspiro), que bonito Val. Y digo yo si no habra tercera parte, el como conociste a tu C y os enamorasteis.

    ResponderEliminar
  33. Hay amores que duran cien años y se olvidan en un minuto y hay otros que duran un minuto y se recuerdan toda una vida.

    Cuéntanos lo de C ¡Aaaaandaaa!! ¡¡¡Porfi!!!!

    ResponderEliminar
  34. Tres días que me voy al pueblo sin internet y a tí te entra la vena del post diario. La jartá a leer que me he pegado. Pero, ya sabes, sarna con gusto no pica. Y contigo es un gustazo.

    Estoy con Nais, espero la tercera parte. Además ya sabemos que no va a ser tan triste..... porque menudo sin vivir, chati.

    ResponderEliminar
  35. Nais
    Ya está la tercera parte y no no es de mi C lo siento pero sí que viene ya
    Creo que después de esta semana no podré escribir más jajajaaj
    Besos

    ResponderEliminar
  36. Superwoman

    qué razón tienes....
    Y prometó que la cuarta parte sí que es de mi C
    Lo siento empecé a escribirla y se me torció,,, tenía que cerra el capitulo Diego
    Besos

    ResponderEliminar
  37. Marisabidilla

    jajajaja lo siento hija y encima colgué la tercera y no es de mi C...
    la cuarta será lo prometo
    Besos

    ResponderEliminar
  38. Ais estoy que no puedo, ya mismo me voy para arriba a ver como acaba la historia, chica no te duelen los dedos de tanto escribir???? que una no sale de un susto y se mete en otro!!!

    ResponderEliminar
  39. Menina

    No me duelen los dedos pero a este paso me acabará doliendo el alma...
    qué triste por dios hasta yo me doy cuenta
    Besos

    ResponderEliminar
  40. ¡Mais quelle belle histoire mon chou!!!! Biensur qu'on veut la 2ème, 3ème et n'importe combien encore de plus.
    De verdad que tu historia me ha epatado todo. Pero vaya si te pasaban cosas en aquel pueblecito eh, a mí ni en Châtelet ni Zaventem me pasó nunca algo así, ya me habría gustado jajaja -aunque yo solía pasar sólo un mes o quince días en verano-.
    Voy raudo a leer la prochaine histoire que tienes colgada.
    Bss Mil,

    ElPajarito

    ResponderEliminar
  41. Sweetie Birdy

    Uf es que Charleroi siempre fue muy heavy....
    Lo llamaban el Chicago belga..
    No es de extrañar que mi vida sea como un musical

    ResponderEliminar

Pio pio pio

Related Posts with Thumbnails