jueves, 7 de octubre de 2010

ROJO, AZUL Y FUNDIDO A NEGRO

El rojo es un color, hasta aquí nada nuevo bajo el sol... el rojo en todos sus matices representa la pasión, el color de un beso, él de un corazón dibujado con mano de niño, el color de la sangre, de Marte....



El rojo es el calor frente al azul del frío... rojos son los atardeceres veraniegos de Madrid, son rojas las corbatas de los que dicen rojos, rojos son los semáforos y las señales que nos advierten del peligro, rojo es el vino y cuando lo bebo mi nariz se vuelve roja, rojos son los ojos del diablo, y las entrañas de su dominio, rojo es el fuego... 


Rojos son los excesos de temperatura en el mapa del telediario, rojas son las manzanas más tentadoras, la de Eva y de la bruja de Blancanieves, las que incitan al pecado, rojos los tomates y los pimientos que te alegran un plato sin sabor, rojo era el vestido de la mujer de rojo, la que enseñaba sus piernas y les hacía enrojecer de pasión ...


Rojos fueron mis primeros zapatos de tacón
Rojo es el ferrari de Alonso, y las bragas de su mujer, quizás... 

Me gusta el rojo, es un color que te anima, que te provoca, que te incita al pecado, que te calienta en el invierno blanco y azul.. Soy roja... a veces me pongo pelirroja, sobretodo en invierno, en un patético intento de alegrarme la cara, de ponerle color al gris...
Soy roja, por dentro y por fuera... no me gustan las medias tintas, me gusta el rojo chanel cuando se hace barra de labios.

También me gusta el azul que es su opuesto, el azul es frío, sereno... azul y rojo son los protagonistas de una historia de amor imposible entre dos seres que se atraen irremediablemente .... fuego y agua, Izquierda derecha, blaugrana, si fuesen música, el rojo sería rock and roll y el azul un lento vals, o peor una balada pegajosa de los Scorpions...

Aún sí, el rojo me gusta más, tiene el encanto del canalla, no deja a nadie indiferente pero ojo con el rojo
¡Ay de nosotros cuando haciendo honor a Marte se hace guerrero!...  

Hoy el Danubio azul se podría teñir de rojo... ¿qué pasará cuando el barro tóxico se mezclará con la aguas del río? ¿qué bailarán las Sissis Imperatrices cuando las aguas se vuelven del color del infierno?...


Un vez más nos hemos cargado la naturaleza... el vertido de metales pesados que ocurrió en Hungría, ha dejado muertes y desolación, las calles se tiñeron de rojo y se sabe que nunca es una buena noticia...

Nuestro planeta azul es tan maravilloso y en Marte, ese planeta rojo, no queda ni agua...
Por ser azul de mar y cielo nuestra tierra es refugio, cada vez que veo que la cambian el color
me pongo a temblar...
¿Qué quedará cuando no nos quedarán colores? cuando el verde habrá desaparecido del monte, el blanco del polo norte, el azul del mar... 
¿Qué será de nosotros cuando sólo nos quedará el gris del polvo y la contaminación?

Mala herencia la que dejamos a nuestros nietos o quizá hasta hijos porque al paso que vamos, quizá,  ya les hemos fastidiado el tema.

Ay que me angustio... y a las rubias no nos conviene... 

Menos mal que si el color del óxido está envenenando el Danubio, yo me puedo echar más agua oxigenada en el pelo para ser más rubia y pensar menos... y quizá así dejaré de preocuparme porque el tiempo, el mío, el tuyo, el de toda la humanidad y de las demás especies que no tienen la culpa, se nos acaba. 
Sí eso haré, me vestiré de rojo y dejaré de pensar... y me quedaré ciega, sorda y muda... 

¡Hungría está taaan lejos como Afganistán y Palestina, y el Danubio, dicen que se muere en el Mar Negro, entonces ¿qué más da si azul o rojo, total el negro es la ausencia de color ¿verdad?!.
¡Desde luego quién me manda a mí pensar!

12 comentarios:

  1. la verdad es que ha sido una faena lo de hungria...acaba de enterarme yescuchar a un superviviente contar como había sido...flipante!!!

    ResponderEliminar
  2. Llevo estos días viendo las noticias y poniéndome la mar de triste.
    Por las imágenes y porque contaminará a toda Europa.
    No es algo de un país lejano y no nos afecta.

    Como tu dices es una desgracia mundial y nos duele a todos.

    A mí también me gusta el rojo.
    pero no éste.

    U nbesazo
    Elly

    ResponderEliminar
  3. Realmente solo una rubia sería capaz de contar tan crudamente una realidad como esta.

    ¿sabes que la empresa responsable tiene un seguro que cubre 40.000 euros para daños?

    ResponderEliminar
  4. Es una desgracia muy muy grande, mas grande que lo que paso en Aznalcollar aquí en Sevilla, que tambien fue muy grave.Quizá Hungria este lejos pero la tierra es única, es de todos los que la habitamos y nos la estamos cargando.
    Un post precioso.

    ResponderEliminar
  5. Hay imágenes tremendas del vertido, que cuando lo vi por primera vez, pensé "¿barro tóxico? ¿Qué invento es éste?". Por más avisos que nos dan, no espabilamos, Cruela... Terribles imágenes de un pueblo arrasado por un vertido desde dentro, ya no en el mar, hacia las costas...
    Me encanta cómo lo has enfocado, ¡un besote!

    ResponderEliminar
  6. Si es que lo que el hombre toca....

    Primero el negro del petroleo, y ahora rojo metal, ya alguien lo ha dicho, es que no escarmentamos!!!

    ResponderEliminar
  7. ¡¡PERO EN QUÉ MUNDO VIVO!! que no me he enterado de ésto...que ni idea vamos...es que soy morena pero con un espíritu de rubia que te cagas!! y casi ni veo los informativos para no deprimirme!
    En fin..que llevas toda la razón del mundo mundial..que esto es un asco!

    ResponderEliminar
  8. Llevo unos días desconectada, sin ver ni un solo telediario. Por falta de tiempo, y por exceso de angustia, y un poco por censura ¡hay que ver, tener que tratar al telediario como a una peli de 3 rombos delante de la niña!

    Antes al menos avisaban de que las imagenes que se iban a ofrecer a continuación podían herir la sensibilidad.

    No viene mucho a cuento, lo sé. Pero realmente hay épocas en las que no puedo con tanta desgracia y tanta IMPUNIDAD

    Abrazos, rubia

    ResponderEliminar
  9. ¡Por fin puedo comentar!
    Jo nena, que al paso que vamos, no nos va a quedar nada.

    Un besazo guapa.

    ResponderEliminar
  10. Me da mucha pena lo que está pasando en Hungría. Lo único bueno es que al parecer todos los países están ofreciendo su ayuda para que el desastre no vaya a más...

    Me gusta el rojo, pero mi color favorito sigue siendo el verde.
    Besos

    ResponderEliminar
  11. A mí de estas cosas que pasan, que parece fatalidad pero que es irresponsabilidad, lo que más me sorprende es que casi nadie establezca la relación causa-efecto.
    Muy pocos son los que denuncian que estas cosas suceden por causa de un capitalismo feroz que atiende al myor beneficio al menor coste y el que venga detrás que arree.
    Pero, claro, decir eso es ser rojeras cuando a mí me parece que no decirlo es ser irresponsable.

    ResponderEliminar
  12. Mi color es el azul marino profundo, el gris marengo...nos estamos cargando al planeta a base de pequeñas dejadeces como esa, ya tuvimos la nuestra no hace mucho, mas habra por desgracia como seguir quemando carbon ancional con lo malo y contaminante que es...ecologistas que aprobamos al tiempo de la energia eolica veinte centrales termicas...en fin, me pongo malo, un fuerte abrazo azul y gris.

    ResponderEliminar

Pio pio pio

Related Posts with Thumbnails