lunes, 13 de diciembre de 2010

TROY, ESE GRAN CONTROLADOR DEL CAOS DANTESCO

Este viernes pasado fue un momento "hasta aquí hemos llegado", un hartazgo capilar de los de crisis existencial; la eterna pregunta del "¿qué hago con mi pelo?"... un dilema que no deja dormir a quien se lo plantea, un problemón que nadie menos tú y tu peluquero podrán solucionar, un final que se resuelve con un "córtame las puntas" y acaba con un "¿cuánto miden tus dedos, una palma de mano entera o es que eres un yeti?, ¡me has dejado medio calva cabrón!"

En materia capilar yo he pasado por todos los estados, desde larga melena rubia estilo Timotei - qué bucólicos eran esos anuncios, siempre en un campo florido insistiendo mucho en la imagen de la rubia etérea - hasta el corto más corto estilo a lo garçon - antes de que a los garçones le den por peinarse con media melena y flequillo - pasando por la media melena francesa a lo Amélie. Aunque últimamente mi pelo ha estado tirando a corto, fue culpa de Rihanna y su umbrella, ela ela ela... le quedaba tan bien el Bob y me recordaba tanto a mis años mozos de los 80's que no pude resistirme.


Creo que el pelo corto rejuvenece y una ya tiene que tomar en cuenta esos detalles, así que no me veo con la melena larga al viento ya nunca más.. pero estoy intentando alcanzar un punto intermedio que se me resiste ya que siempre llega un momento en que tu peinado ni es largo, ni corto... y, de repente, te sitúas en el limbo de las mujeres de mediana edad, que se parecen todas a tu madre hasta que un buen día te miras en el espejo y exclamas horrorizada 
"cielos tengo el mismo peinado que la Esperanza Aguirre". 

Eso me pasó a mí y añadiría que encima la Espe me ha copiado el tono de mechas.
Así que cuando me desperté en sudor viéndome tijeras en mano dispuesta a cortar un listón, calzando zapatos de tacón con calcetines de Hello Kitty,  pensé que era hora de arrastrarme a los pies del Criatore para que me de cita a la voz de inmediatamente, a pesar de saber que lo mío me iba a costar, que iba a trabajar más duro que un concursante de Fama, que no sería suficiente con mi sudor, sangre y lágrimas, no, tendría que humillarme dantescamente, rogarle, suplicarle, fustigarme... pero estaba dispuesta a lo que sea para que la gente no se acerque a mí para preguntarme que dónde estaba la próxima inauguración, si habría canapés y vérmut de grifo o cuál sería mi programa para las próximas municipales...

Móvil en mano, recitaba mentalmente mi plegaria, "por favor Dante, si me haces un hueco te juro que no rechistaré a ningún ruego tuyo por muy descalabrado que sea, tus rogativas serán órdenes, llamaré a quién sea que me mandes sin protestar ni pedir bono mechas a cambio, me podrás llamar Mamuta Carey, Rinoceronta meningítica cualquier insulto genialmente denigrante que se te ocurra, pero por fa please devuélveme al grupo de las mujeres estilosas". Cuando conseguí el tono más alarmado y humillado que pude alcanzar, marqué su número, pero sin dar tiempo a que suene el segundo pitido me salió la voz del buzón Movistar que me indicó cual océano que estaba lleno, llenísimo y que vuelva a intentarlo... lo que hice, repetidas veces, incontables intentos pero nada de nada, Dante estaba apagado y/o fuera de cobertura, dejándome a mí fuera de cordura y presa de imágenes de mi misma llamando hijo puta a Gallardón.

No tuve más remedio que acudir a su salón... iba a tener que hacerlo en público, arrastrarme cual penitente en semana santa, rogarle que me deje sentarme en su diván de espera sabiendo que seré la última en ser atendida, pelearme por el último In Touch con las viejas de permamente semanal, aguantar las miradas burlones de sus empleadas al verme tragar saliva y callarme cuando él se hará el magnánimo y declarará que me atenderá por pena o por salvar mi matrimonio o para que a mi E no le de vergüenza andar conmigo... "a ver estás hecha un adefesio lo hago porque no quiero ser el responsable de que tu C te deje por una de 20 y que a E le de un trauma y razones para darse a las drogas y eso que personalmente lo entendería porque hay que ver cómo te estás dejando".

Sumida en mis más negros presagios, me extrañó mucho el panorama que me encontré... Eran las cinco de la tarde de un viernes y el salón estaba medio vacío... reinaba un sensación de desorden, que digo sensación, reinaba lo que Dante hubiese considerado un caos apocalíptico, a saber, las revistas del cuore esparcidas por toda la pelu en vez de encontrarse idealmente situadas en el mostrador de recepción, clasificadas por orden alfabético, no os creáis que porque Dante es un maniático, que lo es, sino porque cómo me explicó el mismo, así es más fácil de tenerlas controladas porque las abuelas de bigudíes son unas chorizas de mucho cuidado y tienen tendencia en llevárselas a casa. El personal iba a su bola sin el uniforme más obligatorio que el de un colegio de monjas y tronaba por los altavoces un reggaeton de espanto. Osli, la cubana gorda que me odia, estaba espatarrada en el sillón de masaje y la Jessi se contoneaba a ritmo de la música y el Rafa imitaba un cantante de OT con el secador de pelo por micro, pasando los tres de una señora con papel de plata en la cabeza que tenía pinta de tener el cuero cabelludo al rojo vivo. Este descontrol era la prueba fehaciente de que Dante estaba tan ausente en el salón como en su móvil.

Al verme la Osli puso cara de mierda nos han pillado... Se levantó a duras penas del sillón y ensayó una sonrisa hipócrita. No es que me tenga respeto pero sabe que por mucho que me putee, soy amiga del jefe y que podría causarla problema.

- Hola Señora Cruela, qué tal..

- Bien, a qué viene lo de señora...

- Es cierto, parece demasiado joven para que le digan señora, perdone es la costumbre...

- Vaca hipócrita bueno qué pasa aquí, ¿Dante no está?

Puso cara de circunstancia...

- Ay no señorita Cruela, el Señor Dante no ha venido en toda la semana

- ¿Qué pasa? ¿que ha hecho puente?

- No no el señor Dante jamás se va en esas fechas, diciembre es el agosto de los peluqueros, perdón estilistas capilares - como me oiga me despide - junto con mayo por lo de las bodas y comuniones, y es una pena señorita Cruela porque no sé si se ha fijado usted en la cantidad que puentes que hay en esos dos meses, pues nosotros nos los perdemos todos, es que el mundo del cabello es muy sacrificado...

- Ya... como lo puticlub's y las funerarias...

- ¿Perdona?... (tenía los ojos que le daban vueltas como los de Marujita Díaz chutada al oxígeno activo mirando a Dinio haciendo un strip tease)....

- Nada, una broma de las mías....

- Es que es Usted tan chistosa, entre nosotros, todos pensamos aquí que el Señor Dante le trata muy mal...

- ¿A todo eso dónde está?

- Ay.... no lo sabemos.... yo como encargada abro el salón pero es un sinvivir, hemos perdido un montón de clientas que sólo quieren que él las atienda.. y no sabemos ya qué hacer...


- Pero bueno qué pasó... no es propio de Dante dejar su salón sin tenerlo todo controlado y previsto...

- Bueno.. a usted se lo puedo contar, es por su madre... ha desaparecido....

- CÓMOOOO

- Pues el viernes 3, ella se iba a Roma como todos los años por esas fechas para ver al Papá... y nadie la volvió a ver...

- Pero si ese día fue lo de la huelga de

- de los descontroladores esos... sí... así que fijo no cogió el avión... porque nadie pudo.. pero es que no volvió ni a su casa, ni dio señales de vida desde Roma... Así que el señorito Dante fue a buscarla...y desde entonces no sabemos nada de él...ni de ella...

- Ay por dios...

- Sí... y como el señorito Troy no está para tomar las decisiones adecuadas pues no sabemos a quién acudir...

- Bueno no pueden haber desaparecido sin más.. Dante tiene que estar histérico


- y que lo diga, hasta rompió la foto del Cesar Rabo ese... y mire que le gustaba mucho... hasta había conseguido que se la dedicase... Ponía "Para mi amigo Dante, no te preocupes que yo controlo"... y él suspiraba diciendo "eso César contrólame enterito, átame de pies y manos"...

- Osli, se llama César Cabo, no rabo... es verdad que está muy bueno el capullo ese....

- Cabo, rabo qué más da... todos son extremidades...

- Visto así, sí... y extremos sí que son los controladores...

- ¿mande?

- Nada, Osli... bueno pues me voy a ir... oye por cierto ¿y las perras?

- Ay no sé perras aquí no tenemos zorras unas cuántas, sin ir más lejos la que está sentada allí, siempre viene un cuarto de hora antes del cierre, seguro que es por jodernos... se ve que es racista....

- En qué...

- Se ve, yo lo veo... es por mi condición de santera... yo veo cosas que no podéis ver los demás...

- Qué miedo... y sobre Dante ¿no ve nada?

- Ay no, el señor Dante es mi jefe, eso me bloquea...

- Jo qué follón... bueno me voy.... llamaré a Troy a ver si sabe algo...

- Uy esos dos apenas hablaban, últimamente ni lo mencionaba...

- Pues es lo único que se me ocurre....

- Yo puedo invocar los espíritus... si usted me consigue huesos de gato, fijo que invoco su alma....

- ¿perdona?... dónde quiere que encuentre huesos de gatos....

- Un conejo me vale... si usted se acerca al súper y compra uno, lo guiso y luego me apaño con los restos....

- Ya y un pavo relleno ya puestos...

- No, el relleno tapa la fluidez de la comunicación...

- Alucino... creo que mejor me vaya...

- Lo que Usted diga, si lo encuentra le puede decir que tenemos el salón hecho una patena... y que no se preocupe por el muñeco del monitor de deporte, los alfileres tardan en hacer efecto una semanita....calculo que ya han empezado los dolores en la espalda


- ¿el muñeco, qué muñeco?, déjelo, prefiero no saber nada... pero por favor quite el puto reggaeton que éso Dante  no lo perdona a nadie... 

Así que me fui compungida sin saber a quien acudir menos a Troy pero el pobrecito nada podría hacer por mi pelo....
Como siempre me contestó a la primera... con una voz notablemente enérgica y alegre...

- Digamelón bella dama...

- Tigre mío... qué alivio... dónde estás tú primero y dónde está Dante segundo.... y de paso ¿sabes algo de Gisela?

- JAJJAJJJA los tengo a todos controlados... estamos todos en Alpedrete

- caga y vete... qué coño estáis haciendo en la sierra...

- Uf larga historia pero garantizo el final feliz... por lo pronto Dante y yo estamos como de recién casados...

- y ¿Gisela?

- Bien, en el hospital....

- Cómo que bien en el hospital...

- Amor de mi vida si fuese hetero, luego te lo cuento todo pero me espera Dante en la ducha... pero no te preocupes, repito... todo controlado....

Y me colgó... y lo que me contó al día siguiente es para otro post... y no dejo de pensar que menos mal que entre tanto descontrol siempre Troy está para controlarlo todo. Ay si Aena le conociese, no habría caos aéreo, sólo dantesco

13 comentarios:

  1. ains, que me has tenido con el alma en vilo hasta el último momento... menos mal que con Troy siempre se puede contar... por cierto, la descripción del estado de la peluquería es genial!

    ResponderEliminar
  2. No pienso perdonartelo bajo concepto alguno, tú puedes darte cuenta que esta melena que no es corta ni larga, es tal cual la de Espe, pero ¿me lo tienes que contar con foto y todo? Guapa tú engañaras a tu Dante, pero a mí quien me apaña estooooo!!!!

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Digo lo mismo que Pilar, ahora que me he hecho el moldeado y tengo las mechas recientes, ¿cómo me peino, si puede saberse?

    ResponderEliminar
  4. Pués yo estuve el otro día en la pelu y le estoy cogiendo cariño a mi Dante particular!!¡me dejó monisima! si es que con este cuerpo se puede ¡claro!
    Con respecto a lo de Dante...¡menudo susto!
    En fin!!
    to be continued

    ResponderEliminar
  5. Pues ya nos contarás como terminó todo... espero que avisases en el salón de que volvía DAnte para que arreglasen aquello y no lo viese para el arrastre...

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Si no fuera por Troy, no se que seria de Dante y de Gisela... que vaya dos patas pa un banco jajajajaja.
    Ya nos contaras.Besos.

    ResponderEliminar
  7. Hija, éso no se hace.
    Ahora todos y todas pendientes de un cable de secador! jejejejejeje

    Un besooooooooo
    Elly

    ResponderEliminar
  8. jajajajajaja que buenoooooooo pues yo hoy fui a mi pelu y la verdad sali cabreada mas que una cabra jajajaja .espero la 2 parte a ver que paso con dante.el post esta genial

    ResponderEliminar
  9. Plas, plas, plas!!! Dante y Troy como recién casados, ME ENCANTA!

    En cuanto al pelo, qué te voy a decir, el otro día tuve una crisis capilar y casi me lo corté al cero en un arrebato. Menos mal que se me pasó.

    ResponderEliminar
  10. qué fuerte me parece todo, bien es cierto que Troy me parece ese caballero andante que rescata a la damisela en apuros, pero esta situación es surrealista como poco
    Cruela, dile a Dante que escriba o dé señales de vida, que le echo de menos, dile que escriba en su blog algo que lo tiene abandonado!!! jajaja
    besitos!!

    ResponderEliminar
  11. Sé que algún día lamentaré haberme metido en blogs de chicas.Lo barrunto.

    Tu no le preguntes a un hombre qué hacer con su pelo. Bastante problema tendrá con no perderlo y dentro de cien años, tós calvos; pero dentro de cien años.
    Un besino.

    ResponderEliminar
  12. Menos mal que no tengo esos problemillas capilares, lo mio por fortuna o desgracia es otra cosa aunque como sea tendre que ponerme una buena peluca e ir a cotillear por ahi, por tu pelu....una delicia leerte, me sienta bien.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. La que has liado preciosa, mira que revolucionas el gallinero como nadie, eres un fenomeno y yo ya lo tengo decidido nada de cortarme la melena, je je je.

    Un besazo.

    ResponderEliminar

Pio pio pio

Related Posts with Thumbnails