martes, 15 de noviembre de 2011

ECONOMÍA PARA TORPES Y UN CUENTO CON FINAL INCIERTO

¿Os acordáis de esos manuales de informática cuya portada dibujaba Forges?, se titulaban Manuales para Torpes y desde luego que eran geniales porque humanizaban un poco ese mundo enredado que es la informática. Todos nos podíamos sentir indentificados con Cosme Romerales en su busca de la comprehensión del Windows, Excel y demás programas tocapelotas. Hacían que te sintieses un poco menos tonto... gracias a Cosme y sus truquillos e atajos llegabas a ser un infórmatico a nivel usuario (que se pone en los C.V.) potable vamos te enseñaba lo justo para hacer tu trabajo diario.

Pues no dejo de pensar que hoy en día necesitaríamos la ayuda de Cosme para que nos explique de una maldita vez en qué vorágine estamos metidos... Porque lo cierto es que todos los días nos despertamos con el corazón en un puño pensado en qué es lo que los Mercados nos tienen preparado... Nada bueno desde luego. Total que nos estamos familiarizando con un montón de conceptos que se nos escapan del todo... porque yo no sé nada de economía, soy de letras de toda la vida, pero a diario estoy pendiente de primas de riesgo, Ibex, recesión y demás salidas del Euro... pero en el fondo no entiendo nada... o poquísimo, voy descifrando algo aunque la verdad es que todo me resulta un jeroglífico. Así que pensé que quizás podría intentar ponerlo todo a mi nivel, es decir que en este tema, estoy en parvulario... entonces qué mejor que explicar las cosas de una forma sencilla, tipo Barrio Sésamo.

Empecemos, dicen que todo lo malo nos ocurrió porque pensábamos que éramos ricos cuando en el fondo eramos unos sobre endeudados, nos liamos a comprar casas hasta que la burbuja inmobiliaria nos estallase en la cara... o sea que los españolitos somos como los 3 cerditos que tenían una casa de paja, una mierda vamos, al primer estornudo volaba el techo así que decidieron que querían una casa de ladrillo, cómoda y a plazos. Precisamente su vecino el Lobo Feroz construía un barrio entero de ellas en un terreno destinado a colegios previamente descalificado por el concejal de urbanismo debidamente untando en ducados. Así que fueron a pedir al Tío Gilito algo de dinero para poder tener su casita y vivir felices y protegidos... el Tío Gilito se los concedió, incluso les prestó más de lo que querían y también pudieron comprarse un coche, hasta allí todo fenomenal...

El lobo construía casas casas y más apartamentos en la playa, tantas casas que al final no encontraba nadie para comprarlas, así que decidió cerrar el negocio antes de quedarse sin un duro - take the money and run - despidió a sus empleados, sus proveedores al no tener salida para sus materiales también tuvieron que chapar y también echaron a la calle a sus trabajadores, quienes ya no podían comprar coches, ni viajes en todo incluido, así que los vendedores de coches y de viajes a su vez se fueron y etc etc... Mientras el Tío Gilito se angustiaba porque muchos no podían pagar la hipoteca y las letras del préstamo y decidió cerrar el grifo ya no soltaría ni un duro más ...


Cuando el mayor se quedó en paro y al mediano no le renovaron el contrato basura, (en cuanto al pequeño nunca encontró trabajo y eso que tiene 3 máster),  los 3 cerditos endeudados hasta las cejas no pudieron pagar las letras de la casa tampoco el préstamo del coche. Hoy están embargados y amargados, mientras el Tío Gilito llora por las esquinas a ver quién le rescata, ¡pobre el prestó y nadie le devuelve, esos no es justo!... y le rescataron claro que sí, el príncipe mandó salvarle sacrificando de paso el ya de por sí mermado presupuesto del reino... así que Tío Gilito no la palmó pero a los 3 cerditos les quitaron el curandero de cabecera de por las tardes, es que no hay dinero pa to se disculpó el príncipe lo tenía que hacer porque sino los Mercados se iban a enfadar mucho y eso da verdadero pavor. Normal por otra parte porque los mercados son un poco como Voldemort


Una presencia que durante tiempo pasó casi inadvertida, la gente llegó a pensar que ni existía mientras consumía a lo loco, pero allí estaba esperando su momento para volver a la primera plana de la forma más aterradora. Voldemort y los mercados carecen de rostro pero son sumamente amenazadores y cuando llegan no lo hacen solos, vienen con su prima, la de riesgo que es como Bellatrix Lestrange, un loca suicida. Sí la prima es muy muy chunga... Mala como los son todas las brujas del cuento... ella no se fía y es una chupa sangre.

El príncipe azul muy asustado al ver que su reino corre peligro de quedarse sin un ducado - ¿cómo llenar las arcas si los súbditos no tienen empleo y por lo tanto en vez de dar dinero lo piden? menudo problemón - y por lo tanto sin poder pagar a lacayos, portadores, prefectos, maestros y demás sanadores tiene que conseguir dinero como sea, así que se ve en la obligación de encontrar financiación externa pero como está muy endeudado y encima el reino está lleno de gente sin trabajo y por lo tanto la productividad es casi nula, el séquito de Voldemort no está por la labor, sus alegados no quieren invertir en el país del Príncipe Azul, se hacen de rogar, se lo piensan "a ver si esos luego no nos pueden devolver nada", dicen que prefieren prestar a Teutolandia que son más aplicados y productivos... mientras la prima de riesgo se crece, se hace peligrosa, avisa a su señor Voldemort de que si sus acólitos prestan ayuda lo tendrán que hacer a cambio de un interés sangrante (a elle le gusta mucho la sangre por cierto), exige más sacrificios.
Así que Voldemort pone sus condiciones y son casi letales.
Mientras los príncipes de los paises vecinos amenazan con dejar al país del Príncipe Azul fuera de su zona Ducado... se convertiría entonces el reino en un país de paria, de tercera división, pagando a un precio alto las importaciones con su moneda de chichinabo y como se produce poco pues poco se exporta o sea que el cambio sería nefasto... un panorama desolador

El príncipe desesperado se compromete a todo para llegar a un nivel de riesgo aceptable y a su vez sangra a sus súbditos para poder cumplir los requisitos de Voldemort... su pueblo se indigna, el califa que siempre quiso dirigir el país en su lugar le vilipendia, se mofa, no ayuda ni propone un plan B, le trata de necio... nada frena el desempleo, nada ata la morisidad, el país de cuento del Príncipe Azul se descalabra, al final éste se rinde amargado pero seguramente aliviado decide convocar elección y se retira al páis del olvido.

Y en eso estamos... Los 3 cerditos siguen en paro, el lobo feróz probablemente está contando su dinero en algún paraíso fiscal, el príncipe azul totalmente descolorado se va, Tío Gilito se sigue quejando y sin prestar pero allí está imponiendo sus condiciones, Voldemort cada vez más onmipresente amenaza más que nunca, Bellatrix la prima de riesgo está descontrolada, el Califa huele a victoria y no sé si se arepentirá de haberla alcanzado porque si sigue así lo tendrá complicado, vale siempre podrá decir que la culpa fue del otro eso sí... esperemos que se convierta en Harry Potter y pueda aniquilar a Voldemort con su varita mágica de sauco y desarmarle al grito de Experliarmus...


No sé pero algo me dice que no... en fin ... ojalá este manual de crisis para torpe os haya ayudado a entender que este cuento NO SE ACABÓ... qué pena

11 comentarios:

  1. La fuerza con la que Harry acaba con "el que no debe ser nombrado" es el amor, le servirá lo mismo el miedo al Califa?

    Sin duda se puede explicar de otro modo, pero ¿mejor? No lo creo.

    Besos mil

    ResponderEliminar
  2. Hay que esperar el Superman !!!! que de momento se recupera del efecto del rayo verde que lo pilló en Fukushima, cuando hacia un master para Sushiman ..
    Gracias por el cuento, que espero sea con final feliz. No hace falta lo de comer perdiz pero que no falte pan, ni croisant , como ya dijo , en su día, la reina Francesa aficionada a la guillotina. ;) bs

    ResponderEliminar
  3. Pilar

    Explicar explicar no sé pero oye que yo lo intenté ajajjaja
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Alti

    Lo que me reí con lo de Superman...
    aunque lo súper heroe suelen volar, atravesar paredes, lanzar cohetes con una mano, pero no me conozco ninguno que sepa algo de economía...
    ojalá lo hubiera alguien como Capitan Crisis ajjaja

    Besos

    ResponderEliminar
  5. me gustó el cuento! pero sigo sin pillarlo!
    El caso es que los pobres cerdos pagan el pato...¿o era al tio gilito?
    ves???
    besos

    ResponderEliminar
  6. Ya estoy aquí. ¿Llamabais a un SuperEhore?

    ResponderEliminar
  7. Yo prefiero resumirlo con: Los gobiernos y los bancos son unos hijos de puta. Acabo antes, jijij.

    ResponderEliminar
  8. Jajaja, tú ríete de tu tesis-cuento pero Leopoldo Abadía se hizo rico explicándonos la crisis Ninja a todos.
    Me has recordado hace años que le contaba una versión a mi hija en la que a los 3 cerditos le adjudicaban una promoción en un suelo recién calificado. Uno le adjudicaban la obra aunque se encontraba en baja temeraria pero era amiguete de otro cerdo concejal, el 2º se quedaba la segunda fase con una baja del 50% y así le fue, y el 3º se ajustó al contrato pero como el Proyecto era una mierda hubo que duplicar el presupuesto, el Lobo fue al final a la cárcel y bla, bla,...
    a algunas amiguitas suyas les discutía como era el cuento de "verdad".

    ResponderEliminar
  9. Uma

    Sí que lo has pillado.... los cerditos pagan el pato, al tío Gilito le rescataron

    Besos

    ResponderEliminar
  10. Dani
    Qué tal hija cuánto tiempo

    La verdad es que tengo tendencia en enrollarme, tienes razón tu resumen está perfecto
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Sergio

    Superehore o no tu versión del tiempo es real como la vida misma...
    Si te contará lo de las impugnaciones es para escribir un libro jajja

    La pobre niña, no me la líes tan pronto ya aprenderá jajaja
    Besos

    ResponderEliminar

Pio pio pio

Related Posts with Thumbnails