miércoles, 1 de agosto de 2012

LAS AVENTURAS DE UNA MOSQUITA MUERTA V - HE ENCONTRADO MI PASTOR


Cuando me desperté empapada de sudor canino, me encontraba sola en lo que llamáis “el Piso”. Lenin también se desperezaba y sus ojos parecían decirme “¿estás mejor?”, lo estaba, su contacto me había traído a mi estado más animal que desde luego me era más familiar que mi lado humano.

Maruja había desparecido, se me hizo raro estar sola como humana por primera vez. No sabía lo que se suponía tenía que hacer, joder otra vez con la mala gestión de mi reencarnación, estaba humanamente en blanco. Así que me dediqué a dar vueltas por el piso… pero no cómo lo entendéis vosotros sino en plan mosquito, es decir revoloteando sin sentido aparente. Lenin me miraba e inspirado empezó a hacerlo mismo, solo que él intentaba atrapar a su propio rabo…

Lo bueno de ser animal es que tienes la libertad de elegir dónde quieres estar, bueno a no ser que seas mona en el zoo de Bostón – vale, lo sé, me repito trataré recordar otra anécdota – pero digamos que un animal en su estado más puro siempre tiene la elección de levantar el campo si juzga que la calidad del pasto y/o sustento en general se ha quedado pobre… me di cuenta de que como humana se está mucho más limitado y que encima uno depende en materias de trashumancia de lo que llamáis medios de transporte y yo después de mi reciente experiencia en el Metro no tenía ganas de repetir. Así que estaba empezando a agobiarme muy malamente, de tanto dar vueltas sobre mi misma, me entró un mareo tonto que me obligó a sentarme en el sofá.

Al aposentarme, de una forma un tanto brusca hay que admitirlo, me asusté mucho; una voz sonó por todo el Piso… tímidamente pregunté “quién anda por allí, ¿Marujaaaa eres tú?” pero estaba claro que no era su voz… además se escuchaban claramente varias voces de distintas personas que, además, se estaban peleando….
Así que me escondí entre los cojines del sofá empleando la táctica del animal más tonto de la creación, a saber; el avestruz quien se cree que por esconder la cabeza no le ve nadie… pero es lo único que se le ocurrió a mi cerebro humano de mosquita muerta, patético, lo sé

-          Mentirosaaaaaa, Jesulín jamás te quiso ya es hora que te dejes de cuentos, asúmelo has dado el braguetazo deberías de estarle agradecida en vez de criticarle diariamente
-          Pero qué dices…. José Javier como este señor siga en este plan yo me voy del plató… mamaracho eres un mamaracho, es que no quiero hablar más, por mi hija… y porque soy la princesa del pueblo
-          YOOOO mamaracho y tú quien eres, malnacida…
-          Con mi padres no te metas eh que yo por mi PADRE que en paz descanse MA TO
-          ¿Y entonces no es verdad que te plantaste en ese hotel cerca de Ventas donde se alojaba Jesulín en su última corrida? Y que intentaste colarte en su habitación para hacer un montaje pactado con ese paparazzi tan amigo tuyo… lo digo todo presuntamente eso sí
-          ¡Calumnias todas!, KIKO, cómo se ve que eres amiga de la campanario… que fea está… te voy a meter una denunciaa….que se te va a caer el pelo que no tienes, calvo de mierda

Por fin levanté la cabeza y es cuando me di cuenta que las voces salían de una ventana puesta en un mesa baja… esa cosa me fascinó más si cabe que los semáforos…  saqué la especie de teléfono móvil de debajo de mi culo y empecé a tocar todos sus botones. ¡O milagro! cada vez que le daba a una tecla algo pasaba en la ventana, salían otras personas, que no siempre gritaban, a veces lloraban o les pasaban un montón de desgracias, sí peor que las mías incluso, pude ver unos dibujos humanos que hablaban y cantaban canciones súper chulas, y lo que más me gustó; una tal Hannah Montana  que me encantó tanto que estuve 2 horas viéndola… cuando me enteré de que tenía 16 años en la serie comprendí porqué la gente me miraba raro, iba yo vestida igualita que la cría pero claro con el pecho que yo tengo entendí por fin que la imagen que transmitía podía ser equívoca. Esa revelación me desanimó un poco más, y volví a preguntarme porqué me había reencarnado en esa cosa rosa tan inútil como las alas de las gallinas y llamada Vane… nada cuadraba…

De repente al darle a un botón, apareció una chica guapísima que parecía muy inteligente y hablaba como un sabio de la reencarnación… decía cosas que se ve eran muy importantes, hablaba de la prima de riesgos que por lo visto estaba fatal de los fatales –pobrecita espero que no sea grave y se reponga pronto- de la zona euro donde se entra y se sale – lo cual me extrañó porque yo viajé mucho y estoy segura de que jamás visité tal zona, me pregunté en qué continente caía -  en fin que esa chica era todo lo opuesto a lo que yo era, así que decidí que la iba a copiar el look , como decís en ese lenguaje humano llamado inglés , así por lo menos seguiría siendo tonta de remate pero ya no me iba a pasear por la vida como una adolescente operada de las tetas que quiere que la desvirguen antes de cumplir los 16 y medio. Pero dónde iba a encontrar yo ese tipo de ropa¿?
Decidí esperar a Maruja para preguntárselo… estaba muy excitada porque intuía que esa primera decisión humana que había tomado era el principio de mi integración en el mundo donde por mi desgracia me tocaba vivir.
Pasé el resto de la tarde jugando con Lenin y por lo visto me volví a dormir. Una voz, esa sí la de Maruja, me despertó…
-          Pero por favor, como consigues dormir con la tele tan alta?¿ y tú Lenin ya te vale, desde que esa señorita está en casa ni te levantas para saludarme…
-          Perdona Maruja, es que no sabía cómo apagar la vent-digo tele esa…
-          Nena no te hagas la tonta, con el botón rojo de la derecha, como siempre …
-          Se me olvidó…
-          ainsss Vane, me das miedo, cómo has sobrevivido hasta hoy?¿ es un misterio

Estuve a punto de decirla que Vane de hecho no había sobrevivido, que se cayó y se murió y que a mí me metieron en su cuerpo como castigo por mal mosquito que no pudo evitar picar al rey de España y le provocó una rotura de cadera y un bochorno nacional, pero me callé, claro quién me iba a creer?¿ así que decidí anunciarla la gran noticia para que ella vea que por lo menos iba progresando un poco…
-          Maruja te quiero preguntar algo,
-          Síiii dime el qué
-          Donde puedo encontrar ropa como la de esa chica tan mona que habla mucho pero sólo dice cosas interesantes, bueno creo, porque no entiendo lo que dice pero se ve que ella no dice tonterías…. Habla mucho de una prima enferma que tiene que ser muy famosa porque por su culpa toda España está en ascuas…
-          Jajajajajjajaj Vane eres de lo que no hay… bueno pues supongo será la Ana Pastor…

Pastor se llamaba mi modelo, estaba claro, era la señal, ella me tenía que guiar…. Me encantó me recordó a un pastor escocés que conocí cuando fui oveja en pos eso allí en Escocia… aunque en este caso acabamos mal todas, porque el chico era muy majo y guapetón pero en vez de cuidarnos y encerrarnos de noche, se iba al pub del pueblo y se emborrachaba, así que al final nos desperdigamos por los montes – es que las ovejas muy listas no son -  y acabamos todas en el fondo de un barranco, muertas claro, creo que después fue cuando me reencarné en cebra, no me gustó un pelo y ya sabéis cómo acabé (sí en mona del zoo de Bostón pero no lo quiero repetir una vez más) .

-          Sí como ella, seria pero guapa…
-          Sí sí me parece buena idea… por lo menos no irías por allí como la Barbie, esa muñeca yankee y descerebrada
-          Vale – dije emocionadísima – dónde encuentro eso…
-          Pues en las tiendas….
-          En qué tiendas,
-          Ay no sé pero supongo que en cualquier centro comercial…  mismamente aquí en la Gavia… está al otro lado de la acera, lo ves desde la ventana…
-          Pues voy a ir…
-          Pues claro que sí … dijo ella imitando mi entusiasmo… no te olvides del dinero…
-          Ah claro…. Dije sin saber qué era ni cómo se conseguía, ella notó mi mal disimulado desconcierto
-          Sabes que se paga en euro ¿verdad?
-          Hombreeeee pos claro porque hemos entrado en la zona Euro, lo dijo Ana Pastor….
-          Ya veo que has encontrado tu pastor en esta jungla de asfalto – dijo ella con sorna… y con toda la razón del mundo…

Así que me armé de valor y me fui al centro comercial… antes de salir Maruja me dijo “No te olvides de la tarjeta, hay cajeros en el centro, cuidado con la comisión”, como siempre mi silencio le otorgó la razón y recalcó mi desazón… qué eran todas esas cosas, recé a Ana Pastor para que me indicase el camino…

CONTINUARÁ

Pd estuve unos días en mis tierras bajas de allí mi silencio… pienso redimirme esta semana ;)


5 comentarios:

  1. Nena, menudo peliculón, esto lo coge el Segura y hace que resurja el cine español, que dicho está de paso, no le vendría mal.

    Un besote.

    ResponderEliminar
  2. Quita quita que me lo convierte en Torrente 45 y la pobre mosquita muerta sería la Obregón, no le dejo mis derechos de autor ni de coña, bueno depende del precio ahora que lo pienso, estoy en crisis también
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Jajajaja, yo también pensé en la Obregón. Madre mía, que no te lea, que con lo mala actriz (si se puede decir eso) que es, se carga tu súper historia en dos frases.
    No nos dejes mucho tiempo esperando a ver la que lía la pobre Vane en el centro comercial, porque me sorprendería muuucho que atinara a la primera.

    Qué tal por tu tierra?? Espero que relajante y desestresante.
    Bss

    ResponderEliminar
  4. Me encanta, ya te lo he dicho no? Siento repetirme, es para ver si hay más pronto. Sigue así. Biquiños!

    ResponderEliminar
  5. Vaya con tu historia Cruela, sigue teniéndome atado, pero con gusto.
    Habrá que esperar para el capítulo VI.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Pio pio pio

Related Posts with Thumbnails