viernes, 4 de enero de 2013

NAVIDAD DE INFARTO, PRIMERA PARTE: EL APOCALIPSIS IRLANDES

Ya pasó ya pasó, respirad hondo, Papa Noël se ha largado a un lugar mejor y más soleado... ¡qué suerte tiene!


FELICÍSIMO AÑO PARA TODOS, os digo para empezar; que hay que guardar las formas! cómo están ustedes todos?¿ habéis sobrevivido a las Navidades? ¿ habéis podido aguantar al primo de broma patética, a la suegra de mirada inquisidora, al sobrino de mueca despectiva, a la cuñada de alcohol vehemente y demás madre de lágrima fácil?¿ vuestro cuerpo todavía cabe en ese cinturón tan apretado que nos impone el gobierno?¿ ¿estáis casi agradecidos de volver al trabajo? y no tanto por tener la suerte de conservarlo sino por el hecho de que ya no aguantáis ni una comida ni un familiar más, ¿vuestro cuerpo se convulsiona en arcadas ante cualquier visión de azúcar, nata, salsa y demás polvorones? ¿el sonido de un corcho saltando por los aires os provoca más pánico que un bombardeo en Siria? ¿el olor a cava os asquea cual preñada presa de antojo?¿

¿HABEÍS CONTESTADO QUE SÍ?¿ entonces estáis listos para volver a empezar...
Lo cierto es que yo también estoy lista para volver a la rutina y juro que ansiaba volver a sus brazos....
como loca estaba yo de volver a mi casa después de mi retiro en el seno de mi amante familia, aún esté desordenada por haber dejado a mi hombre en plan Rodríguez sin ataduras del hogar... estaba encantada de preparar la cena de nochevieja a pesar de odiar cocinar por obligación , sí, tan contenta que hasta me abracé al gilipollas del primero que sé me odia por haber autorizado, en mi condición de presidenta de la comunidad, una obra que afecta sus bajantes y provocará que quitarán un máximo de dos baldosas de cerámica de provincia en su baño, sí estaba pletórica y sin estar borracha deseaba una feliz salida y mejor entrada a cualquiera que tenía a mi alcance... parecía una animadora chutada al oxígeno activo de lo acelerada y feliz que me hallaba... y eso sabiendo que soy un grinch es de lo más extraño no me digáis que NO ¿VERDAD?
¿ACASO HA OCURRIDO CONMIGO  EL MILAGRO DE LA NAVIDAD Y ME SIENTO SANTISÍMA Y TODA MI MALA LECHE CONDENSADA SE HA CONVERTIDO EN CABELLO DE ÁNGEL.... QUÉ PUDO PASAR PARA QUE DE REPENTE ME ENCUENTRE TAN AGRADECIDA

NO TEMÁIS NO HE TENIDO NINGUNA EXPERIENCIA RELIGIOSA, LO QUE ME PASÓ ES QUE VOLÉ CON RYANAIR Y SALÍ VIVA DE LA EXPERIENCIA...
pero...
Vamos por partes porque os aviso que mi peregrinación fue digna de tres tomos del Señor de los Anillos, vamos que en vez de la tierra media yo iba a un país bajo pero oye mi experiencia fue rica en tumultos...


Empecemos pues con la ida, es decir el 21 de diciembre día del holocausto Maya. Señora se precia de tener miedo a pocas cosas, mayormente a dos; los aviones y los médicos porque considero que ambos pueden ser portadores de noticias nefastas para mi futuro - por lo contrario no soy supersticiosa y tirando a inconsciente, lo cual explica que a pesar de mi aerofobia he volado ese día de malos augurios y encima por esa compañía irlandesa de autobuses con alas llamada Ryanair... (si cuando os digo que soy un pelín descerebrada)...
Total que a la temprana hora de las 5 de la mañana pude comprobar que los Mayas -quizás por encontrarse más al oeste- o bien no se habían despertado aún o bien andaban ultimando el cataclismo, porque no había ni rastro de apocalipsis por mi calle, ni una miserable plaga en forma de taxistas zombies... na de na...

Relajada y contenta iba yo pues para el aeropuerto y fue cuando entendí que si bien los mayas habían fallado a su promesa de fin de mundo, Barajas era la antesala del infierno gracias a la desorganización de una compañía Low Cost. Eso sí que era apocalíptico... Me encontré rodeada de una plaga de pasajeros cabreados, inmersos en un fila única e interminable que inevitablemente me recordó el suplicio de Sísifo, porque cada vez que doblaba una esquina y pensaba sino alcanzar pero por lo menos visualizar por fin mi mostrador de embarque, me encontraba en la misma fila de siempre junto con otros quienes como yo intentaban - sin éxito - encontrar su camino hacia Santander-Bruselas-Tanger... y vuelta a empezar, vamos una tortura y más cuando sabes que vas contra reloj cual Contador en el Tour, apurada por los minutos que no paraban de pasar a una velocidad de segundos...

Por qué esos Hijos de la Verde Erin no son capaces de crear una fila por destino es una pregunta que quizá provocó que la IRA tomase las armas... ¡un total sinsentido!

Total que cuando por fin consigo obtener mi tarjeta de embarque, mi E y yo nos encontramos que apenas nos quedaban 15 minutos para el despegue y que teníamos que recorrer una maratón aeroportuaria ya que la puerta que nos tocó estaba -calculo yo- a la altura de Burgos... íbamos a la carrera, mi E, gacela de asfalto por delante de mí, refunfuñando por mi tardanza y sin mirar atrás, yo procuraba seguir su ritmo pero, por esas tonterías de la vida y por parecer más mona, alta y delgada ante los ojos de mis padres, me había puesto tacones... otra vez mi subnormalidad al ataque... y lo que tuvo que ocurrir ocurrió....

ME TORCÍ EL TOBILLO, RESBALÉ Y BESÉ EL SUELO... ante la mirada impasible de todos, y lo peor sin que mi propia hija se parase ni a preguntarme qué tal, juraría que debía de estar resoplando por lo bajaní "joder otra vez mi madre haciendo el mongolo"... o algo por el estilo, ¡puro cariño!...
Intentar ser digna cuando estás espatarrada en un aeropuerto y con el contenido del equipaje de mano - entre el cual se encontraban unos Tampax - rodando cuesta abajo NO es tarea fácil...

Yo ya me caía en los muertos de Joyce, U2, Marian Keyes - y eso que la quiero - y demás irlandeses ilustres... casi que hubiese firmado por el apocalipsis de los Andes en ese mismo momento... nada podía ser peor que lo que me estaba pasando en la Terminal Uno de Barajas.... pero de repente escuché una voz que me hizo levantar cual Lázaro.... y no NO FUE JESUS QUIEN A ESA HORA TODAVÍA ESTARÍA DANDO CONTRACCIONES A SU SANTA MADRE, sino una azafata que me urgía a subir a mi vuelo ... sin mirar atrás me fui al avión donde entramos las últimas bajo la mirada asesina de tripulación y demás pasajeros, encima no pude hacer usufructo del único suplemento que pago gustosamente en Ryanair, LA PRIORIDAD DE EMBARQUE que me permite sentarme donde yo quiero...

El resto del vuelo transcurrió tranquilo.... y por hoy os dejo porque el viaje y sus peripecias no acabaron allí y si lo escribo se os dará el carbón de Reyes ya que las uvas pasadas y pasas están....
PERO HE VUELTO Y POR CIERTO FELIZ AÑO Y MEJORES REYES

7 comentarios:

  1. Eso que te ha pasado sólo significa que estas viva!!!
    Si todo fuese sereno y perfecto, ademas de aburrido hoy no tendrías que contar.
    Un abrazo amiga y muy feliz año.
    Luis

    ResponderEliminar
  2. Ayssss que gopetazo!! mira que eres divina porque si a las 5 de la mañana te pones tacones ya es tener ganas!! jejejejeje.
    Cuentanos lo demás que aqui seguimos esperando!!

    Besos!!

    ResponderEliminar
  3. No hay cosa que más me ponga de los nervios que la angustia por si pierdes un avión. Ya nos seguirás contando. Biquiños!

    ResponderEliminar
  4. Te he tenido que leer en tres veces mari fe. Mato por una foto tuya espatarra en el aeropuerto. Espero que llegarais enteras porque salen unas cosas de ryanair....
    Que no te retrasen estos cuatro comentarios ni el plan cuesta de enero y ve pasándote por aquí y cuentas que tal ha ido. Feliz año rubia

    ResponderEliminar
  5. Criatura...menos mal que como escribes es que has vuelto ;)

    ResponderEliminar
  6. Nunca es tarde para felicitar el año, y más si sigues entera... ¡Felices!

    ResponderEliminar
  7. Se agradece tu vuelta y eso es que las autoridades te han dejado volver y en España entrar...una sonrisa que nos das en estas gelidfas mañanas se agradece y mucho...Feliz año nuevo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Pio pio pio

Related Posts with Thumbnails