viernes, 22 de mayo de 2009

UNA PROMESA DE FELICIDAD

Ese día, me levanté un poco antes de las ocho de la mañana, medio zombi, con la sensación de haber dormido dos días seguidos… mi vejiga a punto de estallar… me choqué contra la puerta al correr para no tener que mear en el suelo como un cachorrillo cuando se hace pis de contento, yo no estaba contenta ni descontenta tampoco, estaba como en otra dimensión y me sentía pesada, jodidamente pesada…

El olor a pintura que salía de la habitación verde me provocó arcadas…. Decididamente el váter me llamaba para distintas urgencias… pero las ganas de potar se me fueron a medida que mi vejiga volvía a su tamaño normal… la única que no volvía a su tamaño natural, era yo misma porque no cabía en mi misma ni de gozo ni de nada, lo cierto es que no cabía a secas, en ningún sitio, ni en el coche, ni en la cama. Mi volumen corporal desbordaba más que el Ebro en crecida. Me acerqué al salón que estaba manga por hombros, con todos los muebles en medio para dejar sitio a los jodidos pintores, miré el amarillo de las paredes, sin saber decidir si me gustaba o no, el desorden de la sala y del piso en general me abrumo y me di la vuelta.

Volví arrastrando los pies hasta la cama donde mi C dormía a piernas sueltas, le miré y no pude dejar de pensar que parecía muerto… le di con el pie para comprobar que sólo eran malos pensamientos debidos a un sueño pesado, se movió, me insultó en sueños como siempre hace si le despierto y se dio la vuelta. Me volví a la cama, incapaz de dormir, me puse a darle vueltas a la cabeza, pensé en la peli que habíamos visto por la noche, Fresa y chocolate, no me acordaba de casi nada ¿me habría dormido?... desde luego estaba inmersa en brumas… parecía que mi cerebro estaba como en letargo… me mosquée conmigo misma por no ser capaz ni de pensar… me entraron ganas de hacer pis otra vez… me concentré en aguantarme las ganas, pero ni por esas… parecía que no tenía control sobre mi cuerpo y mente… Cerré los ojos, pero sólo podía pensar en una cosa: pis, pis, pis… creo que me dormí un poco…

Y de repente, fue como si algo más fuerte que mi embotamiento, me diese una sacudida, una descarga eléctrica que me cargó las pilas al 100%. Me desperté, súbitamente llena de energía y con la mente totalmente despejada. ¿a qué día estamos?.... Dios estamos a 22… Hoy me toca parir.

Estaba segura… Desde la primera consulta de mi tocólogo, cuando el médico me pidió la fecha de mi última regla y yo le contesté el 15 de agosto por decir algo ya que no lo tenía claro… Dio la vuelta a su rueda mágica y dijo: fecha prevista del parto 22 de mayo.

En su momento sólo acerté a pensar que no podía ser, que la niña tenía que ser tauro como mi C y yo, pero cuando pasamos el 21 de mayo, pensé, “la jodida ha decido saltarse las normas familiares, será pues géminis del 22” y así fue.

Me fui otra vez al servicio y me senté en el vater a desahogarme otra vez, constaté enseguida que aquello no era una meada, eran unas cataratas. “Ya te vale niña, has roto la bolsa de agua”.

Así que me obligue a recordar las palabras de la matrona, tuve que esforzarme porque las clases de preparación al parto eran tan soporíferas que si bien estaba de cuerpo presente, mi espíritu no lo estuvo nunca… eso sí dijeron que podía ocurrir pero no dijeron que hacer para controlar este chorro.

Ni corta ni perezosa me metí de pie en la bañera… recordé que también había que mirar el color… si transparente todo va bien, cuanto más oscuro más prisa hay que meterse… el mío no era ni una ni otra cosa, con lo cual decidí que mejor me de prisa… primer objetivo del día; lograr despertar a mi C. eso era casi peor que parir…

Desde la bañera le pegué un grito suave… que quedó un hummmm déjame
Lo volví a intentar un tono más alto… la respuesta fue un joooooo que coñazo eres
A la tercera vociferé… levántate cabrón que tu hija está punto de nacer…. Y la respuesta fue un ¿estás de coña?
No si te parece voy a hacer con las elefantas en las cuales me estoy convirtiendo y pienso parir dentro de dos años, cuando habrás salido de la cama….
Apareció como una exhalación, desencajado y sin preguntarme ni si estaba bien me soltó; “voy a la oficina”
¿a quéeeeeeeeeeeee?
A ponerme los zapatos….

Inciso: como somos unos dejados y que practicamos lo de la TDT, a saber todo para el último momento, así que en la semana antes de la fecha estimado del gran evento decidimos cambiar de colores las paredes de nuestro dulce hogar… así que todas nuestras pertenencias estaban repartidas entre el almacén de la oficina y el trastero, el zapatero estaba en la oficina, de allí que mi C haciendo muestra de una sangre fría pasmante quería bajar a por su zapatos, cierro el inciso

- ¿pero digo yo que ayer subiste con algún calzado? No andarás por la vida como un hippie a esas alturas que vas a ser padre dentro de nada….
- Llevaba las sandalias
- Pues mira que bien, ya tienes algo que ponerte…
- No voy a ir al hospital en sandalias… ¿te duele?, ¿tienes contracciones?
- Ni siento ni padezco, sólo estoy perdiendo la paciencia…
- Perfecto, ahora mismo vuelvo….

Y sin más preámbulos se largó, dejándome de pie en la bañera, preguntándome seriamente en si había escogido un padre competente para mi hija. Salí de la bañera, me puse lo primero que encontré y me apañé un pareo de toallas… iba hecha un cromo… cogí el kit de bebé recién nacido y el neceser que había preparado contra todos pronósticos un par de días antes. Tranquilamente y sin importar las pintas que llevaba bajé a la calle a esperar a mi C que llegó con zapatos y coche… llegaron a los pocos minutos encontrándome charlando con la Puri mi vecina del 3º, un anciana y se supone que sabia mujer que me daba ánimos del estilo “ufffff con mi Alberto estuve tres días de parto y casi me dejo las entrañas en el intento”

Ya en el coche, por primera vez puse el CD que me gustaba sin tener que discutir, Cock Robin, Remember the promise you made, y intenté relajarme.
Bueno mentira yo estaba relajadísima, el que no lo estaba para nada era mi C que conducía estilo ambulanciero en los atascos de la 9 de la mañana, desproticando contra las jodidas madres que llevaban a sus retoños al cole y los jodidos niñatos que no saben conducir…!
A medio camino me entró la primera contracción dolorosa… acompañada de otro chorro de líquido amniótico que empapó mis toallas falda.

Llegamos a la clínica después de media hora de insultos a la madre de todos los que tuvieron la mala idea de cruzar con nosotros… recepcionista rubia teñida con cascos
- Hola vengo a parir
- Uyyyyy aquí no es tienes que ir por la entrada de urgencias, por aquí vienen a consulta
- Quéee?¿?¿? no sabía que tenía que haber pedido cita….
- No es eso mujer.. es solo que si todos vienen aquí no les puedo atender además no soy enfermera… pero bueno puedes pasar por aquí e ir directamente a urgencias, el camino es más corto
- Muy amable…. Hijaputa cabrona y descerebrada….

Mostrador de urgencias… enfermera con pinta de acabar su guardia y pocas ganas de liarse
- hola que vengo a parir
- ¿segura, no será una falsa alerta, ¿eres primeriza verdad?
- No … es que llevo toallas en vez de faldas… siempre me ha gustado ser diferente, pos claro que seguro he roto aguas ¡!!!!!!
- Ah bueno entonces sí, pasa por el box que te revisamos….

Mi C convertido en un inútil perrito faldero me seguía a todas partes con cara de angustiado… estuve en tris de decirle que se vaya a la oficina y deje de ser un estorbo coñazo…
De repente recordé una cosa primordial… LA EPIDURAL… de prisa antes de que la matrona no haga nada incompatible con ese real progreso para la humanidad…

- Por cierto quiero la epidural
- Upssss pues va a ser que no
- QUEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE será una bromas ¿di que si?
- Pues no chica, has dilatado ya 7 cm así que tarde, lo siento
- Debe de haber un error, yo no he tenido contracciones hasta ahora, es usted la de práticas..
- Pues chica da gracias a dios, si no las has notado hasta ahora… montones de mujeres pagarían por tener esta suerte… has dilatado 7 cm sin notarlo… un chica con suerte, que sepas que llevo 11 años trabajando
- Vaya (dije dudando mucho de mi suerte y calculando que me quedaban como mínimo una mañana de sufrimiento sin anestesia…había hecho una estadística entre mis amigas y conocidos y la que menos había tarde en parir fue Paloma que lo hizo en el récord de 4 horas y media, pero no era primeriza como yo, con lo cual entre los 36 horas de Chusa, los 7 de Pepa y las 4,30 de Paloma, hice la media y comprobé que en el mejor de los casos serían unas 5 horas (quite a Chusa del cálculo porque perjudicaba mucho la media a mi favor)
- Ahora vete a recepción y que te den una habitación… ¿puedes andar? (me dio un papelito con datos apuntados)
- Perfectamente…
- Pos nos vemos cuando estés en ella….

Volvía a la rubia teñida con mi papelito….
- Bien, tu habitación es la 13, este pasillo, tercer puerta a la izquierda

Mi C que hasta la fecha había parecido una planta de interior sin riego por fin abrió la boca para hacer como que tenía el control
- ¿la 13? Pero si da mala suerte
- Cariño
- Sí amor
- Mejor te calles y vuelvas a tu coma vegetativo….

Una vez en la habitación y firmados los formularios, me tumbaron en la cama y me pusieron un goteo para acelerar el parto porque el líquido estaba un pelín manchado… (para lo no iniciados, es señal de sufrimiento fetal)… apareció el tocólogo para saludarme y acabar de romper la bolsa, salió un chorro a presión, cuánto líquido cabía en mi por dios….

Las dos horas siguientes fueron un no parar de contracciones que me dejaban dobladas, por fin encontré una utilidad a mi C, claverle las uñas cada vez que me venía una… cuando ya no me quedaban fuerzas ni paciencia para respirar como un perro o mejor dicho una perrra, le mandé a por la comadrona para que le exija que me ponga la epidural y sino la rajaría con cualquier instrumento quirúrgico puntiagudo a mi alcance…. Eran las once y según mis cálculos me quedaban 3 horas, no lo aguantaría…
Mi C volvió con la matrona que me anunció

- Ufff si esto ya está, ahora mismo te bajamos al paritorio… y tú vete por las escaleras y espera a que te llamemos dijo a mi C en estado de shock… obedeció sin rechistar, creo que si la matrona le hubiese dicho vete a sodomizar a la primera parturienta que te encuentras por allí, hubiese acatado sin rechistar como un soldado raso...

Me llevaron en camilla, y una vez en el paritorio llamaron a mi tocólogo que por cierto era un cachondo, y estaba ocupado en otro box con una compañera de fatigas mía… entre corriendo, echó un vistazo y me dijo
- Todo está perfecto, te doy tres empujones porque la de al lado se está poniendo nerviosa y le voy a tener que hacer una cesárea… ala empuja… respira como te enseñaron en las clases… ¿dónde esta el padre?
- Fuera esperando
- Pues que pase ya coño a qué esperáis

Y me puse a ello y el gran Jorge Chamali, mi tocólogo, acertó una vez más, el 22 de mayo como predijo, a las 11h32, después del tercer empujón, nació mi E, Elisa como la canción de Gainsbourg….
3 kg, 49 cm de vida por empezar… Mi C a quien habían confundido con el padre de la de la cesárea, entró a tiempo para verla salir, cogerla en brazos y ponerse a llorar…

Yo no lloraba, porque no soy de emocionarme, llamadme mala madre si queréis, mi segundo objetivo del día estaba alcanzado… y estaba perfecto… supe enseguida que le estaba…
Cuando mi C dejó de sollozar me la dejó en brazos, mi niña tenía el pelo negro, un botón como naríz… y unos ojos negros que me miraban a la vez asombrados yconfiados, con la mirada la dije que no se preocupe por nada, le hice la promes de que yo me encargaría de que todo le vaya siempre lo mejor posible… nos devolvieron a la habitación, los tres sencillamente felices…

Hoy trece años después la niña se ha vuelto castaña con ojos verdes aceituna, mide más de 1,50 pesa 43 kg y cuando de vez en cuando su mirada confiada vuelve a cruzarse con la mía… a los 13 tiene muchas más cosas que mirar… y por mucho que me desquiece, me agote, me enerve, seguiré cumpliendo mi promesa... y me alegro poder seguir diciendo que los tres seguimos siendo sencillamente felices…

36 comentarios:

  1. Ay, Cru! jjajajaja me he reido y he llorado al mismo tiempo, de risa y de emoción. Me acuerdo yo de cuando nació mi C también.
    Genial, besos.

    ResponderEliminar
  2. y lo poco que agradecen las horas de parto... las mias fueron 12, y sin epidural -no por voluntad propia-, pero claro... hay que quererles!
    Felicidades!!!

    ResponderEliminar
  3. Con tanto líquido que salió de tí, le voy a brindar a Dante un insulto...Eras una elefanta acuática!!
    Si todo era agua, Cruela!!!! bueno, y 3 kgs de niña.

    La verdad es que tu E. ha sido una de las mejores cosas que has hecho (y sigues haciendo) en tu vida.

    Felicítala de parte de la tita Elly! que tengo muchas ganas de verla y darle dos achuchones porque es pa comérsela!.

    Un besazo Cruela de Val!
    Elly

    ResponderEliminar
  4. Felicidades para Elisa. No escribo mas porque aun me estoy secando las lagrimas joía.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Ay! porqué tenemos que hacerlo todo nosatras, a mi me ha pasado que tengo que tranquilizar a mi marido y después a mi madre y luego parir ¡manda narices!

    Felicidades para ti ( porque en el cumple de los niños somos nosotras las mas felices) y para Elisa.

    Un beso que me voy.

    ResponderEliminar
  6. Me ha encantado!
    Felicidades a los tres!

    ResponderEliminar
  7. Que bien contado, me estaba meando de la risa que me entraba con la aventura...un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. definitivamente cruela, no voy a tener hijos jajajaja madre mía, solo con pensar en el dolor que debe producir se me encoje TODO (te lo juro que siempre que hablan del tema y yo estoy delante se me encoje el orificio por donde entra y sale vida jajaja), dicen los médicos que los hombres serian incapaces se aguantar un solo parto, que se moririan del dolor, así que imagínate las ganas que tengo de tener hijos y más aún sabiendo que puedo tener gemelos aaahhh!!!! jajaja
    por cierto, mi madre dice que yo tardé unas 2 horas en salir, que cuando llegó al hospital estaba 9cm dilatada, así que imagínate, y le pasó como a ti, que pensó que se había hecho pis y tuvo que llamar a mi abuela para asegurarse xD
    besitos para ti y tu niña! (los 13... qué recuerdos)

    ResponderEliminar
  9. mira que eres única... me he reido un montón con tu post, y eso que un parto no tiene ni pizca de gracia...

    ResponderEliminar
  10. Hola Jopeana
    el caso es que te has reído
    con ello me quedo
    besos

    ResponderEliminar
  11. Y al final les quieres ..... pero
    12 horas de parto y no mataste al cuerpo medico enterito al salir de allí
    qué valiente
    Besos

    ResponderEliminar
  12. ellyllon

    has la cuenta 11 kg de embarazo, 3 de niñas y algo de placento pues ya ves... haz el cálculo jajajjaja

    be water my friend
    nunca mejor dicho
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Calla, calla, que salgo de cuentas en ocho días, y llevo ya tres centímetros dilatados des de hace 15 días.

    "Haz reposo" me dijo el médico, que esto se va a adelantar... ?¿?¿?¿?
    ADELANTAR?!!!!!??!!!

    Si hoy no me sacan a este niño, me pongo a hacer footing y ya vendrá a buscarme una ambulancia.

    ResponderEliminar
  14. Betty

    Pero hija estás más emocionada que yo en el momento del parto ajajjajaj es que soy así de bruto
    Bueno dicen que sarna con gusto no pica y añado llorar de emoción es bueno para la salud
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Eva

    Tienes toda la razón; el cumple de tu hijo es tu cumple tan bien
    yo a mi madre y suegra les dije: cuando he parido os aviso... antes no os quiero ni ver....
    con un inútil y dos histéricas no hubiese podido, eran peor que 10 horas de parto
    Besos

    ResponderEliminar
  16. Estha

    Pues muchísimas gracias
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Prometeo

    Me encanta que te ríes de eso tan bien
    Besooos

    ResponderEliminar
  18. Prosapia

    Nooooo duele es cierto pero una vez fuero no te duele ya nnnnnaaaadaaaaa te lo prometo y es verdad que algunas tenemos suerte, mi madre y tía quien tuvo 6 hijos, parieron como yo
    me dijeron que si hubiese tenido un segundo se me hubiese caído en el camino
    Besos

    ResponderEliminar
  19. Menina

    ya lo había pensado que estabas casi fuera de cuentas.... qué tal un poco de equitación dicen que es mano de santa para provocar partos ajajja
    tú tranquila que salir saldrá ya me avisas cuando
    un besoooos

    ResponderEliminar
  20. Yo os admiro a todas las que habéis parido una criatura, qué dolor, por favor!!!

    Aunque ver la carita al bebé debe de compensar porque mi hermana, después de pasarse un día entero dilantando y dar a luz sin epidural luego decía que no había sido para tanto....anda que no!!!Ni pizca de ganas tengo de probar....

    Felicidades con retraso para tu niña y ánimo a vosotros con su adolescencia, jajajaja.

    Besossssss

    ResponderEliminar
  21. Por cierto, que sepa Dante, que me he pasado por su casa pero que no consigo comentar!!!!! No sé qué problema hay......

    ResponderEliminar
  22. Me ha encantado leer esto Cru.

    Felicidades a los 3.

    Muack

    ResponderEliminar
  23. Me uno a las felicitaciones, Cru, mondié, 13 años...

    Yo paso, como Perla, que para sufrir ya estais las demás, yo os miro y admiro, y ya disfruto del resto por vosotras.

    ResponderEliminar
  24. aunque

    gracias por el cumplido y por haber vuelto por mi casa
    Besos

    ResponderEliminar
  25. Perla

    Qué tal ande te habías metido....
    bueno es cierto que una vez fuera todo parece fácil y de repente no te duele nada...
    la adolescencia ugfffffff sí que es peor que 3 partos sin epidural

    ajajaj

    PD se lo diré a Dante fijo que me acusa, será mi culpa
    Besos

    ResponderEliminar
  26. Myss

    Me encanta que te haya encantado
    besooooos

    ResponderEliminar
  27. Mel

    Tu posición es muy sensata y la comparto cuando me decían y por qué no os anmáis con otro tenía ganas de matanza en tejas o donde sea

    besooooos

    ResponderEliminar
  28. Hola!
    Hace tiempo que sigo tu blog, pero todavía no había comentado nunca...

    ¡Muchas felicidades para tu hija y para ti también! Que las madres también os merecéis felicitación el día de los cumples de los hijos.

    Ya iré pasando por aquí.

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  29. Como me ha gustado este post para festejar el cumple de tu E.
    Cada parto es un mundo pero al final todas salimos gloriosas con nuestros bebes.
    Espero que tu E cumpla muchos más y que su madre siga a su lado apoyandola tanto como hasta ahora.
    Un besazo enorme a las dos.

    ResponderEliminar
  30. Pues yo que si soy de emocionarme, he llorado con tu historia, eso si, despues de haberme estado riendo un buen rato! Felicidades a E

    ResponderEliminar
  31. Muchas felicidades a las dos ! que emocionante ha sido leerte y es que tienes un arte especial en contar las cosas, me he sentido identificada plenamente, yo también he pasado por este trángulo dos veces, eso si, con epidural ... ja,ja ...

    Besos,
    Bet

    ResponderEliminar
  32. Hola Ana

    Gracias por leerme y manifestarte, veo que también tienes un blog pasaré a visitarte
    Besos

    ResponderEliminar
  33. Nais

    Pues eso pienso hacer hasta que me deje jajaja porque sabes que llegará el momento en el cual yo y mis consejos serán un coñazo jajja

    Pero volverá
    Besos

    ResponderEliminar
  34. Emmi

    Eres como un premio, emi jajaja gracias por comentar y emocionarte... un beso muy fuerte y vuelve pronto

    Besos

    ResponderEliminar
  35. Bet

    Cuánto tiempo... qué bien que hayas vuelto... eso de la epidural es un logro y menos mal que para los dos te la pusieron jajaja que a mi nada como diría dante parí como la vaca que era .. a pelo
    Besos

    ResponderEliminar
  36. Lo leí y no tuve tiempo de comentarte como se debe.EL POST!!, emociona y como....lo mejor para ella y para vos.UN beso

    ResponderEliminar

Pio pio pio

Related Posts with Thumbnails